SENTIDO COMÚN

Gabriel García-Márquez

GEOLOCALIZACIÓN DARÁ SEGURIDAD

Ante la proliferación de los fraudes bancarios, la Asociación de Bancos de México (ABM), informa que a partir del próximo 23 de marzo los cuentahabientes de los bancos deberán permitir la Geolocalización de sus dispositivos móviles.

Esta es una medida que pretende evitar las operaciones de lavado de dinero, fraudes bancarios y el financiamiento al terrorismo.

Las autoridades financieras han informado que la medida se apega a disposiciones legales tendientes a prevenir el lavado y evitar el financiamiento al terrorismo, de manera que, al iniciar sesión en un dispositivo distinto al registrado inicialmente, te llegará un mensaje para verificar si el usuario es el cuentahabiente, que podrá desconocer o reconocer la operación en curso, pudiéndola bloquear inmediatamente.

La geolocalización sólo se usará en aplicaciones móviles de los bancos, sin que el usuario corra riesgo alguno, toda vez que los datos de ubicación serán resguardados por la institución bancaria y no serán compartidos con terceros.

El objetivo principal es proteger al cuentahabiente y en caso de que la operación se esté realizando desde otro dispositivo distinto al usual, el banco no permitirá continuar ni concluir la operación.

Si luego de haber realizado alguna compra en un establecimiento distante, se sospecha que están tratando de realizar una operación irregular mediante un móvil, teléfono, tableta o laptop la operación será rechazada.

SEGUIR AL APARATO NO A LA PERSONA

En caso de que el cuentahabiente no autorice la geolocalización a la aplicación bancaria, no se podrá realizar la operación intentada, pero podrá tener acceso a los demás servicios bancarios en cajeros o sucursales.

Prácticamente el cliente tendrá que permitir la geolocalización para poder realizar cualquier operación como contratos, consultas, apertura de cuentas realizadas por medios electrónicos.

Queda claro que no será un medio para fiscalizar a los usuarios, sino para proteger a los usuarios de los fraudes y evitar la realización de operaciones no reconocidas. De este modo se dará seguimiento al APARATO utilizado, no a la persona.

Se evitarán los fraudes y las extorsiones, sobre todo cuando se hace uso indebido de tarjetas de crédito o debito en lugares lejanos al cliente. Es una buena medida para proteger al cuentahabiente o tarjetahabiente.

La clave es que, al no aceptar la geolocalización, no se podrá continuar con la transacción iniciada y el cliente real estará debidamente protegido, pero si el usuario es el titular de la cuenta o tarjeta no tendrá de qué preocuparse.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.