Degradación de contaminantes emergentes, tema de “Tardes de Ciencia”

Carolina Solís Maldonado, académica de la Facultad de Ciencias Químicas, región Poza Rica-Tuxpan.
  • Carolina Solís Maldonado, académica de la Facultad de Ciencias Químicas, región Poza Rica-Tuxpan, impartirá charla virtual el martes 30 de marzo, a las 17:00 horas.

Claudia Peralta Vázquez 

Carolina Solís Maldonado, académica de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la Universidad Veracruzana (UV), región Poza Rica-Tuxpan, participará en “Tardes de Ciencia” con la charla virtual “Degradación de contaminantes emergentes”, el próximo 30 de marzo en punto de las 17:00 horas, a través de Cisco Webex: sabadosenlaciencia.webex.com/meet/tardesdeciencia.

Resaltó que este tema será de gran interés para las personas de todas las edades, especialmente para aquellas que suelen interesarse en los problemas ambientales y cada día se preocupan por buscar una alternativa de solución.

La especialista en el área de catálisis, adscrita al programa educativo (PE) de Ingeniería Ambiental, manifestó que uno de los daños más importantes a nivel mundial se relaciona con la contaminación del agua, suelo y generación de energía a través del uso de biomasas.

Sin embargo, el tema de la plática de “Tardes de Ciencia”, programa impulsado por la Dirección General de Investigaciones (DGI), “Sábados en la Ciencia” y la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), está orientado a la atención de la contaminación ambiental, particularmente del agua.

Explicó que los contaminantes emergentes son relativamente nuevos porque anteriormente no se sabía de su existencia; además, la tecnología no era tan eficiente como para detectar ese tipo de moléculas presentes en concentraciones muy pequeñas.

Debido a eso, logran atravesar todos los filtros durante un proceso de tratamiento que puede ser: químico, físico o biológico, por lo tanto, no se degradan ni eliminan.

“Aunque es una concentración muy pequeña, son capaces de modificar la flora y fauna, tienen un alto impacto en el ambiente y no pueden ser degradadas por procesos químicos o biológicos convencionales.”

Carolina Solís destacó el papel que juegan los ingenieros ambientales en los procesos avanzados de oxidación y en el desarrollo de tecnología para degradar esas moléculas detectables en diversos productos de alto consumo humano, por ejemplo: de limpieza, higiene personal y medicamentos.

Aunque para ello se emplean muchos procesos avanzados, una alternativa de solución es la fotocatálisis que elimina contaminantes gracias a la luz solar. “Se trata de una energía limpia y libre que no cuesta, por lo tanto el proceso se vuelve económico y ambientalmente sustentable”.

Aun así, dijo, es preciso trabajar en el desarrollo de este tipo de tecnologías porque los materiales que se emplean son relativamente caros.

“Lo que sí podemos hacer es poner filtros o los tratamientos adecuados para evitar que éstos lleguen a los mantos acuíferos”, agregó.

La académica, egresada de la Universidad Autónoma de Nuevo León, expuso que el abordaje del tema tiene que ver con el trabajo realizado por el cuerpo académico (CA) “Alternativas sustentables para materiales, residuos y emisiones provenientes de los sectores primario y secundario”.

La Línea de Generación y Aplicación del Conocimiento (LGAC) está enfocada al desarrollo de metodologías, procesos y tecnologías para el estudio de materiales sustentables. De ello derivan diversos proyectos de estudiantes de licenciatura que han sido presentados en congresos nacionales e internacionales.

En este sentido, se refirió al aporte de los ingenieros ambientales, profesión centrada en la gestión, desarrollo, investigación e innovación de procesos aplicables en áreas como: industria, alimentos, medicina, farmacia, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.