SUMARIO

Distractor

Gustavo González Godina

“Al que le venga el saco que se lo ponga”, dice el refrán popular. El profesor Oscar Miguel Rivera hizo un comentario en mi página de Facebook acerca de la Consulta Popular del próximo 1 de agosto, me vino el saco y me lo pongo. Escribió el Profe: “A la oposición le es más fácil desacreditar por completo el ejercicio de la Consulta Popular por medios digitales, ante la falta de una base de apoyo popular. Si los expresidentes tuvieran capacidad de convocatoria llamarían a votar por el NO, en vez de desacreditarla”.

Antes que nada, debo aclarar que el profesor Oscar Miguel Rivera es mi amigo. Que es un hombre muy inteligente, idealista y sobre todo muy muy trabajador. Colaboró durante mucho tiempo con el Semanario 7 días y ahí lo vi recorrer, incansable, la región de Los Altos y más allá consiguiendo notas y publicidad, este periódico le debe mucho de lo que ha logrado llegar a ser.

Aclarado lo anterior, para que no se tome esto como pleito, paso a responderle al estimado profe Oscar Miguel. Dice: “A la oposición (al gobierno de la 4-T, entre la que me cuento) le es más fácil desacreditar por completo el ejercicio de la Consulta Popular por medios digitales (se refiere sin duda a mi columna anterior que se llamó Consulta Balín y que se publicó en FB) ante la falta de una base de apoyo popular”.

En primer lugar, yo no necesito una base de apoyo popular para opinar, porque no soy candidato a nada, nunca lo he sido ni lo seré, para qué quiero una base de apoyo popular. Para decir lo que pienso no la necesito, me basta y sobra con mi libertad de expresión que, debo reconocerlo, no me ha sido coartada aún por el gobierno de la Cuarta Transformación, aunque no dudo que en cualquier momento lo haga.

Sobre esto le cuento que ya me dio la 4-T una probadita, perdí mi cuenta de Twitter cuando hice un comentario a propósito del cambio de destino de las Islas Marías, de prisión a centro deportivo y cultural o algo así, dije “Ojo con las Islas Marías, su ubicación es inmejorable para establecer ahí una base estratégica para el trasiego de drogas”. Al otro día Twitter eliminó mi cuenta que nunca pude recuperar. Y esto fue antes de que el presidente AMLO fuera a saludar de mano a la mamá del Chapo Guzmán, y antes de que ordenara la liberación del recién capturado Ovidio Guzmán, hijo del mismo capo preso en Estados Unidos, lo que me acabó de confirmar los nexos de nuestro presidente con el Cártel de Sinaloa.

Pero bueno, ya me estaba desviando del tema. Agrega el paisano de Cri Cri Oscar Miguel Rivera,: “Si los expresidentes tuvieran capacidad de convocatoria llamarían a votar por el NO, en vez de desacreditarla”. Yo no sé si los expresidentes tendrán o no capacidad de convocatoria, supongo que no, pero aquí ya se está refiriendo mi amigo Oscar a otras personas, no a la oposición entre la que me cuento. Eso sin tomar en cuenta que el PRI no es oposición, no porque haya pasado a mejor vida, sino porque el Revolucionario Institucional es ahora Morena, así que a CSG; EZPL y EPN no se les puede calificar de oposición.

Al PAN sí, pero no creo que ni Calderón ni Fox estén interesados en perder el tiempo llamando a votar por el NO, sabiendo como sabemos todos quienes tenemos un mínimo de capacidad de razonamiento, que la Consulta Popular nació muerta y así seguirá. Hasta el presidente López Obrador dijo ya que Él NO está de acuerdo en enjuiciar a los expresidentes y que votará por el NO. ¿Más claro lo quieren?, ni el amado líder está interesado en que se haga justicia, ¿no lo entienden acaso?, ¿no les molesta que les tomen el pelo con una Consulta que será sólo circo para distraer al pueblo de los graves problemas que sí debería atacar el gobierno de la 4-T, como la pandemia, la economía, la falta de medicamentos y de empleos y sobre todo la violencia?

(A propósito de ésta y entre paréntesis, está cada día peor. Ya aparecieron grupos armados en Oaxaca, en Guerrero, en Michoacán… está gravísima la situación. Tanto que el presidente López Obrador tuvo que reconocer que, si su gobierno no logra contener la violencia, no se habrán cumplido los objetivos de su Cuarta Transformación. Ya la ve venir, no puede su gobierno contra los grupos de delincuentes, llámense del crimen organizado o autodefensas, esto no tiene para cuándo sino todo lo contrario, tiende a empeorar).

Por eso, creo, no veo yo llamando a votar por el NO ni a Calderón ni a Fox. Para qué si la Consulta Popular no va a servir para nada, y no es que estemos tratando de “desacreditar por completo el ejercicio”, es que se trata de una cuestión incluso matemática, los que detestan a López Obrador no van a ir a votar porque no les interesa el circo, lo harán sólo los seguidores que aún le quedan, que no son pocos (unos 20 millones), pero insuficientes para reunir los 39 millones de votos por el SI, que dijo el excandidato de Morena Rodrigo Mercado Ibarra, promotor de la Consulta, que necesitan para que el resultado sea vinculante, es decir, para que se tenga que acatar.

Ya hablamos de cifras en la columna anterior, de cifras y de porcentajes, sólo nos resta decir que el INE instalará el próximo domingo, dentro de ocho días, 57,000 casillas para la Consulta, a las que tendrían que acudir mínimo 684 electores a cada una para reunir los 39 millones, pero hay casillas, y no pocas (en el medio rural hay muchas) que no llegan a 684 electores; habrá otras, por supuesto, que tengan hasta 3 mil que es el máximo que marca la ley, pero son las menos y además, ¿van a ir todos a votar? ¡Por favor! Le deseo suerte a mi amigo el profesor Oscar Miguel Rivera, pero le sugiero que no se haga muchas ilusiones. No falta mucho para saber cómo les fue…

(Volví a tocar el tema porque a mí sí me molesta que traten de agarrarme de pendejo, el comentario del Profe sólo fue el pretexto).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.