Prosa aprisa

Prosa aprisa

Franco, su caso; efectos colaterales

Arturo Reyes Isidoro

Pregunté ayer por qué hasta el sábado pasado (13 de marzo) y no antes procedieron en contra del exsecretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán, si los morenos tuvieron diciembre de 2018 y todo 2019 y 2020 para hacerlo.

Hasta pareciera que las reformas al Código Penal del Estado de Veracruz que dos días antes (el 11 de marzo) había aprobado el pleno del Congreso local llevaban dedicatoria para él.

El jueves se incrementaron las penas a las conductas de ultraje a la autoridad, “con el objeto de que sean acordes con el hecho criminal que representa, ya que trastoca, en el marco del ejercicio de las funciones del servidor público, la protección del orden público y la garantía de la seguridad ciudadana”.

Los agentes ministeriales iban por él, por el presunto delito de violencia familiar, pero cuando lo iban a aprehender les mostró un amparo y entonces presuntamente los agredió cometiendo el delito de ultraje a la autoridad (las versiones dicen que eso se lo inventaron), por lo que han estrenado en su persona las reformas y, ante ese “hecho criminal”, ayer lo vincularon a proceso y lo dejaron tras las rejas.

¿Fue mera coincidencia o es que todo fue premeditado, tanto que hasta le tendieron la cama legal?

En la columna anterior comenté que mi lectura es que la acción en su contra es como respuesta al ultraje verbal que cometió el alcalde de Veracruz en contra del gobernador, para enviarle un mensaje a la familia Yunes Linares Márquez (a la que lo consideran cercano, de su corriente política) de que a partir de ahora los van a confrontar con hechos; para recordarle –agrego ahora– que después del dos solo está arriba el uno, que ya procedieron contra el dos y que arriba de Franco en el gobierno solo estaba el gobernador Yunes.

La lucha por el poder en Veracruz, se va a recrudecer

Advierto efectos colaterales. 

El grupo político de los Yunes de Boca del Río se va a empeñar ahora, más que nunca, en derrotar a Morena en las elecciones del 6 de junio. Tal vez eso los orille a dejar diferencias con la dirigencia estatal del PAN, su partido, y se sumen a la alianza tripartita. Negociarían acuerdos.

Es posible que ahora el gobierno cuitlahuista actualice el agravio que constituyó para ellos el escamoteo que hizo el entonces presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Sergio Hernández (Franco le habría transmitido entonces la instrucción del gobernador Yunes), de la presidencia de ese órgano colegiado en septiembre de 2017, que les correspondía entonces.

Así, no sería raro que el próximo en caer fuera el ahora todavía diputado local y aspirante a la alcaldía de Xalapa, Sergio Hernández, del PAN, si no alcanza algún cargo de elección popular ya que solo le quedan siete meses en el cargo legislativo y entonces perderá el fuero del que goza. 

Hernández en el Congreso, como Franco en el gobierno, fueron los operadores políticos del gobernador Yunes (el otro en la dirigencia panista fue José Mancha).

Qué cosas. El incidente con la suegra de Fernando Yunes por causa de la vacuna antiCovid-19 reconcilió al diputado local con licencia, Héctor Yunes Landa, del PRI, con su primo y sus sobrinos, del PAN, en una alianza política familiar. En el enfrentamiento verbal con el gobernador, Héctor salió en defensa de ellos olvidando el crudo enfrentamiento que tuvieron en la campaña de 2016. La sangre llama.

Pienso que desde el gobierno, con tal de no dejar crecer a los Yunes, van a hacer todo lo que esté a su alcance para intentar bloquear legalmente la candidatura de Miguel Ángel Yunes Márquez a la alcaldía del puerto jarocho, lo que indirectamente podría beneficiar a Bingen Rementería Molina.

Los Yunes azules podrían apoyar a David Velasco Chedraui como candidato de la alianza PAN-PRI-PRD con tal de sumar votos y disminuir a los morenos. No se debe olvidar que los tíos de David, Alfredo y Antonio, son amigos del exgobernador, tanto que han presidido sus comités de financiamiento.

El exgobernador Miguel Ángel Yunes, de los pocos zoon politikon que quedan en Veracruz, acaso el único por su experiencia, sabe muy bien que es vital ganar la elección dentro de 82 días porque ahí se sentarán las bases para ganar, recobrar para ellos, la gubernatura en 2024. Va a intentar proyectar para entonces a cualquiera de sus dos hijos políticos. No quiero pensar en lo que les pasará a los morenos si por aquello de las circunstancias volvieran al poder. Nada está escrito.

Si la oposición ganara la mayoría en el Congreso local y Héctor Yunes llegara como diputado (plurinominal), seguramente intentaría presidir de nuevo la Jucopo, a la que también aspiran el panista Enrique Cambranis y el morenista Juan Javier Gómez Cazarín, quien repetirá como diputado local pues su partido lo inscribirá como candidato plurinominal.

Rogelio Franco emprenderá su lucha legal. Aunque la ley lo ampare, le puede ocurrir lo que a Rosario Robles, a quien en venganza porque los traicionó, Morena no la deja salir de la prisión.

Ahora, cuidado y no termine doblándose el tuxpeño con tal de quedar en libertad y acabe dando elementos a los morenos para actuar en contra de Miguel Ángel, como sucedió con Antonio Tarek Abdalá que terminó colaborando con la PGR-FGR y hundió más a su exjefe y examigo Javier Duarte y a la esposa de este, también exjefa suya, Karime Macías.

Rogelio mostró ayer el coraje propio de quien siente que es víctima de una acción ilegal, pero apenas tiene horas detenido. Cuando sienta el peso de la prisión que dejan los días, las semanas, los meses, le puede aflorar su fragilidad. 

Todo lo que he apuntado no son más que consideraciones mías que caen en el terreno de la mera posibilidad, pero que tampoco se pueden descartar que lleguen a darse. En política lo único no previsible es lo imprevisible. La experiencia me ha enseñado que todo puede suceder. 

Sergio Cadena estuvo a ver a Franco

Anoche cuando redactaba estas líneas, el dirigente estatal del PRD Sergio Cadena y miembros de la dirigencia nacional de ese partido habían llegado a Tuxpan para acudir al Juzgado de Juicio Oral y Procedimiento Penal donde se desarrollaba la audiencia de Franco, según publicó en su cuenta de Twitter. “La justicia y el apego a Derecho deben imperar. Exigimos que así sea”, escribió.

Afuera se les habían sumado familiares del detenido y militantes de su partido. Independientemente de la situación legal del caso, la acción de Cadena habla bien de su actitud solidaria con uno de sus correligionarios cuando más lo necesita.

Podemos suma a sus filas a síndica, ex de Morena

En el otro extremo del Estado, ayer Francisco “Paco” Garrido, de Podemos, reclutó para sus filas a la síndica del ayuntamiento de Coatzacoalcos, Yazmín Martínez Irigoyen, a quien entregó su nombramiento como delegada especial del Comité Central Ejecutivo en ese municipio.

La aguerrida profesora, que ha traído a raya al alcalde Víctor Manuel Carranza, su ahora excompañero de partido, le dará fuerza a la nueva formación política, además porque conoce a Morena por dentro.

No cabe duda. El voto es de quién lo trabaja, y Garrido no para tratando de sumar. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.