SUMARIO

Mayoría simple

Gustavo González Godina

Cuando faltan seis semanas para las elecciones del 6 de junio, es necesario insistir -es nuestra obligación como mexicanos- en que quizás sea ese día la última oportunidad que tendremos para frenar la destrucción total de nuestro país, que parecen empeñados en llevar a cabo el actual gobierno de López Obrador y su partido Morena.

Debo decir antes que creo que va a volver a ganar Morena la elección, pero no va a ganar tanto como lo hizo en 2018 por muy variadas razones. La primera, porque es normal que en la elección intermedia el partido que ganó la elección presidencial obtenga menos votos, es algo natural que ha ocurrido siempre, porque el ejercicio del poder desgasta y el desgaste trae como consecuencia natural menos votos.

La segunda, si a eso le agregamos los tantos errores, involuntarios o deliberados del actual gobierno, incontables ya, que comenzaron con la cancelación del aeropuerto de Texcoco y siguieron con el despido de miles de trabajadores del gobierno, la desaparición de las guarderías infantiles, de las casas de refugio para las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, del Seguro Popular, de medicamentos, primero para el cáncer de los niños y luego muchos más, la falta de gasolina, el aumento en los precios de la misma, y así hasta llegar a la falta y luego tardía y deficiente atención de la pandemia que ha provocado cientos de miles de muertos, a la incapacidad y complicidad con el crimen organizado lo que ha provocado otros cientos de miles de muertos, mortandad, violencia, desempleo, carestía… todo esto junto con el natural desgaste por el ejercicio del poder, augura una notable baja en el número de votos por Morena.

Tercera: El mismo presidente López Obrador les dio la idea (entre tanta tontería que se le ocurre un día sí y otro también) hace un año a sus opositores de que se unieran en una alianza contra Él, al inventar un supuesto Bloque Amplio Opositor (BOA); le tomaron la palabra y se unieron con los empresarios el PRI, el PAN y el PRD y formaron “Va por México” y un sin número de organizaciones y plataformas en las redes y en las calles, como Mexicanos Contra la Corrupción, Chalecos México, FRENA y tantas otras, todas las cuales, quiérase o no, le van a quitar votos a Morena, cuántos no sé, pero muchos.

Cuarta: Como le pasó al PRI cuando perdió el control de sus cuadros (por imponer candidatos), y como le pasó al PRD que aglutinó a muchas organizaciones de izquierda, que se convirtió en un partido tribal y nunca logró la unidad sino desgarrarse en forma intestina hasta casi desaparecer, le pasa lo mismo ahora a Morena, cuya imposición de candidatos ha provocado inconformidad en todo el país y que a su dirigente Mario Delgado lo reciban con insultos y a huevazos a donde quiera que va.

El caso más emblemático y que más va a dañar a Morena es el de Félix Salgado Macedonio, un candidato acusado de violación y abuso sexual, que tanto la dirigencia nacional del partido como el presidente López Obrador se empeñan en echar atrás la resolución del INE de retirarle la candidatura, no por las acusaciones en su contra, sino porque no cumplió con el requisito de presentar su informe de gastos de precampaña, necedad que a cualquier ciudadano ya le cayó mal.

Y más ahora luego de que Salgado amenazó de muerte a los consejeros del INE, al llevar en su protesta un ataúd frente a las instalaciones del organismo y una corona de flores con el nombre del consejero presidente Lorenzo Córdova. Atreverse a amenazar de muerte a los consejeros electorales, la máxima autoridad en materia electoral, el árbitro que le reconoció el triunfo a Morena cuando ganó, no fue bien visto por ningún ciudadano, excepto por Mario Delgado, Fernández Noroña, Andrés Manuel y un pequeño grupo de incondicionales de Salgado Macedonio, que en lugar de reprobar estas amenazas y tratar de conciliar, su siguiente paso fue promover un juicio político en la Cámara de Diputados contra Lorenzo Córdova y Ciro Murayama para destituirlos como consejeros electorales, les estorban.

La mejor descripción de Morena la hizo un aplaudidor del presidente Andrés Manuel López Obrador que por alguna razón se volvió en su contra, pero que no por eso le falta razón, al analista global Alfredo Jalife dijo: Morena heredó lo peor del PRI, del PRD y del PAN, es un adefesio. ¿Alguien lo puede negar?, basta ver su composición, es el PRIAN de que tanto hablan sus seguidores, casi exclusivamente aquellos que reciben alguna limosna económica cada mes o cada dos meses, estudiantes becados, hombres y mujeres de la tercera edad (no todos), quienes están destruyendo la selva con el programa Sembrando Vida (porque primero desmontan y queman) y en fin todos aquellos que reciben algún beneficio como algunos que han sido vacunados y que creen erróneamente que la vacuna sale del bolsillo del presidente López Obrador o del presupuesto de Morena. Ni las ayudas económicas ni las vacunas salen de sus bolsillos, pero así se los hacen creer y ellos ingenuamente lo creen y lo que es peor, creen que va a durar para siempre.

Todo esto, el desgaste natural por el ejercicio del poder, los errores interminables y garrafales (la rifa de un avión sin avión, la construcción de una refinería en un pantano, la destrucción de la selva para construir un tren maya, la de un aeropuerto frente a un cerro y tantas y tantas más), la unión de los partidos PRI, PAN y PRD en la alianza “Va por México” (MC no es oposición a Nivel Nacional, excepto en Jalisco, Dante Delgado le juega al vivo hasta no ver los resultados de la próxima elección) y la descomposición de Morena, me hacen pensar que este partido si bien va a volver a ganar el 6 de junio, no ganará lo que ganó en el 2018, no ganará la mayoría calificada, es decir las dos terceras partes de los votos en la Cámara de Diputados, y por lo tanto no podrá modificar la Constitución, ganará cuando mucho la mayoría simple, la mitad más uno, si acaso, y si no gana ni la mayoría simple, adiós a la Cuarta Transformación, adiós a la Venezuela del Norte, adiós al Socialismo del Siglo XXI en México, adiós a los afanes de reelección de López, adiós a todo, se acabó, a reconstruir el país que su gobierno se está acabando.

De ahí la importancia de salir a votar el 6 de junio por quien sea, menos por Morena ni por alguno de sus satélites, de preferencia por la Alianza Va Por México, sean quienes sean sus candidatos, y en Jalisco por Movimiento Ciudadano o por candidatos independientes, por quien sea. Un voto por Morena será un voto contra México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.