Asesinato de madre e hija en Cosoleacaque se va a aclarar; no hay influyentismo que valga: AMLO

  • Exige líder estatal del PRI, Marlon Ramírez, “que la investigación lleve a sentencias judiciales y no a una falsa expectativa”.

Ciudad de México.- Al señalar que está hablando de manera permanente con los gobernadores de los estados para que atiendan los casos de feminicidios y la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero hace lo propio con las fiscalías estatales, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el asesinato de Gladys Merlín y su hija Carla Enríquez, de Cosoleacaque, se va a aclarar.

“Tenemos casos de mujeres asesinadas. En Cosoleacaque, Veracruz, asesinaron a la madre y a la hija en una residencia, ellas se dedicaban a la actividad económica, pero también a la política; y ya estamos en la investigación y se va a aclarar, es más, ya hay detenidos. Y no hay influyentismo que valga”, aseveró.

Al respecto y a través de su cuenta de Twitter, el líder estatal del PRI, Marlon Ramírez Marín, escribió: “Con respecto a lo informado por el presidente @lopezobrador_ sobre el posible esclarecimiento del asesinato de nuestras compañeras #Carla y #Gladys, el @PRIVeracruz_ se mantiene en la exigencia de que la investigación lleve a sentencias judiciales y no a una falsa expectativa”.

Durante la mañanera, el presidente López Obrador respondió así al cuestionamiento sobre la exigencia a gobernadores para atender los casos de feminicidios en el país. “¿Será que pueda hacer un llamado desde su voz -que es tan importante, que es tan fuerte, que tanta gente escucha y hace caso- para las fiscalías de todos los estados, para que atiendan, caramba, con la mínima decencia y celeridad tantos casos de feminicidios que quedan pendientes?”, dijo una comunicadora.

“Lo estamos haciendo constantemente, se está hablando con los gobernadores, hay una relación precisamente de la licenciada Sánchez Cordero con fiscales estatales”, contestó López Obrador.

“Se ha ido avanzando mucho en que, si fallece o pierde la vida o es asesinada una mujer, no sea un homicidio más, sino se le pueda clasificar como feminicidio, si lo es. Antes no había eso, ahora se hace una investigación”.

“Se tiene un proceso de formación de ministerios públicos, en las fiscalías, participan más mujeres cuando se trata de crímenes cometidos contra mujeres. Hay todo un trabajo que se hace diariamente y se va a seguir haciendo con este propósito”.

“Claro que el llamado es a que no sólo se clasifique, no sólo se sepa que fue un feminicidio, se castigue a los responsables, que no haya impunidad. Eso lo hacemos”.

“Estamos pendientes, yo todos los días, todos los días recibo el informe de todos los homicidios que se cometen en las últimas 24 horas, cuántos hombres, cuántas mujeres, en dónde, en qué circunstancias, todo lo que pasa; y si hay un asunto grave, grave, lo atendemos. Y si les digo lo que vimos hoy o lo que vimos ayer, son cuestiones muy fuertes”.

“Por eso tenemos que buscar entre todos una sociedad mejor, porque lo que produjo -esa es mi hipótesis- lo que produjo esta descomposición social fue el modelo neoliberal, el sólo pensar en lo material, en el lucro. Hubo pérdida de valores en todo este periodo, se elevó a modelo de vida el triunfar a toca costa, sin escrúpulos morales y mucho problema de desintegración en las familias, mucho problema y mucho resentimiento”, dijo.

“Hace poco comentaba sobre un análisis que se hizo de sicarios, de los pocos estudios que hay, de cómo llega la descomposición a que deciden, cuando ya son importantes en el mundo delictivo, que ya son jefes, deciden hasta asesinar a sus padres”.

“Y en la investigación se les pregunta: ¿Y por qué? ‘Por el trato que le daban a mi madre’, y cómo al final deciden no hacerles daño. Teniendo todo, teniendo ya a su servicio a sicarios y habiendo pensado en cobrárselas a los padres, y cuando se encuentran con ellos les dicen: ‘Vete, no te quiero ver, porque si te vuelvo a ver te va a ir mal, vete’. Pero ese hijo, así en esa condición, resuelve al final no quitarle la vida al padre”.

“Eso es lo importante del ser humano, la bondad del ser humano, hasta en la circunstancia más extrema. Porque hay quienes piensan que se nace malo; no, el ser humano nace bueno, son las circunstancias las que llevan a algunos a tomar el camino de las conductas antisociales”.

“Por eso tenemos que buscar una sociedad mejor, una sociedad con felicidad, esa es la opción, esa es la alternativa, no modelos económicos o formas de vida individualistas, egoístas, racistas, clasistas, discriminatorias, que producen resentimientos, muchos resentimientos. Es una labor de todos”.

“Yo creo que eso es más importante. Martí lo decía: ‘No es sólo buscar el bienestar material, sino el bienestar del alma’, eso es lo que nos va a hacer mejor. Y lleva tiempo, lleva tiempo, pero tenemos que fortalecer los valores abajo, y evitar la desintegración de las familias, y trabajar más en la idea básica de que sólo siendo buenos podemos ser felices, y no a la violencia”, comentó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.