CAFÉ DE MAÑANA

Por José Luis Enríquez Ambell

EL TITULAR DE LA SCT DICE SU VERDAD

Los que han hecho grandes obras de ingeniería en México son los ingenieros civiles, además los militares no alcanzan para un país como México, más allá de que las funciones de los civiles y militares son diferentes.

Tiene razón Don Jorge Arganiz Díaz Leal, – mucha manga ancha al ejército,- el cual está desatendiendo funciones principales como el tema de la soberanía en términos de inseguridad por el narcotráfico, debido a la atención de tareas como la obra pública, dado que no es su función.

El título de Ingeniero Constructor que ostenta un militar lo capacita para dirigir cualquier obra, sin embargo, no deja de ser una intromisión en las funciones de otra dependencia como lo es la SCT. Estoy de acuerdo con lo expresado por el Secretario Arganis.

Debe reconocerse sin duda la confianza del gobierno y de muy buena parte de la población con las fuerzas armadas, los ingenieros militares del ejército como en la Marina han demostrado capacidad y eficiencia en la contrucción de obra pública y el manejo de recursos, pero la obra civil es para civiles no es para la concepción de la óptica militar. Esta medida va incluso en detrimento del crecimiento económico de las empresas de la contrucción a corto y mediano plazo.

Aunque en mi opinión el país es tan bondadoso que cualquier empresa que busque una oportunidad y que trabaje con transparencia y calidad tendrá acceso al presupuesto de obra local, estatal y nacional. En pocas palabras “En México hay pa’ todos”.

¡ES CUANTO!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.