Apuntes

APUNTES

Manuel Rosete Chávez

“AMLO recomienda a sus opositores

comprar Vitacilina…serenense”

Yo

Se cayó el soberbio

Uno de los temas de conversación de ayer fue la columna que publica en El Universal el periodista Salvador García Soto, relacionada con la situación de desgracia política que vive el jefe del Cartel del Estero Nueva Generación (CENG), don Miguel Ángel Yunes Linares. 

Y es que el atravesado ex gobernador de Veracruz, aunque solo fue por dos años, cometió cualquier cantidad de abusos en contra de los ciudadanos, sintió que tenía a Dios agarrado por los esos,  actuó como dueño del estado así como de la vida y patrimonio de los veracruzanos y…, su más grave error: rompió con los medios de comunicación y se refugió en las redes sociales creyendo que desde ahí mantendría comunicación con sus vasallos, craso error.

A Yunes Linares lo padecimos una buena parte de los periodistas locales desde que se desempeñó como secretario de Gobierno con Patricio Chirinos Calero. Escogió a un reducido número de mercenarios de la comunicación para hacerlos sus incondicionales, los usó para golpear a adversarios y periodistas críticos y se ensañó con algunos comunicadores que nos atrevimos a señalar errores de la administración chirinista, llegando al extremo de iniciar una terrible persecución en contra de los “enemigos periodistas” a quienes mandó a golpear, les inventó delitos para poder encarcelarlos y los mantuvo a golpe de chirrión lo que provocó su salida del gabinete.

Cuando regresó como candidato del PAN a la gubernatura del estado, Yunes Linares no varió el trato con los representantes de los medios de comunicación, menos con los empresarios. En su obtusa mente, o por recomendación de sus colaboradores, no valía la pena tener trato con los medios porque eran gente de Fidel Herrera o de Javier Duarte y por lo tanto peligrosos enemigos aliados del pasado corrupto.

Nada más estúpido que esa concepción. Los periodistas lo somos frente a cualquier expresión partidista o ideológica, el compromiso del comunicador profesional es con la sociedad, frente a la opinión pública, no para el gobierno en turno, pero como hay mercenarios de la pluma que se filtran en las filas de los comunicadores para servir a quien mejor les pague, a cambio de distorsionar una información o lanzar loas a favor de políticos vanidosos que usan el presupuesto para financiar elogios a su persona, se genera la impresión de que todos somos iguales.

Pues este patán, represor, cretino, hoy es víctima de sus equivocadas formas de hacer política. En este espacio jamás nos hemos cansado de exigir a las autoridades que investigaran el origen de sus fortunas; que le cayera el peso de la ley por tantos abusos que cometió estando en el poder; por haber torcido la ley para cumplir con sus venganzas personales, y ahí están las hemerotecas donde nos podemos dar cuenta de quién ha sido quién en los medios porque defensores de los abusos y delitos que ha cometido Yunes Linares hay muchos que hoy se ponen la chaqueta de Morenos y se lanzan contra quien el pasado gobierno, de dos años, les mató el hambre, los procuró y los protegió. A nosotros nos combatió porque jamás nos hemos prestado a lanzar elogios a favor de los corruptos. Que bueno que por fin se hará justicia.    

 

Serpientes y escaleras

 

Ese es el título de la columna del periodista Salvador García Soto que ayer se hizo viral, para usar los términos modernos de la comunicación digital, en la que describe el pasaje adverso que está enfrentando el líder del Cartel del Estero Nueva Generación (CENG).

“Su estilo pendenciero y soberbio –dice García Soto- se acrecentó cuando fue gobernador de Veracruz de 2016 a 2018. La mini gubernatura no evitó que Yunes Linares se enfrascara en toda clase de pleitos y polémicas con sus adversarios.”

“En febrero de 2017 Yunes abrió una confrontación verbal con López Obrador que comenzó con la acusación de que el tabasqueño tenía tratos con Javier Duarte y que éste había financiado a Morena con el dinero del erario veracruzano.”

“La respuesta de Andrés Manuel fue inmediata: “Si el señor Yunes puede probar que yo recibí dinero de Duarte, me retiro de la política, pero si por el contrario él no puede probarlo, que renuncie a su encargo”, dijo López Obrador, quien había iniciado el duelo verbal cuando criticó que el senador panista Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del gobernador de Veracruz, intentara ser candidato al mismo cargo
para suceder a su padre.”

“Meses después, cuando estaba en campaña por la gubernatura, Miguel Ángel Yunes Márquez, revivió la guerra contra el ya entonces candidato presidencial López Obrador: “Hace unos días vino ese viejo guango que le dicen el Pejelagarto. Y a mí me dio mucha risa que de repente decían que Xalapa ya era de Morena y que iba a ganar el Peje”, decía el hijo de Yunes en un mitin en Xalapa.”

“Hoy, con López Obrador en la Presidencia, hay al menos dos denuncias de la UIF que acusan a Yunes Linares de enriquecimiento ilícito y de operaciones con recursos de procedencia ilícita, además de una denuncia, confirmada el 19 de abril por la Fiscalía General de la República, en contra del exgobernador de Veracruz, a quien se acusa de desvíos de recursos y corrupción durante su paso por el ISSSTE en el gobierno de Felipe Calderón.”

“Ante ese panorama, con 68 años y con una enfermedad que se le ha complicado, Yunes Linares hizo a un lado su soberbia y hace una semana mandó a un político, amigo suyo, como mensajero a Palacio Nacional, y le pidió que le transmitiera “al presidente López Obrador” el siguiente mensaje: “Que tenga clemencia y piedad. Que yo estoy enfermo, que si van contra mí yo puedo responder y dar la cara, pero que a mi familia la respete y no les haga daño”.

“La respuesta  que dicen que le dieron al mensajero en Palacio Nacional fue contundente: “Dígale que sólo se va a aplicar la ley y que, si él o sus hijos violaron la ley, tendrán que enfrentar las consecuencias y responder ante las autoridades correspondientes”.

“Las vueltas que da la vida golpean por igual a los mortales, que a los que se sienten intocables.” Con esta reflexión remata García Soto su interesante trabajo periodístico. El consejo que les podemos compartir a los que se sienten en este momento intocables, es que no se confíen, que entiendan que el tiempo pasa con una rapidez vertiginosa y cuando nos damos cuenta ya se nos acabó el veinte, el poder ya no existe, lo que queda es aquello que sembraste y si es malo se te vendrá encima inevitablemente. Así es que el tal Iván, que se vaya preparando, vientos de fronda soplan en estas elecciones.

REFLEXIÓN

A los candidatos que comienzan a cerrar campañas hay que advertirles sobre la conveniencia de que las hagan anteponiendo la salud de sus acarreados, la tercera ola del Covid está en pleno proceso, no cooperen para que haya más muertos. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx | formatosiete@gmail.com 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.