Piden investigar como ejecución extrajudicial caso de adolescentes muertos en Amatlán; en México matan diario a 7 menores: Redim

Juan Martín Pérez García, coordinador para América Latina y el Caribe de Tejiendo Redes Infancia.

Los casos de Eduardo Jiménez y Jonathan Herrera, de 15 y 13 años, respectivamente, que murieron el viernes pasado en Amatlán de los Reyes, por un supuesto fuego cruzado entre elementos de la Fuerza Civil y criminales, se sumaron a las dramáticas estadísticas que de acuerdo con un análisis de la Red por los Derechos la Infancia en México (Redim) registran 7 asesinatos diarios de menores de edad, de los cuales 3.6 en promedio son homicidios dolosos.

Según destaca en su edición impresa de este martes el diario REFORMA, de los crímenes dolosos, 70 por ciento son por armas de fuego, esencialmente contra adolescentes.

El diario capitalino entrevistó a Juan Martín Pérez García, coordinador para América Latina y el Caribe de Tejiendo Redes Infancia, quien advirtió que en México la militarización de la seguridad pública ha llevado a que cualquier corporación, ya sea municipal, estatal o federal, haga uso excesivo de la fuerza.

Ejemplo de ello, dijo, es el asesinato de dos menores en Veracruz, que pidió investigar como una ejecución extrajudicial.

“El solo dicho de que fueron víctimas de un intercambio de disparos, y la muy lamentable declaración de las autoridades (estatales) como daños colaterales, son ofensivas para el país en su conjunto”, señaló.

“Vale la pena recordar que esto mismo ha estado sucediendo en Guanajuato, en Sinaloa, y es lo que en América Latina se conoce como ‘gatillo fácil’”.

El viernes pasado, Eduardo Jiménez y Jonathan Herrera, de 15 y 13 años, respectivamente, murieron por disparos de armas de fuego en Amatlán de los Reyes. La versión oficial asegura que los menores quedaron en medio de un fuego cruzado, pero pobladores aseguran que los elementos de Fuerza Civil irrumpieron a balazos en la vivienda donde quedaron muertos.

De acuerdo con Redim, de enero a mayo de este año han sido asesinados mil 51 menores de edad, un incremento del 1.3 por ciento respecto al mismo periodo de 2020.

Tania Ramírez, directora de la Redim, pidió a la sociedad no naturalizar esas imágenes y llamó a los grupos del crimen organizado a no usar a los menores como elementos para enviarse mensajes.

“Nuestros niños, niñas y adolescentes no pueden ser efectos colaterales de la violencia, ni efectos colaterales de las estrategias de freno a esas violencias”, comentó.

El 3 de mayo, Enrique, de 16 años, fue ejecutado por sujetos que llegaron en una motocicleta hasta el puesto de micheladas que atendía en la Alcaldía Iztapalapa.

En Guanajuato, Cristian, de 12 años, perdió la vida por un disparo que, de acuerdo con testigos, fue realizado por un policía de Irapuato, quien atendía el supuesto robo de un tinaco.

En ese contexto, Tania Ramírez lamentó que la primera sesión del año del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), no vaya a ser presidida por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“A la sociedad no tenemos nada qué decirle, más que hay inacción y desatención”, lamentó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.