Bancos, afectados por la pandemia del COVID-19: Consultora

  • La afectación, por bajas tasas de interés y el menor número de comisiones cobradas
  • Sistema bancario tuvo una rentabilidad de 8.9% sobre su capital.

Miguel Valera

A diciembre de 2019, los bancos cerraron el año con una posición sólida, rentable y líquida, equipados para enfrentar la crisis, pero la contingencia sanitaria y las medidas de confinamiento afectaron de forma importante a la actividad económica y a los mercados, por lo que el sector financiero tuvieron un fuerte impacto en su rentabilidad, así lo afirma el último informe de la consultora Deloitte Evolución de la Banca en México en 2020 y Expectativas para 2021.

“Los ingresos de los bancos se han visto afectados por las bajas tasas de interés que impactan su margen financiero, así́ como por el menor número de comisiones cobradas. Además, la volatilidad de los mercados ha influido en los resultados de intermediación, y los costos operativos contra fraudes y riesgos cibernéticos se han incrementado durante la pandemia”, indica.

A su vez, el documento señala que los bancos también se vieron afectados porque, las empresas que hicieron uso de las líneas de liquidez para solventar sus gastos operativos ante la baja en ventas, durante el segundo trimestre de 2020, repagaron sus créditos y se percibe un menor apetito de riesgos por parte de las empresas y de los bancos, ante la incertidumbre, de tal manera que los saldos contra el año anterior han tenido un decrecimiento.

“Por su parte, el crédito a personas se ha reducido en tarjetas, créditos personales y de nómina, asociado a un menor apetito de riesgo por el lado de la oferta, y menor demanda, asociada a menor consumo, además del impacto por el desempleo. La reducción en estos portafolios también repercute en los ingresos de los bancos, ya que son los productos con mayor margen”.

Cabe señalar que el sistema bancario tuvo una rentabilidad de 8.9% sobre su capital, pero de los bancos grandes hubo tres cuy rentabilidad sobre recursos propios (ROE) estuvo por arriba de 13.5%. Estos bancos se caracterizan, porque hicieron una inversión muy importante en temas digitales, pero todavía hay mucho espacio para el impulso a la digitalización para estar más cerca del cliente estando lejos, algo fundamental en la situación actual.

Los especialistas de Deloitte consideraron que “el buen manejo de las instituciones financieras mantuvo a la banca sólida y líquida”, con buenos niveles en ambos aspectos, lo cual será clave para sortear un 2021 que se presentará desafiante, y explicaron que aunque se prevé el inicio de la recuperación para este año, la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia sigue siendo el principal riesgo.

“Los pronósticos también indican que la tasa de interés objetivo en 2021 tendrá́ una reducción adicional que dependerá de cómo evolucione la inflación, pero también se espera que el Banco de México (Banxico) tenga una política consistente ante la necesidad de recuperar el crecimiento económico. Este recorte, y sus efectos, se reflejarán en el margen financiero de los bancos, principalmente en aquellos con cuentas de depósitos de clientes que tienen bajo costo y/o que no pagan intereses”.

“El riesgo de crédito permanece como el principal factor de preocupación. Si bien el nivel de reservas de los bancos y su índice de cobertura de la cartera vencida ha mejorado, el verdadero impacto en la cartera vencida es aun incierto por los beneficios de los programas de apoyo. Los índices de morosidad se han incrementado ligeramente, pero se espera que los niveles reales de cartera vencida se reflejen en la segunda mitad de 2021”.

Además, apuntaron que el nivel de castigos en 2020 es ligeramente similar al de 2021, lo que representa un indicativo claro de que las reestructuras y negociaciones han apoyado a empresas y consumidores, pero, cuando se requieran los pagos de capital, se podrá observar quién pudo recuperarse de esta crisis y si el aprovisionamiento que hicieron durante 2020 fue suficiente o si este año les demandará provisiones de crédito adicionales.

Algo fundamental para que se lleve a cabo una recuperación más rápida de la economía, será el apetito de riesgo de los bancos y cómo éstos evalúen a las empresas ante balances más débiles y flujos de efectivo aún inciertos, expusieron. A su vez, opinaron que este año será clave para que los bancos apoyen a sus clientes; no solo para acelerar la recuperación, sino para contar con una nueva perspectiva del negocio más puntual.

La consultora reveló que 2021 todavía se vislumbra con mucha incertidumbre, principalmente por la pandemia, y aunque ya hay certeza sobre la existencia de las vacunas la duda es si serán más rápidas que la enfermedad. “El plan de juego de los bancos y su adaptabilidad y respuesta serán claves para una recuperación más rápida”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.