Carretera federal México-Veracruz, foco rojo en asalto a autotransporte de carga

Fotografía Formato 7

Aldo López, vicepresidente comercial de Onest Logistics, declaró que el costo que las empresas deben pagar para trasladar por carretera los productos llega a duplicarse, pues la inseguridad en algunas zonas del país ha obligado a las firmas de logística a poner en práctica sistemas de seguridad cada vez más sofisticados.

Entrevistado por LA JORNADA, el directivo comentó que la aplicación de medidas como transporte custodiado por personal de seguridad y monitoreo satelital, entre otras, significa una doble inversión de los clientes, que necesitan movilizar por tierra la mercancía o insumos para manufacturar productos. Señaló que en casos menos extremos el costo que deben pagar las empresas llega a ser de entre 15 y 20 por ciento.

El diario capitalino indicó que de acuerdo con datos de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), esta industria moviliza 552 millones de toneladas al año de productos y mercancías, cifra que equivale a 81.5 por ciento de la carga terrestre y 56.3 de la carga doméstica total.

López señaló que la inseguridad en las carreteras es un común denominador en el sector logístico, pues algunas áreas de la Ciudad de México, la carretera México-Veracruz, en la parte que atraviesa Puebla; la México-Guadalajara, y la zona norte de Tamaulipas son un foco rojo, pues se cometen atracos a camiones y es donde se concentran grupos de delincuencia organizada.

“La pérdida económica es por el gasto que se tiene que incurrir por la seguridad en nuestro sistema de inteligencia”, dijo.

Expuso que como consecuencia de la pandemia de Covid-19, el número de incidentes delictivos en carretera disminuyó, porque el sector logístico redujo el número de traslados, pero la proporción sigue siendo similar en comparación con un año atrás.

Señaló que en el caso de Onest Logistics se ha buscado prevenir este tipo de ilícitos mediante diferentes sistemas de seguridad, como es personal especializado para que custodie el transporte, el monitoreo vía satélite e incluso comparten información sobre los caminos con empresas como Solística y DHL, pues pertenecen a la Asociación de Operadores Logísticos de México.

Destacó que el sector ha identificado que 50 por ciento de los robos están direccionados, es decir, el grupo delictivo conoce qué tipo de mercancía contiene el transporte desde que sale del centro de distribución, mientras la otra mitad son asaltos aleatorios.

Recordó que los abarrotes, la ropa y las prendas deportivas son la mercancía que es robada con mayor frecuencia, mientras otras como libros son abandonadas, por no ser del interés del comercio informal a donde llegan los productos robados.

Apuntó que si bien las autoridades mexicanas han regulado la comercialización de “jammers” o dispositivos para inhibir la señal de GPS de los transportes, la realidad es que plataformas de comercio electrónico continúan vendiendo esos aparatos y, por tanto, están al alcance de los delincuentes, por lo que el sector ha tenido que tratar de estar un paso adelante.

Agregó que 80 por ciento de los robos a autotransporte son denunciados por los clientes, no por los operadores logísticos, mientras el 20 por ciento restante no se denuncia porque se trata de pérdidas parciales o menores. Comentó que las grandes empresas en el sector comparten información sobre este tema como una medida para evitar atracos en carreteras.

LAS CIFRAS OFICIALES

El año pasado, en Veracruz, se registraron 232 robos a transporte en carreteras, poco más del 20 por ciento de los perpetrados a nivel nacional, de acuerdo con las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Datos de Transparencia de la Guardia Nacional indican que una de las carreteras más peligrosas del país es la número 150D, en el tramo que va de Puebla a Córdoba directo, ahí el año pasado se cometieron 22 asaltos a transporte de carga, particulares y pasaje.

La segunda carretera más peligrosa es la carretera córdoba-entronque La Tinaja con 20 asaltos. Los municipios donde se detectaron los asaltos, la mayoría con violencia y a mano armada son: Carrillo Puerto, Córdoba, Fortín, Huiloapan de Cuauhtémoc, Amatlán de los Reyes, Camerino Z. Mendoza, Maltrata, Orizaba, entre los principales.

La tercera carretera con más asaltos es la carretera 145D en el tramo de entronque La Tinaja-Cosoleacaque, ahí se han registrado nueve asaltos. Los municipios con asaltos son: Cosamaloapan, Tierra Blanca, Cosoleacaque, Cotaxtla, entre los principales.

En medio de la pandemia del covid-19, abril fue el mes con mayor número de asaltos en carreteras: en total 24. Durante el 2020 se registraron 11 asaltos a transporte y 4 a transporte de pasajeros.

LA VÍA MÁS PELIGROSA

En mayo de 2020, un grupo de delincuentes atravesó un tráiler sobre la carretera Córdoba-Puebla a la altura de Maltrata. Lanzaron disparos al aire para detener el tráfico de camiones de pasajeros y transporte público para iniciar un asalto masivo.

Los hechos se documentaron en redes sociales a través de videos que las víctimas publicaron. Este asalto masivo no está registrado en la estadística pública de asaltos en carreteras, puentes y zonas de jurisdicción federal de la Guardia Nacional.

En mayo, la estadística registra dos asaltos en ese tramo, el primero el 7 de mayo a un auto particular a las 4 de la mañana, a la altura de La Esperanza, en Puebla, y otro el 19 de mayo a las 6 de la tarde en el kilómetro 263 del tramo Puebla- Córdoba, a la altura del municipio de Orizaba.

A principios de este mes de marzo, agremiados de la Alianza Mexicana de la Organización de Transportistas AC (Amotac) se manifestron en una marcha lenta sobre la autopista 150D Córdoba-Puebla y la carretera federal Orizaba-Tehuacán para exigir mayor seguridad en las carreteras.

El delegado regional de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Enrique Rustrián Villanueva, manifestó que de un total de diez tractocamiones que son robados en principales carreteras de la región centro, el cien por ciento tiene paradas sus investigaciones. Los asaltos a transporte público se hacen masivos en días consecutivos a plena luz del día, denunciaron.

La estadística respalda sus dichos: Entre el primero y 20 de febrero, delincuentes perpetraron cuatro asaltos a transporte de carga, todos entre el kilómetro 284-290 de la carretera Puebla-Córdoba. Los horarios de asalto se registraron entre las 12 del dia y las 9 de la noche.

Durante el mes de abril se registró un récord de 24 asaltos, todos entre las 7 de la mañana y las 19:30 de la noche. Ese mes, la carretera Córdoba-Puebla tuvo ocho asaltos a transporte de carga.

Mercancías que se roban ya tienen comprador: Canacar

Enrique Rustrián Villanueva, delegado de la Canacar, dijo que las mercancías de los tráileres que se roban de manera diaria ya tienen un comprador y un destino de entrega, mientras que las autoridades no hacen nada por localizar todo ese producto.

“Cuando hay un robo es porque ya hay un cliente, porque ya tienen un comprador a dónde ya lo van a entregar. No ha habido investigación, aquí lo que sucede es que sucede el robo, llega el Ministerio Público y en el expediente ahí se queda, no hay una investigación posterior. De cada diez que se registran ninguno se resuelve, ninguno se investiga, todos estos productos tienen un número de serie, tienen un código, pero no hay un seguimiento”.

El representante de los empresarios del autotransporte de carga aseguró que el número de robos no ha bajado en la zona centro, aunque tampoco ha aumentado, ya que la delincuencia pasó de robar tráileres de la Autopista 150D Puebla-Córdoba, a robarlos sobre la carretera federal Orizaba-Tehuacán, principalmente en el tramo de Río Blanco.

El año anterior se registraron en total mil 121 denuncias por robos a vehículos en las carreteras federales del país, según datos oficiales de la Guardia Nacional obtenidos por la Plataforma Nacional de Transparencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.