“Tenemos que pensar qué universidad queremos las mujeres”: Marcela Lagarde

La conferencia virtual fue seguida por la comunidad universitaria y del Ayuntamiento de Boca del Río.
  • La investigadora, activista y pionera en la perspectiva de género, impartió conferencia magistral organizada por la Universidad Veracruzana región Veracruz y el Ayuntamiento de Boca del Río.
  • La rectora Sara Ladrón de Guevara señaló que la UV ha creado mecanismos y herramientas para combatir la violencia de género.

David Sandoval Rodríguez 

María Marcela Lagarde y de los Ríos, pionera en la inclusión de la perspectiva de género en México, ofreció una conferencia magistral invitada por la Universidad Veracruzana (UV) región Veracruz y el Ayuntamiento de Boca del Río, en la que reflexionó acerca de la forma en que ha permeado esta perspectiva en las instituciones de educación superior.

“Tenemos que pensar qué universidad queremos las mujeres y tenemos que crear espacios para que las estudiantes, académicas, trabajadoras y administrativas podamos diseñar colectivamente una política universitaria integral que recoja lo que hemos logrado”, puntualizó.

La etnóloga y académica, ganadora de la Medalla “Sor Juana Inés de la Cruz” 2021 que otorga la Cámara de Diputados, impartió la conferencia magistral en línea “Prevención de la violencia de género en las universidades”. Al darle la bienvenida, la rectora Sara Ladrón de Guevara reconoció que “la violencia de género se ejerce en todos los ámbitos sociales y las instituciones de educación superior no están al margen; en las universidades también se acosa, se agrede, se abusa de las mujeres”.

Ante tal panorama, la UV “viene empeñando desde hace varios años –y bajo mi rectorado con especial énfasis– diversos esfuerzos por contar con las herramientas y los mecanismos institucionales que nos permitan hacer frente y combatir la violencia de género”.

Sara Ladrón de Guevara mencionó la existencia del Centro de Estudios de Género, la Coordinación de Género, protocolos, talleres, programas de género, incluido un posgrado, un protocolo para atender casos de acoso y hostigamiento, “además de la armonización de la legislación para su efectividad y, sobre todo, de la emisión pública de nuestra ‘Declaratoria por espacios libres de violencia’, suscrita por unanimidad en el seno del Consejo Universitario General”.

María Marcela Lagarde, Medalla “Sor Juana Inés de la Cruz” 2021, reconoció que las universidades tienen una tradición patriarcal severa.

Destacó la larga, diversa y fructífera trayectoria de Lagarde y de los Ríos en el campo de la defensa de los derechos de las mujeres, en particular del derecho a una vida libre de violencia, y de su compromiso con una legislación que posibilite dotar a las mujeres de los instrumentos jurídicos que les permitan defenderse de la violencia y de una aplicación de la justicia al servicio del hombre.

En igual sentido, Karla Robles de Alonso, presidenta honoraria del DIF municipal de Boca del Río, dio también la bienvenida a la ponente y a la Rectora, reconociendo la trayectoria y esfuerzos de ambas en apoyo a la perspectiva de género.

María Marcela Lagarde planteó al público que “no basta con suponer que hay que aplicar una perspectiva de género y eso será en automático; hemos caminado mucho, hemos tardado tiempo en crear condiciones para la expansión de la perspectiva de género en las instituciones, en la sociedad, en las universidades, en los partidos políticos”.

Recordó también que “estamos en tiempos de pandemia y hemos tenido que cambiar muchas cosas para continuar con nuestro esfuerzo, por eso felicito a la Universidad Veracruzana y al Instituto Municipal de la Mujer por la ardua labor que han hecho durante años para ir creando situaciones positivas para el avance de estas ideas y propuestas teóricas, académicas y organizativas”.

Por otro lado, reconoció que “las universidades de nuestro país han tardado, a veces años, en promover la perspectiva de género; las personas de mi generación, las que iniciamos, éramos muy pocas, pero nos fuimos coaligando, asociando y creamos las primeras redes entre mujeres activistas”.

La rectora Sara Ladrón de Guevara enunció los esfuerzos institucionales para prevenir la violencia de género en la máxima casa de estudios.

La mayoría de las universidades se resistieron al cambio, otras, por el contrario, han sido espacio de promoción de estas ideas vanguardistas, apuntó.

“En tiempos de pandemia ha sido notable el esfuerzo universitario por mantener la actividad académica, a distancia, desde casa; las universidades han discutido, analizado y convocado –a través de las redes sociales– a un conjunto de actividades importantísimas que permiten mantener una actividad social y cultural imprescindible.”

Por ello, Lagarde y de los Ríos consideró importante decir que “las universidades de calidad, públicas y privadas, están aportando a mantener viva una cultura de esfuerzo y una cultura de posibilidad de enfrentar con la ciencia y el desarrollo de la ciudadanía y civilidad que la vida se mantenga en los cauces democráticos”.

No obstante, la tarea pendiente es lograr erradicar del campus universitario las formas de violencia concretas que se dan en los espacios escolares: el acoso y el hostigamiento sexual e intelectual que viven estudiantes, maestras, trabajadoras, administrativas.

“Ahora se ha tipificado esa violencia y espero que en breve, en todas las universidades, haya líneas de intervención para prevenir todo tipo de abuso y de supremacismo que tienden a reproducirse en las universidades, que tienen una tradición patriarcal severa y una estructura jerárquica que favorece a la exclusión de las mujeres”, subrayó Marcela Lagarde.

Karla Robles de Alonso, presidenta honoraria del DIF municipal de Boca del Río, reconoció la labor de la Rectora y de la ponente a favor de la perspectiva de género.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.