Detienen a alcaldesa de Morena en Oaxaca por desaparición de ex cuñada del director administrativo del COBAEV

La madrugada de este viernes, elementos de la Agencia Estatal de Investigación de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca detuvieron a Lizbeth Victoria Huerta, alcaldesa de Morena del municipio de Asunción Nochixtlán, ubicado en la región Mixteca de Oaxaca, y a otras dos personas, entre ellas a Johan Matus Marcial, asesor jurídico del ayuntamiento, como presuntos responsables de la desaparición de la activista Claudia Uruchurtu Cruz, ex cuñada del director administrativo del COBAEV, Alejandro de la Cruz Garnica Fernández, quien hasta 2013 fue esposo de su hermana Elizabeth Uruchurtu.

La víctima, de 48 años de edad, fue vista por última vez el pasado 26 de marzo cuando participaba en una protesta contra la munícipe morenista, quien pretendía reelegirse.

Esta detención se da a más de 40 días de que la activista desapareció en Nochixtlán, hecho que sus hermanas de nacionalidad mexicana e inglesa habían denunciado en distintas instancias internacionales, como el Comité de Desaparición Forzada de la ONU y autoridades del Reino Unido.

Familiares de la víctima señalaron que ese día la policía municipal disolvió la protesta, y que en ese momento Claudia Uruchurtu fue privada de su libertad por personas desconocidas.

Según información de Pedro Matías, corresponsal de la Agencia Proceso (Apro) en Oaxaca, anteriormente la activista había presentado varias denuncias ante el Órgano de Fiscalización del estado contra la actual administración de Nochixtlán por desvío de recursos, y últimamente había participado con grupos inconformes en distintas actividades para exigir que se investigara a la alcaldesa Lizbeth Victoria Huerta, quien pese a las protestas ganó la encuesta interna de Morena y fue postulada nuevamente a la alcaldía.

La munícipe fue acusada de presuntos delitos de corrupción, peculado, cohecho, coalición de servidores y enriquecimiento ilícito.

De acuerdo con el expediente que integró la Fiscalía Anticorrupción, la alcaldesa era acusada de tomar recursos provenientes de los ramos 28 y 33 fondo III y IV, así como de los ingresos municipales (predial y agua potable), además de ordenar transferencias bancarias y entregar documentos “apócrifos” para acreditar gastos no realizados por un monto superior al millón de pesos.

En una conferencia de prensa organizada hace un mes en la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, familiares de Claudia exigieron una investigación seria para localizar a la activista y resaltaron testimonios de testigos que en redes sociales dieron datos de la desaparición:

“Alrededor de las 23:00 horas de ese día, una mujer con las características de Claudia, fue metida a la fuerza en un auto de color rojo (posible camioneta RAM 700 o Pick Up de batea), en la esquina de Calle 2 de abril y Melchor Ocampo de Asunción de Nochixtlán”.

Y en transmisiones en vivo se escucha una voz que dice: “se están llevando a una muchacha en una camioneta roja”. Lo mismo menciona otra persona del sexo masculino al hacer uso de la voz en el video.

Otro testigo, vendedor ambulante, señaló que se estaban llevando a una persona en un vehículo y que salieron rumbo a Amatlán.

Testigos aseguraron que el pasado 30 de marzo fue localizado el cuerpo de una persona en la comunidad de Los Cántaros, pero cuando los policías ministeriales acudieron al lugar no encontraron nada.

El 1 de abril, los agentes ministeriales se presentaron en el domicilio de Claudia para preguntar si la llave que encontraron, precisamente en el paraje de Los Cántaros, pertenecía a la víctima, lo que resultó positivo, por lo que se infiere que estuvo en esa zona, en algún momento después de su desaparición.

Los familiares denunciaron que Claudia había presentado denuncias formales ante el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFEO) en contra de la alcaldesa, por presunta malversación de recursos públicos que ella había documentado.

Además, el pasado 6 de abril, el diario EL UNIVERSAL informó que el 14 de septiembre de 2020, el Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) resolvió que Lizbeth Victoria Huerta violó la Ley Electoral al realizar propaganda personalizada con el uso de recursos públicos.

Desde mayo de 2020, la presidenta municipal fue acusada por un grupo de ciudadanos de incurrir en propaganda política a su favor, con la utilización del presupuesto de este ayuntamiento de la región Mixteca.

Desde abril de 2020, Lizbeth Victoria Huerta ya tenía denuncias en su contra ante la Comisión de Quejas y Denuncia o Procedimiento Contencioso Electoral del IEEPCO por presunta propaganda personalizada con uso de recursos públicos, según consta en los expedientes y sus acumulados CQDPCE/POS/003/2020, CQDPCE/POS/004/2020 y CQDPCE/POS/007/2020, este último abierto el 1 de junio de 2020.

En sesión extraordinaria, el Consejo General, a través de la resolución IEEPCO-RCG-01/2020, calificó como existentes las conductas denunciadas como promoción personalizada de la edil de Asunción Nochixtlán.

Estas acciones, precisó en su resolución, constituyen una infracción a la normativa electoral en el procedimiento ordinario sancionador.

Los consejeros del órgano electoral también aprobaron enviar el expediente al OSFEO y dar vista al Congreso de Oaxaca, para que en el ámbito de sus facultades impongan las sanciones que correspondan.

La presidenta Lizbeth Victoria Huerta también fue denunciada por golpear y encarcelar arbitrariamente a Alfonso Avendaño Rodríguez, proveedor del ayuntamiento de Asunción Nochixtlán, cuando acudió a las oficinas municipales para solicitar el pago de un adeudo que el municipio mantenía. El hombre sufrió fractura de cráneo tras ser golpeado por policías bajo las órdenes de la morenista, según denunció la familia.

Por estos hechos también recibió amenazas Azucena Tello Pedro, quien fue testigo y transmitió a través de Facebook la agresión contra Alfonso Avendaño. Ante los hechos, se decidió hacer una denuncia pública y responsabilizó a la alcaldesa de lo que le pueda pasar a ella y a su familia.

A estos antecedentes se sumó la desaparición, desde el 26 de marzo, de Claudia Uruchurtu, quien presentó una denuncia formal ante el OSFEO contra la presidenta municipal de Asunción Nochixtlán por un presunto mal uso de los recursos públicos que recibe el municipio.

Antes de su detención, la alcaldesa afirmó en su defensa que los señalamientos vertidos en su contra por la desaparición de Claudia Uruchurtu era parte de un “juego sucio” de corte político y electoral; además acusó que era víctima de violencia política de género por el cargo que desempeña, por lo que exigió a las autoridades que agilizaran las investigaciones para dar con el paradero de la activista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.