Madre de víctima del multihomicidio de colonia Narvarte exige disculpa pública a Fiscalía capitalina; el caso, vinculado a exgobernador Javier Duarte

Fotografía tomada de http://chiapasdenuncia.blogspot.com/2019/07/no-podra-haber-paz-ni-perdon-sin.html

A casi seis años de distancia del multihomicidio ocurrido en la colonia Narvarte, de la Ciudad de México –una de cuyas víctimas fue el fotoperiodista del semanario “Proceso”, Rubén Manuel Espinosa Becerril, quien a mediados de 2015 había huido de Veracruz por presuntas amenazas del entonces gobernador Javier Duarte–, Mirtha Luz Pérez Robledo, poeta, escritora y madre de la activista social chiapaneca Nadia Vera Pérez, otra de las cinco víctimas, desistió de “la indemnización inmaterial o punto de reparación” que la Fiscalía General de Justicia capitalina propuso, “no así de la disculpa pública, que sigue pendiente”.

En una carta abierta dirigida a la Comisión de Derechos Humanos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, la poeta Pérez Robledo –presunta pariente de Zoé Robledo, actual director general del IMSS– señaló que dicho resarcimiento simbólico es “intangible y por lo tanto imposible para las víctimas Alejandra, Yesenia, Mile, Nadia y Rubén”.

Consideró que el objetivo real del gobierno, “como es su costumbre, es hacer dilación para el desistimiento, ante la negativa de algún modo soterrada a nuestros requerimientos, pues las negociaciones no cambian de término y las investigaciones tampoco han avanzado”.

De ahí la decisión de desistirse del resarcimiento simbólico –que incluye una indemnización integral a las víctimas indirectas, tanto económica, sicológica y en su proyecto de vida– y esperar a que “la sensibilidad llegue a la administración actual, porque está bien visto que no será así, como no fue en la administración anterior”.

Destacó que esta carta abierta busca que los ciudadanos se enteren “de la cuenta que dan sus instituciones cuando de cumplir su deber se trata”; sin embargo, precisó que la disculpa pública sigue pendiente.

La mamá de Nadia expresó que “si hay algo que ofende y lastima en parecido grado a una familia agraviada por un criminal, es que una institución tuerza su misión y trate de evadirla con palabrería hueca para tratar de imponer sus criterios, en lugar de honrar a las víctimas”

Más valdría, dijo, ser honestos, “así por no tener voluntad de hacer el trabajo que presentar una propuesta que a ojos vistas puede apreciarse que es sólo palabrería, que pretende disfrazar la negativa y sólo agrega ofensa a la inteligencia”.

El 21 de junio de 2017, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México emitió la recomendación 4/2017 por la omisión de investigar con la debida diligencia y perspectiva de género los asesinatos de las cuatro mujeres y el hombre.

Como se recordará, el multihomicidio ocurrió en un departamento de la colonia Narvarte de la Ciudad de México el 31 de julio de 2015. Además del fotógrafo y reportero del semanario “Proceso”, fueron asesinadas cuatro mujeres: la activista social Nadia Vera Pérez, la maquillista Yesenia Quiroz Alfaro, oriunda de Mexicali; Mile Virginia Martín, de  ciudadanía colombiana, y Alejandra Negrete Avilés, empleada doméstica del edificio en que falleció. Los cinco mostraban huellas de tortura y fueron rematados de un disparo.

Rubén Espinosa fue un fotoperiodista que se especializó en la cobertura de protestas sociales e investigación sobre la corrupción del poder y su relación con el narcotráfico, trabajo por el que recibió múltiples amenazas, y de las que él culpaba directamente al exgobernador Javier Duarte de Ochoa, actualmente encarcelado en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.