Ansiedad, comportamiento importante para la sobrevivencia

Consuelo Morgado Valle, investigadora del Iice, ofreció una conferencia sobre los trastornos de ansiedad en época de pandemia.
  • Si persiste con intensidad y tiempo inadecuado, debe ser diagnosticado y tratado por especialistas”: Consuelo Morgado 

José Luis Couttolenc Soto 

Para la académica e investigadora de la Universidad Veracruzana (UV), Consuelo Morgado Valle, la ansiedad es un comportamiento importante para la sobrevivencia, porque permite ponerse a salvo, pero observó que si este sentimiento y el miedo están presentes con una intensidad inapropiada y persiste por tiempo inadecuado, probablemente se trate de un trastorno de ansiedad (TA) que debe ser diagnosticado y tratado por especialistas.

La universitaria participó el martes 9 de marzo en la 14ª Semana Mundial del Cerebro, organizada por el Instituto de Investigaciones Cerebrales (Iice) de la UV, en donde ofreció la conferencia “Trastornos de ansiedad en época de pandemia”.

Refirió que estudiosos del cerebro describen la ansiedad como una respuesta anticipatoria a una amenaza futura, que asociada a una emoción dan paso al miedo como una respuesta corporal a una amenaza inminente, sea real o imaginaria, desarrollando una de las cuatro conductas de defensa: pelear, huir, paralizarnos o desmayarnos.

La pandemia causada por el virus SARS–CoV-2, dijo, afectó la vida diaria y obligó al confinamiento que ha llevado a compartir el espacio personal y tiempo con los seres queridos, pero también a concentrar los problemas y reducir las opciones para ventilarlos, lo que lleva a determinar que los TA son diferentes, dependiendo de qué objeto o situación los causó y en qué etapa del desarrollo de la vida se presentan.

“Cuando estamos ansiosos o con miedo hacemos una valoración exagerada del peligro que percibimos; por ello, para diagnosticar un TA se requiere la valoración de un especialista en salud mental, quien tomará en cuenta factores de nuestro contexto para determinar si se trata de ansiedad y miedos excesivos o si éstos fueron causados por alguna sustancia o medicamento, alguna afección médica o algún otro trastorno mental. Se piensa que por cada hombre con un TA hay dos mujeres con ese diagnóstico”, sentenció.

Continúan las actividades de la Semana Mundial del Cerebro 2021.

Sobre qué hacer en estos casos, Morgado Valle indicó que los TA pueden ser tratados por un especialista en salud mental debidamente capacitado, quien prescribirá medicamentos o apoyo terapéutico, dado que si no se atiende oportunamente puede desencadenar otros problemas de salud y afectar la vida social y laboral de quien lo padezca.

Para prevenir esto, recomendó reforzar hábitos para no enfermar, lavarse las manos continuamente, guardar sana distancia, usar cubreboca, evitar lugares concurridos, comer mejor, evitar gastos innecesarios y ahorrar, procurar relajarse, puesto que mientras más opciones se tengan el cerebro podrá llenar espacios con pensamientos positivos, y el cuerpo no evocará sensaciones negativas de ansiedad y miedo.

Al término de la conferencia, la investigadora dio respuestas a preguntas formuladas por seguidores virtuales de la charla, a quienes dijo que la ansiedad tiene una función adaptativa en el ser humano, que es una respuesta natural “y hasta es sano tener ansiedad, porque nos hace ser precavidos y ponernos a salvo”, pero destacó que es un padecimiento que debe ser diagnosticado por especialistas para conocer si es un TA o sólo una ansiedad “normal”.

Recomendó también mantener una higiene respiratoria (aire fresco), principalmente las personas fumadoras, con asma o con desarrollo de alergias que impactan el sistema respiratorio, tanto superior como pulmonar; para ello, agregó, existen varios ejercicios de respiración.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.