Exhorta CNDH a Fiscalía de Veracruz reabrir caso, con efectos legales, de indígena de Zongolica violada por militares en 2007

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhortó a la Fiscalía General del Estado de Veracruz  a reabrir las investigaciones sobre las agresiones contra Ernestina Ascencio Rosario, mujer indígena de 73 años de edad presuntamente violada por elementos del Ejército en febrero de 2007 en Soledad Atzompa, en la sierra de Zongolica, lo que habría motivado su fallecimiento.

La CNDH, que preside Rosario Piedra Ibarra, enfatizó que la reapuertura de la indagatoria debe conducir a las consecuencias legales que correspondan y facilitar los procesos de memoria, verdad, justicia y reparación.

Esto debido a que a 14 años de estos hechos, en los que habrían estado involucrados miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional, “la justicia plena sigue siendo un reclamo porque hay incumplimiento en la atención a los familiares de la víctima, quienes exigen el esclarecimiento de las indagatorias”.

Asimismo, la CNDH convocó a la Secretaría de Gobernación a colaborar para que “se dé paso a un proceso de investigación capaz de generar una conciliación entre el Estado mexicano y las víctimas sin necesidad de recurrir ante instancias supranacionales”.

“Esta revisión constituirá un parteaguas que obliga a hacer observaciones pendientes sobre casos emblemáticos en los que se han violado los derechos humanos por parte del Estado mexicano y sobre todo en materia de reparación integral del daño”, apuntó el organismo en un comunicado difundido este jueves 15 de abril.

Ya el 8 de marzo pasado, la CNDH había emitido un primer pronunciamiento sobre este mismo caso, en el que se comprometió a revisar su propia actuación que derivó en una recomendación que en su momento fue duramente criticada, al no concluir en responsabilidad para los militares. El organismo también planteó la necesidad de analizar, con base en la perspectiva de género, presuntas violaciones a los derechos a libertad sexual, a la vida y a la protección de la salud de Ascencio Rosario.

Ernestina Ascencio, indígena náhuatl originaria de la sierra de Zongolica, Veracruz, fue víctima de una violación sexual tumultuaria presuntamente cometida por militares el 25 de febrero de 2007. Falleció un día después en el Hospital Regional de Río Blanco. En la necropcia se asentó que murió debido a las graves lesiones que presentaba, incluyendo “múltiples desgarros en las regiones vaginal y anal”.

En entrevista con el diario LA JORNADA, el entonces presidente Felipe Calderón aseveró que la causa de la defunción de la mujer se debió a una “gastritis crónica”, versión que fue avalada por la CNDH, que en ese momento era presidida por José Luis Soberanes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.