#ApuntesEconómicos El punto de inflexión en el sistema de pensiones

Por Edgar Sandoval Pérez

@EdgarSandovalP

Si tomamos en consideración la generación millennial, datados en los nacidos entre 1980 y 1999, actualmente representan poco más del 30% de la población en México, por lo cual es la generación de la fuerza laboral actual. Mostrando un comportamiento económico muy diferente a las generaciones como la X o la baby boomers, siendo esta última una generación más numerosa que los millennials, y la que más riqueza ha generado.

El comportamiento millennials tiene ciertas características como una integración al mundo digital, un alcance mayor de información, una conciencia ecológica y compromiso con el medio ambiente, además de emprender críticas más agudas, pero sobre todo son la generación de consumidores más grande en el mundo. En contraparte son un desastre financiero y se enfrentarán a un escenario laboral muy diferente al de las generaciones pasadas.

Esta cultura y escenario laboral hará que tengan diversas complicaciones, que serán retos a nivel personal y a nivel gubernamental en diversos países.

Centrémonos en dos cuestiones coyunturales que se enfrentan y se enfrentará esta generación:

  • Poco ahorro.
  • Sin pensión.

En el marco del ahorro, actualmente en promedio sólo el 23% de los millennials ahorra, si tomamos en consideración que es la generación más proporcional de la PEA, estamos viendo cómo la fuerza laboral del país se enfrenta a una debilidad económica.

Según la PwC, el 81% de los millennials tiene una deuda a largo plazo. El 54% no cuenta con una educación financiera sólida, el 53% tiene las tarjetas de crédito sobregiradas y el 50% no podría atender un imprevisto si se le presentara en este momento.

En promedio la propensión a la acumulación de riqueza de esta generación es 34% menor que las generaciones pasadas.

Esto nos llevara a un problema aun mayor, el retiro, y es que, para los millennials será prácticamente inexistente el retiro, esto debido a la reforma al sistema de pensiones, el cual ya no se daba abasto para sostener el aparato que se tenía en generaciones pasada.

La PwC, estima que del 36% que tienen una cuenta para el retiro, el 31% ha solicitado un crédito o ha tomado dinero de esa cuenta.

En el escenario actual, el 85% de los adultos mayores no se llega a jubilar y termina dependiendo de sus hijos o viviendo en pobreza extrema. Lo cual sucederá de igual forma con los millennials y de forma más pronunciada ya que esta generación es más numerosa, que las generaciones nacientes, por lo cual se tendría una enorme cantidad de adultos mayores en condiciones de pobreza extrema y una menor fuerza productiva.

Por lo cual se deberá ahorrar para la obtención de una pensión digna. De acuerdo con la CONSAR, aportando sólo el 6.5% del salario apenas se lograría una pensión del 26% del salario final, siendo de vital importancia las aportaciones voluntarias para engrosar esta pensión, de acuerdo con datos del gobierno federal, sólo 1 de cada 10 realiza este tipo de aportaciones.

Las principales razones de este panorama son una mayor expectativa de vida, la desaceleración del crecimiento económico, tasas de ahorro bajas, y la falta de políticas publicas orientadas a esta problemática. Además de que los mercados son más competitivos, los ingresos son más limitados y los gastos son demasiados altos.

Por lo cual, es necesario tomar en consideración tres aspectos tanto por parte de los millennials como por parte de los gobiernos:

  • Fomento a una cultura financiera.
  • Invertir para el futuro.
  • Asesoría constante.

Siendo estas medidas muy básicas, pero esenciales, ya que de no atenderse este problema ahora, será una situación desastrosa para los gobiernos futuros con sistemas sociales y de salud colapsados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.