Héctor Abad Faciolince conversó con estudiantes de Idiomas

Héctor Abad Faciolince, novelista, traductor, crítico literario y poeta colombiano
  • Haber escrito El olvido que seremos, que ha recibido tanto cariño de los lectores, es un peso y un alivio, dijo el escritor.

Héctor Abad Faciolince, novelista, traductor, crítico literario y poeta colombiano, ofreció una charla el jueves 15 de abril, a alumnos del curso Literatura Comparada que imparte el profesor Víctor Hugo Vásquez Rentería en la Licenciatura en Lengua Inglesa de la Facultad de Idiomas de la Universidad Veracruzana (UV).

“Si bien el encuentro pudo haber sido desde Cali, ahora con esto de las convivencias en línea, tiene su encanto saber que me conecto desde México pues tengo presente lo importante que fue en mi formación literaria cuando a los 18 años visité el país. De hecho fue el primero que conocí”, declaró el escritor colombiano.

Héctor Abad se encuentra en Ciudad de México como escritor residente de la Casa Estudio Cien Años de Soledad, uno de los programas de la Fundación para las Letras Mexicanas, cuyo director, el poeta Eduardo Langagne, vinculó a la UV para la visita virtual del autor oriundo de Medellín.

En el curso Literatura Comparada los alumnos analizan obras sobre la relación padre-hijo, tanto en el ámbito hispanoamericano como norteamericano. El olvido que seremos (2006), de Abad Faciolince, forma parte de dichos libros junto con obras de Paul Auster, James Baldwin, Alberto Fuguet, Raymond Carver y Ricardo Garibay.

Alumnos del curso Literatura Comparada atendieron la charla

Irán López, alumno de sexto semestre, a quien el autor le agradeció haberlo leído “con tanta pasión, tan íntimamente”, preguntó cómo había influido El olvido que seremos en su carrera como escritor, a lo que Héctor Abad comentó: “Yo había tenido algunos lectores, me habían traducido un par de cosas, había ganado un premio en España, pero a partir de este libro tuve muchísimos más lectores que nunca, tanto en Colombia como en otros países. Me tradujeron mucho más que antes”.

Lo anterior implicó para el autor una sorpresa pues lo consideraba un libro íntimo, escrito para que sus hijos conocieran al abuelo que no conocieron; para que supieran por qué son una familia tan nerviosa y tienen tanta fobia por las motos que se acercan a toda velocidad. Así, Abad Faciolince aludió a parte de los hechos violentos en la Colombia de los años ochenta, uno de cuyos actos fue el asesinato de su padre.

El también autor de Testamento involuntario, libro de poemas, aseveró: “Uno siente la fuerza, el valor de la poesía, cuando la lee, la oye en su propia idioma”. Esto luego de recomendar la lectura de dicho género a quienes se quieren iniciar en la escritura, interés que fue planteado por Iliana Cruz, estudiante de sexto semestre.

Abad Faciolince no escatimó anécdotas, recomendaciones de libros –Némesis de Philip Roth, El primer hombre de Albert Camus…–. Respondió amable y generoso a cada pregunta; retomó los comentarios de los estudiantes para agradecer, para explicar parte de su proceso creativo e incluso de su work in progress; se mostró conmovido al oír hablar sobre su padre, leyó “Soneto con una salvedad” de Ernesto Carranza, citó a Quevedo, a Borges…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.