Egresada UV recibirá Medalla “María Teresa de Medina”

Minerva Chores ha trabajado para mejorar la calidad de vida de las mujeres y familias campesinas de Chiltoyac
  • Se trata de Minerva Chores, de la Facultad de Sociología, y una de las fundadoras del Centro Comunitario de Tradiciones, Oficios y Saberes de Chiltoyac

Karina de la Paz Reyes Díaz 

El próximo 8 de marzo, en el marco del Día Internacional de la Mujer, Ayuntamiento de Xalapa otorgará la Medalla Insurgente María Teresa de Medina y Miranda a Minerva Chores Sánchez, egresada de la Facultad de Sociología de la Universidad Veracruzana (UV) y cofundadora del Centro Comunitario de Tradiciones, Oficios y Saberes de Chiltoyac (Cecomu). 

El Ayuntamiento de Xalapa le dará tal honor “por visibilizar y realizar un trabajo destacado en favor de las mujeres en la congregación Chiltoyac”. 

En octubre pasado, Universo. Sistema de noticias de la UV dio cuenta de ello, al informar sobre la vinculación que Chores Sánchez mantiene con el Centro de EcoAlfabetización y Diálogo de Saberes (EcoDiálogo) y el trabajo a favor del consumo de productos bio–regionales durante la pandemia de Covid-19. 

“Minerva Chores Sánchez, aun casada y siendo mamá, nunca perdió la esperanza de estudiar y lo logró. No sólo cursó la preparatoria en el sistema abierto, también la Licenciatura en Sociología en la UV y su tesis fue un proyecto de intervención social en su localidad Chiltoyac, que hoy más que nunca, en tiempos de pandemia, rinde frutos.” 

Minerva ha coadyuvado a la lucha por mejorar la calidad de vida de las mujeres y familias campesinas de Chiltoyac y de otras localidades rurales aledañas. 

“Es digno de destacar su voluntad y ahínco de superación, acompañados de una lucha cotidiana y tenaz, por su autonomía y su autovaloración como mujer. Todo ello la ha convertido en un ejemplo para otras mujeres de su comunidad que han emprendido, como ella, acciones para romper de múltiples maneras sutiles con los esquemas y roles convencionales que la sociedad les impone”, dice la misiva. 

Ésta fue presentada al Instituto Municipal de las Mujeres de Xalapa por: los miembros del propio Cecomu; las integrantes de la Cooperativa de Mujeres Productoras del Cecomu; el Comité de la Danza; Bunko Papalote, A.C, y Anima Mundi, A.C.; Semillero Creativo de Alfarería y Lengua Totonaca en Chiltoyac; el Consejo Interamericano sobre Espiritualidad Indígena, A.C.; y un grupo académico, por parte de EcoDiálogo, conformado por Isabel Castillo Cervantes, Cristina Núñez Madrazo, Elisa Rivera Lara, Zulma V. Amador Rodríguez y José Alejandro Sánchez Vigil. 

La carta también detalla las iniciativas en las que Minerva ha jugado un papel de liderazgo: en 2012 fundó, junto con un grupo de profesoras de la UV, el Cecomu, espacio comunitario que, con el paso de los años, se ha desarrollado como una plataforma de formación para el florecimiento de una conciencia socio-ambiental de defensa de la vida. 

El impulso para la construcción de estufas ahorradoras de leña en más de 90 hogares de Chiltoyac, iniciativa que se vio acompañada con una filosofía para fomentar el bien común y que ayudó directamente a mejorar la salud de las mujeres y la economía familiar. 

Asimismo, contribuyó de manera determinante en la defensa y revaloración del patrimonio cultural de su comunidad, al impulsar, junto con un grupo de antiguos danzantes, la revitalización de la tradición de la danza del lugar.  

Ha promovido el florecimiento de la tradición ancestral de la alfarería en Chiltoyac, lo que a su vez ha significado una alternativa para que las mujeres de la comunidad retomen este oficio como un medio para la subsistencia familiar. 

Es vista como el pilar que ha sostenido los procesos agroecológicos emprendidos en la parcela comunitaria del Cecomu, encaminados a promover la conciencia socio-ambiental con perspectiva de género: jornadas de reforestación, siembra de milpa, instalación de un huerto de herbolaria y de hortalizas, implementación de un temazcal para el cuidado de la salud de las mujeres y bio-construcción. 

Ha promovido el uso de la herbolaria y la medicina tradicional para la conciencia y el cuidado de la salud de las mujeres y la familia, organizando talleres para la divulgación de saberes tradicionales (herbolaria, alfarería, cocina regional) en las escuelas y en los barrios más desfavorecidos de su localidad. 

Impulsó la formación de la Cooperativa de Mujeres Productoras, la primera en su tipo para la región, pues promueven relaciones de solidaridad y cohesión social, para compartir saberes y experiencias por medio de la cocina y la herbolaria; al tiempo que representa una alternativa de ingresos económicos para quienes participan y ha fortalecido las redes de economía social en el municipio de Xalapa. 

Cabe decir que ésta fue, precisamente, producto de su paso por la Facultad de Sociología, pues en 2019 se tituló con el proyecto de intervención social “Sabores de la cocina: la experiencia de la formación de la Cooperativa de Mujeres Productoras del Centro Comunitario de Tradiciones, Oficios y Saberes de Chiltoyac, Veracruz”. 

Aquella época como universitaria, madre de familia y gestora del Cecomu la resumió en una frase: “Me hice pedacitos”, pero sus objetivos paulatinamente van cobrando sentido. 

Además, Minerva ha emprendido iniciativas orientadas a generar un desarrollo integral de los niños y jóvenes en Chiltoyac, a través de la creación del espacio e implementación del programa “Leer para transformar”, en colaboración con Bunko Papalote, A.C., en el Cecomu, y del Programa Semilleros Creativos de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México: “Semillero Creativo de Alfarería y Lengua Totonaca en Chiltoyac”. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.