Investiga la UIF a Javier Duarte y excolaboradores por actos de corrupción denunciados por exdirector de Pemex

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda denunció al exgobernador Javier Duarte de Ochoa por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero derivado de la denuncia presentada por el exdirector general de Pemex, Emilio Lozoya Austin.

El diario EL UNIVERSAL publicó este viernes que, con esto, Duarte de Ochoa se convirtió en un integrante más de las 70 personas denunciadas por Lozoya Austin por supuestos actos de corrupción y contra los que la UIF presentó denuncia entre noviembre de 2020 y enero de este año.

El diario capitalino citó que fuentes federales le confirmaron que luego de revisar los hechos denunciados por Lozoya Austin, en los que señaló que Duarte de Ochoa le regaló un Ferrari al expresidente Enrique Peña Nieto, la UIF detectó que el exgobernador de Veracruz registró ingresos superiores que no correspondían a los obtenidos como servidor público.

Por ello, ante la posibilidad de que este dinero provenga de los sobornos que la constructora brasileña  Odebrecht pagó al gobierno de Veracruz para obtener contratos de obra pública y continuar con el proyecto de Etileno XXI, la UIF presentó su denuncia ante la Fiscalía General de la República.

El diario refirió que la FGR inició la carpeta investigación DEN-UIF-030/2020 en la que diversos exfuncionarios de la administración de Duarte de Ochoa en Veracruz están siendo investigados.

En la denuncia de Lozoya Austin, que se presentó en agosto del año pasado, el exdirector general de Pemex recordó que en el segundo semestre de 2012 Enrique Peña Nieto realizó una gira por Brasil como Presidente electo de México, durante la cual asistió a una comida en casa del empresario Marcelo Odebrecht, en Sao Paulo.

En dicha reunión, según reveló Lozoya Austin, participaron funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el equipo de transición: IldefonsoGuajardo Villarreal, Luis Videgaray Caso y el general Roberto Miranda Moreno, encargado de seguridad por parte del Estado Mayor Presidencial.

Además de Marcelo Odebrecht; Carlos Fadigas, director General Global de Braskem; Luis Weyll, director General de Odebrecht México, y Roberto Bischoff, director General de Braskem México.

“Ahí se habló sobre la importancia de que México continuara con el proyecto de Etileno XXI, ya que había sido una inversión superior a los 3 mil millones de dólares y del interés de Odebrecht de participar en la cadena de valor y en las obras que se requiriesen para implementar la producción y el procesamiento de hidrocarburos en México”, detalló Lozoya Austin.

Meneses Weyll declaró que en 2010, Odebrecht inyectó 500 mil dólares a la campaña de Javier Duarte para la gubernatura de Veracruz.

En noviembre de 2020, Duarte de Ochoa, desde el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, donde desde 2017 cumple una condena de nueve años de prisión por asociación delictuosa y lavado de dinero, reveló que tras esa reunión en casa de Marcelo Odebrecht, Enrique Peña Nieto (EPN) le llamó para pedirle que acelerara todos los trámites y obras que el gobierno de Veracruz tenía pendientes para que Etileno XXI pudiera arrancar lo antes posible.

“Él (EPN) tenía un compromiso muy grande con estas personas por el apoyo que había recibido para su campaña presidencial”, escribió Duarte de Ochoa a través de su cuenta de Twitter.

En 2015, luego de una inversión de 5 mil 200 millones de dólares y de la entrada en vigor de la reforma energética, Etileno XXI inició actividades en el sureste de México.

Lozoya Austin afirmó en su denuncia que ese mismo año, durante la celebración del Día de la Marina en Veracruz, Duarte de Ochoa se acercó a las escalinatas del avión presidencial y le entregó una carpeta a Peña Nieto que en su interior contenía las fotos de un automóvil Ferrari, las llaves y un mensaje que decía que se trataba del vehículo que alguna vez perteneció al expresidente Adolfo López Mateos, también oriundo del Estado de México.

“Al subir al avión presidencial, Enrique Peña Nieto nos dijo: ‘Miren lo que me regabló el góber’, mostrándonos en esos momentos la parte interior de la carpeta”, relató Lozoya Austin.

El exdirector de Pemex afirmó que durante el sexenio de Peña Nieto, el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, le instruyó a facilitar diversos tipos de combustible al gobierno de Duarte de Ochoa, pues el Presidente se había comprometido a apoyar su gestión.

Entre 2013 y 2015, Veracruz recibió donativos por 194 millones de pesos con recursos provenientes de Pemex que fueron  justificados a la Secretaría de la Función Pública (SFP) como dinero para proyectos productivos, rehabilitación de vialidades, adquisición de vehículos, apoyo a campesinos, y construcción de centros comunitarios, según reseña el diario EL UNIVERSAL.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.