#ApuntesEconómicos Efectos de la inflación, 1 millón de bolívares igual a poco mas de 11 pesos mexicanos

Por Edgar Sandoval Pérez

@EdgarSandovalP

Decía Milton Friedman que “la inflación es un impuesto sin legislación”.

Actualmente en México tenemos una inflación de 3.54%, lo que repercute directamente en el nivel de precios, pero ¿qué significa esta relación y cómo se ve reflejada en nuestro día a día?

Básicamente empecemos definiendo inflación como un alza generalizada en los precios, y definamos el nivel precios como “el que tan caro son las cosas”, por lo cual es una relación directamente proporcional. De esta forma la problemática viene cuando al subir los precios no sube en la misma proporción tus ingresos, y es que la velocidad de cambio ante el aumento del precio de los bienes y servicios no es proporcional a la velocidad con que se aumenta el salario, además de todas las implicaciones en los insumos que se necesitan para la producción.

Contener la inflación no es tarea fácil. En México hemos pasado por inflaciones históricas, sobre todo en la década de los 80, donde llegamos a tener inflaciones de mas de 150% al año, de acuerdo con cifras del Banco de México.

Con lo cual, al aumentar los precios, nuestro dinero cada vez vale menos, depreciándose así nuestra moneda, teniendo esto implicaciones en diversos temas, como el ahorro (es decir el dinero que tienes ahorrado valdrá una fracción menos de cuando lo ingresaste), la inversión (será mas caro llevar a cabo algún proyecto), y el manejo de divisas (te saldrá mas caro comprar dólares, con lo cual, al importar mercancía, pagarás más por lo mismo).

Una de las afectaciones de que el dinero valga menos, es que se vuelve necesario que el banco central emita nuevas denominaciones de mayor nivel, es decir sacan billetes en teoría con mayor poder adquisitivo, pero que en términos reales alcanza para menos cosas, tal es el ejemplo de este lunes en Venezuela, donde con una inflación estimada de 55% (desde 2015 el gobierno venezolano dejo de publicar los resultados de esta medición), emitió tres nuevos billetes con denominaciones de 200 mil, 500 mil y un millón de bolívares, que en términos reales, su poder adquisitivo es muy precario, tan solo el un millón de bolívares equivale a poco mas de 11 pesos, el precio promedio de un kilo de tortillas. Aunado a esto el imprimir billetes con denominaciones más grandes generará un impuesto inflacionario, por lo cual se convierte en un espiral que va absorbiendo el poder adquisitivo.

Solucionar los índices elevados de inflación en teoría no es lo mas complicado, lo que es sumamente complicado es implementar las políticas necesarias para disminuirlo, sobre todo el costo político y descontento social generalizado, como fue el caso de las implementaciones de Paul Volcker, quien fue director de la reserva federal, y para disminuir la inflación se valió de fuertes ajustes en política económica, por parte de la política monetaria, subió las tasas de interés, contrajo la masa monetaria, con lo cual había menos dinero en circulación y era mas caro, apreciando así la moneda, y por parte de la política fiscal, contrajo la inversión pública, redujo el gasto y aumento impuestos, traduciéndose en caída del empleo y menos dinero disponible. Si bien estas medidas fueron altamente exitosas en su fin, el costo político fue tal, que le costó la reelección a Jimmy Carter.

Si bien actualmente nuestro nivel de inflación ha ido incrementándose, sigue estando en un nivel altamente controlado, donde afortunadamente no llega al umbral del 5%, estando equilibrado con la tasa natural de desempleo, lo que significa que al menos en teoría, aun alcanzará el ingreso promedio del mexicano, para satisfacer las necesidades de la canasta básica.

Sin embargo, citando a Keynes, “la inflación es injusta, la deflación inconveniente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.