EL ARTE DE GOBERNAR 

¡Llegó la hora de la verdad! 

Daniel Badillo

Una vez terminadas las campañas de quienes aspiran aquí en Veracruz a ser presidentes municipales, diputados locales y federales, llegó la hora de la verdad. De la reflexión profunda sobre por quién votar y para qué votar. Ahora corresponde a usted, amable lector, estimada lectora, acudir a las urnas y decidir, mediante el sufragio, qué personas habrán de representarles en la Cámara de Diputados y en los 212 ayuntamientos de Veracruz.

Fueron, sin duda, campañas atípicas porque los candidatos y candidatas, en la mayoría de los casos, debieron adecuarse a la nueva realidad impuesta por la pandemia, aunque, dicho sea de paso, ninguno de los aspirantes respetó al pie de la letra las indicaciones tanto de las autoridades de salud como de los órganos electorales, pues todos llevaron a cabo eventos masivos donde no hubo sana distancia y ni siquiera entregaron gel antibacterial.

Los siguientes días serán para la reflexión en familia, con los amigos y conocidos. Por el bien de la sociedad ojalá que la jornada electoral del próximo domingo transcurra en paz, pues los veracruzanos merecen comicios que sean al mismo tiempo, una fiesta democrática donde prevalezca la razón por encima de la pasión, ya que en muchos municipios ha sido práctica común que, al finalizar la jornada, una vez contados los votos, algunos no quedan conformes y se arman los golpes.

De allí el llamado a las autoridades de los tres órdenes de gobierno, a que –desde ahora- implementen mecanismos para salvaguardar la integridad de los ciudadanos que acudirán a las urnas, así como de los candidatos antes, durante y después de los comicios. De hecho, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo hace unos días que habrá un operativo especial de la Guardia Nacional precisamente para garantizar la paz y la tranquilidad durante la jornada electoral.

Estos comicios serán históricos, por lo que nadie puede ni debe ser ajeno a participar. Entre más personas voten, menos posibilidades hay de que regrese el viejo esquema de la compra del voto, la entrega de dádivas a cambio de la credencial de elector y otras marrullerías que han sido práctica constante en otros comicios, por eso la insistencia de ir a votar por el candidato o candidata de su agrado, pero vaya a votar.

Y de preferencia hágalo temprano, pues como parte de las medidas de higiene para evitar contagios de Covid-19, sólo se permitirá el ingreso de 2 personas por casilla al momento de votar, lo que seguramente habrá de generar colas enormes durante el proceso, pero eso no nos debe desanimar para cumplir con nuestra obligación cívica; también será obligatorio portar cubrebocas y la credencial sólo se mostrará a los funcionarios de casilla para verificar que se trata del propietario de la misma, y no será entregada a los integrantes de la mesa para evitar que se manipule y pueda generar contagios.

Además, usted podrá llevar su propia pluma o marcador para votar, pues forma parte también de los protocolos sanitarios; de hecho, el consejero electoral del INE, Ciro Murayama, expresó el 20 de mayo que era preferible que cada quien llevara sus marcadores, aunque desde luego en la casilla habrá los crayones necesarios por si usted no lleva el suyo.

En fin. Asumamos nuestra responsabilidad como ciudadanos y votemos el próximo domingo. No hacerlo, nos quitará el derecho de cuestionar a las futuras autoridades, pues está en nuestras manos, insisto, decidir el futuro que queremos en los 212 municipios, en el Congreso del Estado, y en la cámara federal de Diputados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.