Línea Caliente

Línea Caliente

 

El “Caballo de Troya” de Manuel Huerta y el “Bola 8” es Raúl Arias

Por Edgar Hernández*

 

¡Descarrilar a Ahued a como dé lugar!

Rumbo al precipicio al resultarle inalcanzable la candidatura ciudadana por Xalapa, Raúl Arial Lovillo, acepta ser el “Caballo de Troya” de Morena. 

Pacta y negocia la propuesta de Eric Cisneros y Manuel Huerta Ladrón de Guevara de jugar por Movimiento Ciudadano para buscar descarrilar a Ricardo Ahued.

Todo fue hablado con Dante Delgado quien busca clonar para Veracruz el “Efecto Guadalajara” que llevó al empresario Enrique Alfaro, primero a la alcaldía y luego a la gubernatura de Jalisco.

Incluso, el decadente exgobernador, anda con la pretensión de empujarlo a la presidencial si en el 2024 los números le cuadran.

Así, con una zanahoria por delante, convenció al exrector de entrar al juego perverso de quienes tratarán de impedir a como de lugar llegue Ricardo Ahued a la alcaldía de la capital del estado, victoria que, a este sí, le zanjaría el camino a la gubernatura a la vuelta de tres años.

Información deslizada a este reportero por gente cercana a Rocío Nahle da cuenta de un memorándum entregado a Palacio Nacional en donde refiere las pugnas internas desatadas al interior de Morena; la embestida violenta -con cárcel y muerte- a aspirantes opositores, y la entrega de la plaza de Xalapa a un hombre de papel, Raúl Arias Lovillo, dispuesto a acatar el mandato de los orquestadores del inframundo moreno.

El informe da cuenta además de la negativa de Eric Cisneros a dejar la Secretaría de Gobierno, a pesar de que previamente aceptó ante Rocío Nahle, quien a su vez informó del acuerdo al responsable jurídico de la Presidencia de la República, Julio Scherer.

El llamado “Bola 8” no solo desacata y voltea la espalda a quien lo llevó a la Secretaría de Gobierno, la Nahle, sino que en aras de la supervivencia y poner fin al golpeteo, se alía con su peor enemigo, Manuel Huerta.

¿Y Cuitláhuac?

No cuenta. 

En estos momentos el exrector se encuentra embozado, esperando los tiempos y observando hasta donde el distractor Juan Vergel, sometido al mandato de Manuel Huerta erosiona ante el electorado a Ricardo Ahued.

A Vergel, Manuel Huerta le tiene prometida una diputación por aceptar el papel de esquirol de Morena.

Y de Hipólito, ni hablar, es bien sabido que llega a la alcaldía gracias al hoy Delegado de Bienestar, Manuel Huerta, que tiene el control de la Sindicatura y una parte de las regidurías y ha sido acusado de acoso y violación sexual.

Hipólito Rodríguez es quien autoriza por debajo de la mesa el flujo de recursos, no precisamente para Ahued, sino para quienes están con contra de Ahued. De hecho la agenda de Juan Vergel y toda la propaganda sale justamente de Palacio Municipal.

Por lo pronto el ex rector de la Universidad veracruzana va con todo por la alcaldía a la que pretende convertir en la capital nacional de la cultura.

Raúl Arias es doctor en Economía por la Universidad de Barcelona y hoy está considerado como uno de los 25 rectores más destacados del mundo por sus innovaciones educativas. 

El académico habrá de ser una pieza sustantiva en la lucha electoral, aunque le falta pueblo… que se lo dará Huerta.

Arias ha reconocido que, en efecto, le rechazó a Andrés Manuel López Obrador su propuesta de ser candidato hace tres años. 

“En uno de sus recorridos por Veracruz me entrevisté con López Obrador quien de manera directa me convocó a participar por la alcaldía de Xalapa, antes de ofrecérsela a Hipólito Rodríguez, a lo que le dije que no estaba muy convencido con el proyecto de la 4T, tras lo cual me dijo que en el camino lo compondríamos. Sin embargo, no quise, me olió mal”.

Hoy pareciera que ya no le huele tan mal el proyecto de Dante Delgado.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.