#ApuntesEconómicos Los costos políticos de las finanzas públicas sanas

Por Edgar Sandoval Pérez

@EdgarSandovalP

De forma teórica hay dos maneras de ver a la economía: positiva y normativa, pero ¿en dónde radica la diferencia? y ¿por qué es tan importante su análisis y su aplicación?

Básicamente la diferencia radica en que la economía positiva explica las cosas como son y en la normativa, como deberían ser. Por lo tanto, lo que se interpone entre una y la otra es la realidad, las circunstancias, pero, sobre todo, las decisiones.

El vivo ejemplo de esto es el manejo de las finanzas públicas, donde de entrada tenemos la primera disyuntiva, sobre ¿cómo optimizar los recursos? Si mediante los ingresos o mediante el gasto. Por un lado, el optimizar desde los ingresos significaría el aumento de cobros por parte del gobierno a los ciudadanos (lo cual a nadie le gusta) y por otro lado, está la optimización de los recursos mediante el gasto, que básicamente significa tratar de gastar lo menos posible y lo que sobra, utilizarlo para obra pública. Aquí se presenta la primera disyuntiva, desde qué frente optimizar los recursos, con una medida altamente efectiva, pero nada popular, o mediante una medida que no genere descontento social pero que no es tan óptima como la primera.

Pensemos de forma específica en el sistema de pensiones, el cual ha tenido una gran cantidad de reformas que están orientadas en el funcionamiento correctivo y formativo.  Como antecedente, el sistema de pensiones solía funcionar de manera eficiente hace casi 30 años, sin embargo, el no contemplar ciertos indicadores, como el aumento en la esperanza de vida de las personas, las sobreprestaciones, el aumento final de categorización de los trabajadores para que al jubilarse salieran con un monto mas alto, etcétera, fueron factores que provocaron que el día de hoy el SAR esté en agonía, y sobreviva mediante los subsidios del gobierno. Tan solo para el pago de cada pensionado hace falta la aportación de 12 trabajadores en activo, y la realidad es que hoy en día tenemos sólo 3 por cada pensionado, lo cual significa 9 trabajadores que deberían aportar para el correcto funcionamiento de las pensiones.

Ahora, en este punto el gobierno se enfrenta ante su segunda disyuntiva, subsidiar la diferencia o aumentar la masa laboral.  La decisión más empática sería mediante el aumento de la masa laboral, ya que daría trabajo y solventaría las aportaciones para cada pensionado, sin embargo, esta decisión no es nada benéfica para las finanzas publicas del Estado, ya que además de comprometer más el ingreso (lo que representaría una caída en tu calificación crediticia, y esto a su vez en el encarecimiento de las líneas de créditos), la Ley de Disciplina Fiscal no te permite aumentar en mas de 2% tu nómina, con lo cual imposibilitaría esta acción. En esta parte el gobierno actúa en pro del bien colectivo subsidiando el déficit en el sistema de pensiones, dejando a un lado la medida social que sería contratar más personas.

Por otro lado, en un caso inverso, donde el gobierno opta por la decisión que genera mas empatía, o en el mejor de los casos, no modifica algún aspecto que afecta de sobremanera a las finanzas públicas. Enfocadas en este sentido tenemos por ejemplo las sobrecompensaciones que se otorgaban a ciertos sectores, es decir, por un lado el gobierno federal otorgaba ciertos beneficios a un sector, y por otro lado el Gobierno del Estado le otorgaba más prestaciones o se las aumentaba, lo cual disminuyó de forma exponencial los recursos públicos, y ahora disminuirles esas prestaciones sería un conflicto con ese sector, por lo cual se opta por seguirlo subsidiando aunque no sea lo óptimo.

La economía y sobre todo el manejo de los recursos públicos, siempre representa un reto de amplio espectro, porque no se puede conseguir un óptimo mediante deuda, sin embargo, sí se puede potencializar las circunstancias mediante acciones de bienestar colectivo, aunque estas no sean las decisiones más populares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.