Alista la 4T una “Guardia Financiera”; titular de la SSPC dice que no ve a partidos buscando “candidatos mafiosos”

Tras afirmar que, a diferencia de sus antecesores, “definitivamente no tengo que ver con mafias, no tengo que ver con delincuentes ni con complicidades, ni mucho menos tengo una historia de corrupción”, remarcando que “el mensaje es claro: no soy (Genaro) García Luna”, la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez –primera mujer que encabeza esta importante dependencia federal–  anunció que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) “está capacitando, profesionalizando a miembros de la Guardia Nacional para construir una guardia financiera.

Según puntualizó, este órgano de la Secretaría de Hacienda que investiga los delitos de cuello blanco se apoyará también en la Guardia Nacional.

“No se trata de atacar sólo a las mafias que cometen delitos todos los días, las mafias que todo el mundo conoce, sino también a los mafiosos de cuello blanco, combatimos los dos lados”, declaró la titular de la SSPC al reportero Miguel Ángel Velázquez, del diario LA JORNADA, en una entrevista exclusiva concedida en su domicilio particular al diario capitalino.

“Son investigadores que dependen de la Guardia Nacional y son capacitados por la UIF. ¿Cómo van a hacer para dar con los objetivos? –se pregunta a sí misma y se autoresponde–, pues síguele la pista al dinero. Para decirlo en pocas palabras, para dar con los delincuentes, los que roban, los del huachicol, los que roban mercancía en las carreteras a las empresas; hay que seguir el dinero, porque hasta ahora, nadie sigue a esos delincuentes, pero hay que hacerlo, y entonces la Guardia Nacional va a cumplir con esa demanda que tiene la población sobre ese aspecto de la seguridad”.

Sobre los recientes crímenes de políticos, el reportero le pregunta si la estrategia de protección para los candidatos que anunció la semana anterior consiste en ponerles “guaruras” a todos los aspirantes a un cargo de elección popular, ¿o de qué se trata?.

Rodríguez Velázquez dio la siguiente respuesta: “Nos reunimos con algunos gobernadores y nos plantearon su problemática. Nos hablaron de zonas, no de todo el Estado, sino de áreas donde es difícil la vida cotidiana, porque hay malandrines que amenazan y quieren intervenir en la decisión de quién va a ser presidente municipal, por ejemplo.

“Frente a eso el gobierno de México no se puede quedar con los brazos cruzados, no puede decir: ‘no pasa nada’. El primer paso es reconocer el problema y salir y dar la cara, a decir que hay un asunto de violencia política, para crear un planteamiento general y enfrentarnos al problema. Hay reuniones, mesas de trabajo, se analiza lo que necesita cada candidato amenazado por el partido del crimen. No hay receta frente a la conflictiva porque las condiciones, por ejemplo, de cada municipio son diferentes, y requieren soluciones diferentes. Los niveles de riesgo son también diferentes, por eso los abordamos de manera particular.”

–¿Cómo logran saber si el candidato es otro delincuente impuesto, por decirlo de alguna manera, por un cártel?, le insiste el periodista de LA JORNADA.

–Con la colaboración de la comunidad, de las autoridades locales y también de los gobernadores. El diagnóstico no se puede hacer desde la Federación; no, se necesita ir allá, hablar con la gente.

–¿Han detectado candidatos de los malos?

–Hay investigaciones que no nos corresponden totalmente. Algunos están siendo investigados por las fiscalías de los estados.

–¿Y qué hay de los partidos políticos, que con tal de ganar postulan rufianes?

–En algunos casos los propios partidos nos dicen que tienen un candidato amenazado y algunos otros nos han pedido investigar sobre las finanzas de alguno que pretende ser candidato. No veo a los partidos buscando candidatos mafiosos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.