Marcha feminista con roces policiacos

Agencia SPI Veracruz

Docenas de mujeres salieron a las calles a demandar un alto a la violencia en su contra y exigir derechos, ello en medio de constantes roces con la Policía Estatal.

La marcha de mujeres en Xalapa estuvo marcada por los empujones entre las participantes y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que intentaron cercar el contingente.

Desde el inicio de la marcha en el Teatro del Estado los elementos policíacos intentaron encapsular al contingente en el que participaron jóvenes así como integrantes de colectivos de familiares de personas desaparecidas.

Las mujeres iniciaron esta marcha con el pase de lista de mujeres que han sido víctimas de feminicidio en el estado de Veracruz, que actualmente se ubica en el segundo lugar a nivel nacional por su número de casos.

Por momentos la marcha vivió momentos tensos a pesar de la presencia de representantes de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y del Instituto Municipal de las Mujeres (IMM), pues frente al Monumento a la Madre uno de los acompañantes de los colectivos fue increpado por los policías que lo intentaron detentar.

En el recorrido las autonombradas “morras organizadas” nuevamente vandalizaron monumentos, negocios e instalaciones de oficinas gubernamentales y electorales, a pesar de que algunos sitios intentaron resguardar sus espacios.

Incluso, durante la marcha hubo integrantes de colectivos que se manifestaron en contra de estos actos y les pidieron no realizarlos porque “manchan” su exigencia de justicia; sin embargo, la respuesta de algunas de las presentes fue que “tienen derecho” de hacerlo.
Como en otras ocasiones, solo mujeres de los medios de comunicación pudieron acudir a cubrir la marcha porque los hombres fueron “vetados” de esta actividad; uno de los que no acató la petición fue enfrentado por las mujeres que lo obligaron a retirarse.

Cerca del viaducto del parque Juárez las mujeres tuvieron hacer un alto ante el bloqueo que mantenían elementos policiacos y pidieron tomarse de los brazos para ingresar al viaducto en donde generalmente se realizan pintas y quemas; sin embargo, sí se les permitió el ingreso.

En pleno centro, atacaron las oficinas centrales de la SSP, mientras que granaderos intentaron defender edificios públicos en medio de gas pimienta y empujones.

Y es que el centro de Xalapa registró la presencia de más de un centenar de policías antimotines armados con escudos que en todo momento intentaron evitar las pintas del grupo más radical.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.