Prevé TEPJF recibir hasta 32 mil quejas después de la elección; Morena acusa que “mafia del poder” busca anular comicios

Mientras el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, anunció que su partido se prepara para hacerles frente a sus adversarios “de la mafia del poder” que planean impugnar la elección de todos los distritos electorales bajo el argumento de una presunta intervención del Jefe del Ejecutivo federal, el magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Luis Vargas,informó ayer en un foro con observadores internacionalesque este órgano jurisdiccional calcula recibir entre 25 mil y 32 mil asuntos después de los comicios, aunque dijo que por ahora ya tiene siete mil relacionados con la elección.  

Vargas remarcó que ante la radicalización de los actores políticos, los juzgadores no deben entrar en debates, ya que son “tramitadores de la legitimidad de los representantes populares que la ciudadanía elige”.

Expuso que el compromiso de los magistrados es en la etapa poselectoral, donde tienen “el papel más protagónico”. Ante el reto de la violencia política, el TEPJF reconoció que debe inyectarle a los comicios prudencia y responsabilidad.

Ante observadores internacionales en materia de justicia electoral, el magistrado presidente reconoció que en el actual proceso electoral se ha registrado una radicalización por parte de los actores políticos, por ello exhortó a los juzgadores a no entrar en debates, pues les recordó “somos tramitadores de la legitimidad de los representantes populares que la ciudadanía elige”.  

Este miércoles, al inaugurar el Foro Internacional Justicia Electoral Mexicana: un programa para los visitantes extranjeros, junto con la magistrada de la Sala Superior, Mónica Aralí Soto Fregoso, el magistrado presidente del TEPJF explicó a los observadores que el compromiso de los magistrados es durante la etapa poselectoral “en donde tenemos el papel más protagónico, ya que nosotros validamos los procesos electorales”.  

Al hablar de los retos en números, que se esperan, agregó que “también hay que decirlo y no podemos escapar a la realidad, con enormes dificultades como es la violencia política que está aquejando al país como son las radicalizaciones de los actores políticos.”

En las próximas semanas la función primordial del Tribunal Electoral será hacer valer el voto de la ciudadanía, ante todas las irregularidades que trae consigo un proceso electoral, y generar certeza, pero sobre todo inyectar prudencia y responsabilidad política, añadió el funcionario.

Por su parte, la magistrada Mónica Aralí Soto Fregoso aseguró que en México se han registrado importantes avances en materia de paridad de género, que, en esta ocasión, el 6 de junio, tendrá lugar con las gubernaturas. Sostuvo que la paridad ha llegado a todos los niveles: federal, estatal, municipal, incluso comunidades indígenas.  

Se pronunció a favor de no renunciar a la visión garantista del órgano jurisdiccional para maximizar la igualdad de los derechos de la ciudadanía. Aseguró que se está en el camino de  consolidar una democracia más incluyente. 

Mónica Soto Fregoso indicó que se han avizorado los avances y retos para el órgano jurisdiccional en el actual proceso electoral, el cual es el más grande en la historia y consideró que hay retos inéditos que en cada justa electoral se van generando, pero se superan, conforme se atienden, con la finalidad fortalecer el sistema democrático.

Por otro lado, ayer, en conferencia de prensa, el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, dijo que los partidos “de la mafia del poder” planean impugnar la elección de todos los distritos electorales bajo el argumento de una presunta intervención del presidente López Obrador; sin embargo dijo que ya se preparan para hacerles frente.

“Como saben que vamos a tener la mayoría, ahora su estrategia, por debajo, es empezar a impugnar a todos y cada uno de los distritos, argumentando una supuesta intervención por parte del Presidente de la República, lo cual es absolutamente falso”, indicó este miércoles, antes de que iniciara legalmente la veda electoral.

Además, señaló que la oposición está reviviendo una “campaña de miedo”, como la que hicieron en los comicios de 2006 argumentando que Andrés Manuel López Obrador era un peligro para México. El morenista vinculó dicha estrategia con el empresario Claudio X. González, a quien definió como el “jefe” de la alianza opositora, y al dirigente de Coparmex, Gustavo de Hoyos, quien está “ahora presionando a los patrones para que estos últimos presionen a los trabajadores”.

Sostuvo que en al menos cinco entidades, los opositores a Morena han desatado una “guerra sucia” con llamadas telefónicas para motivar a votar por otros partidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.