#ObreroDelGis Al nacer tú adquieres unos derechos

Diego A. Zapata Gómez

“Tú viniste a este mundo para estar gozoso y disfrutar de una vida extraordinaria”. Quizá habrás imaginado que estaba hablando acerca de los derechos humanos. Pues claro que los derechos humanos se desprenden de esta gran afirmación que acabo de mencionar. La pobreza, la enfermedad y la falta de amor no son para nadie que se dice decir Humano. Ser Humano es la plenitud del Hombre, de ese ser racional de la que nos plantea la Filosofía Aristotélica.

El Humano es el reflejo de la máxima realización, por eso esos pensamientos de pobreza nos impiden alcanzan la virtud, la enfermedad nos opaca y acaba, y vivir sin amor nos lleva a tener una vida con falta de plenitud. Estamos hablando de alcanzar la plenitud mental, espiritual y material. Caramba, como no me lo dijeron antes, muchos conflictos y situaciones se habrían evitado en mi existencia. Porque la falta de una de ellas hace que no se viva plenamente. No podemos quedar en la conformidad, cuando por derecho natural podemos disfrutar de las cosas que este mundo nos da.

En un pasaje de los evangelios en la Sagrada Escritura, y permítame citarla por mi formación, en Mateo 7,11 dice: “Si ustedes siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos. Cuánto más nuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que se las pidan”. Y de aquí vamos a explicar de dónde vienen estos derechos.

Si somos papás, es natural que queramos lo mejor para nuestros hijos: una vida plena, que no tengan dificultades en sus metas, una bonita familia, éxito, prosperidad, etc. Sin embargo, ellos no escuchan nuestros consejos que les damos, no comparten las ideas de nuestra sabiduría adquirida por la experiencia. Y es que así fuimos en la adolescencia y en la juventud, tampoco nos gustaba escuchar los consejos de nuestros padres. Ellos ya estaban atrasados o decíamos que ahora son otros tiempos. ¿Qué piensas de tus padres? Como adolescente.

Ahora vamos a pensar en nuestro Padre del Universo. ¿Lo entendemos? Con toda la sinceridad del mundo te digo que yo nunca lo he entendido, llevo más de 35 años queriendo entender, y aún no. Pero lo que si sé es que él quiere lo mejor para mí en cada momento. Y también lo quiere para cada uno, para ti, para él y ella, para ellos. Aunque a veces las cosas no están siendo como yo creía, como dice la canción: Los caminos de la vida no son como pensaba, como los imaginaba, no son como yo creía. Así como sucede esto, porque el Padre está preparando las cosas para alcanzar los sueños que tenemos, sólo es cuestión de confiar y hacer su voluntad. Digo si eres creyente, de lo contrario seguirás actuando como un adolescente rebelde sin causa, aun cuando se tengan los años y la experiencia vivida y a punto de dejar este mundo hermoso.

En nuestro corazón está inscrito, y lo digo con toda la fe en el Padre celestial, esa fuerza interior para dejar de pelear con el Padre, para volverte uno con él. Para llegar al Entusiasmo, que en griego entusiasmo es con Dios en el corazón. Porque Dios no es magia, sino una relación de tu y yo en el universo.

Mira a tu alrededor y te darás cuenta de que todo está en relación, que todo es armonía y está en orden. Ese es la presencia de Dios. Si yo le dedico mi tiempo a una persona, me lo agradece. Porque todos necesitamos de alguien que nos de su tiempo, y Dios quiere lo mismo, así que vamos a dejar de pelear con él.

Esos momentos de felicidad que alguien nos da, porque invierte su tiempo en uno hace que uno siente el gozo de corresponder a tal atención. Y ese Padre que está esperando te dará lo suficiente para que vivas plenamente en lo mental, lo espiritual y lo material, solo hay que dejarse amar y escucharlo.

Lo contrario a la Armonía es la Demonía, es decir el desorden, el caos, y todas sus consecuencias. No se necesita ser religioso para darnos cuenta de esta diferencia entre Armonía y Demonía. El Humano se emociona y quiere vivir en la Armonía y el inhumano en la demonía porque es más fácil y cómodo. Ya que la Armonía es Construir un mundo mejor, es la disciplina, el esfuerzo, la dedicación, el trabajo, emprender, estar en paz consigo mismo y con su entorno.

Por eso luchan por vivir dentro del orden y de los derechos con sus responsabilidades y obligaciones. El inhumano es tramposo, mentiroso, ventajoso, y todas las demás situaciones que ya conocemos de más.

Vivir dentro del orden se requiere, ante todo, convicción y deseo de vivir bien consigo mismo y con su familia. No es fácil, porque se presentan inconvenientes que nos regresan o contaminan para pelarnos con Dios, o como muchos dicen con el Universo.

Nunca te canses de hacer las cosas bien, de hacer el bien, de ser justo, honrado, disciplinado, responsable, amable, y todas las virtudes de una gran persona humana. Porque al hacer esto estás en camino hacia la prosperidad y la felicidad. La vida te premiará más y más, porque nunca tendrás de qué sentir vergüenza porque eres una persona íntegra que lucha por sus sueños.

Tal vez me digas que algunos no son así, y eso es verdad. Sin embargo, si te comparas con otros te puedes llevar una triste decepción, porque siempre hay alguien mejor o peor que yo. Lucha por conseguir tus sueños, paso a pasito, se agradecido con tu Padre Dios, porque al hacerlo se te dará más.

Tan sencillo como esto. Yo di regalos a dos personas, les traje un recuerdo de un lugar que visité. El primero se mostró feliz, agradecido por el presente y lo disfruta luciéndolo. El otro lo tomó y lo puso a un lado, no mostro agradecimiento, dijo “Yo esperaba otra cosa”, no lo luce y puede ser que esté arrumbado en el olvido.

Yo pregunto: ¿A quién le vuelvo a dar un regalo? obvio lo has pensado muy bien al que fue agradecido. Lo mismo pasa con tu Dios, si no agradeces lo que te da, no te quejes porque ya no recibes. Esa es la ley universal, de nuestras acciones. Como dicen “el karma”.  Piensa en grande porque Dios tu Padre piensa que mereces todo el bien que por derecho te corresponde. Solo hay que dejarse amar amándolo.

De ahí tus derechos que adquieres al nacer, sentirte hijo y merecedor de todo lo que hay. Así que vamos a dejar de pelear con el Padre y ser agradecidos para recibir más. Haz la prueba y veras que maravillosa es la vida. Hasta aquí mi comentario como Obrero del Gis.

Comentarios en diegoazgconrumbo@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.