Hora Cero

Coronel Brizio, la carta para la rectoría de la UV

Luis Alberto Romero

Hijo del prestigioso médico xalapeño, Pedro Octavio Coronel Pérez, de una larga trayectoria profesional, que sirvió en la Universidad Veracruzana y como Secretario de Salud en el bienio del gobernador Fernando Gutiérrez Barrios, el doctor Héctor Francisco Coronel Brizio es quizá la carta más fuerte entre los prospectos para dirigir la Universidad Veracruzana.

Hombre discreto, licenciado en Estadística por la UV, con estudios de posgrados en la Universidad Autónoma de México y en la Simon Fraser University, de British Columbia, Canadá, el doctor Héctor Coronel tiene el nivel 1 como investigador nacional y es profesor con Perfil deseable PROMEP.

Ha sido Subdirector de Educación Universitaria y Director General de Evaluación y Control Educativo de la SEV; y ha tenido un desempeño relevante en la investigación de las ciencias que domina. No hay duda que su trayectoria profesional y su perfil académico garantizarían un buen nivel para dirigir el destino de la Universidad Veracruzana.

Aunque guardarán el nombre del elegido hasta el final, tal y como lo mandata la convocatoria, los notables de la Junta de Gobierno, la doctora Leticia Mora Perdomo, quien es la presidenta en turno; el doctor Genaro Aguirre Aguilar, Secretario; la doctora Laura Verónica Herrera Franco; el doctor Jorge Martínez Contreras; el doctor José Luis Morán López; el doctor Enrique Ramírez Nazariega; el doctor Alfredo Sánchez Castañeda; el doctor José Antonio Seade Kuri y la doctora Alma Gloria Vallejo, saben que tendrán en el doctor Coronel al mejor rector que puedan elegir para que dirija el destino de la Universidad en los próximos cuatro años.

Parte de su plan de gobierno, lo ha definido en un artículo muy interesante que ha titulado “Ciencia para la administración universitaria”. Ahí, plantea los problemas, los grandes retos que tiene que enfrentar la Máxima Casa de Estudios. Se refiere, por ejemplo a un asunto muy sensible: “El tema de la violencia en la Universidad Veracruzana debe dejar de ser una bandera. No podemos permitir que exista violencia de ningún tipo y reconocer que si bien es un problema mundial y que desde la universidad existe un protocolo aprobado y avances en este tema; hay que concebir protocolos dinámicos o ‘vivos’ que contemplen brindar siempre la atención inmediata. Un sólo caso de violencia en la institución es inaceptable. La cercanía del rector o rectora y el seguimiento y acompañamiento en estos lamentables casos por parte de las instancias responsables es de importancia fundamental”.

Toca el área de artes, tan importante para Xalapa: “Emblemática para la Universidad Veracruzana ha sido el área de artes; es tiempo ya de retomar ese liderazgo que, aunque estrictamente hablando nunca se ha perdido. Se requiere recuperar espacios e implementar programas para mostrar el trabajo de nuestros alumnos y académicos con el fin de acercar el arte a la población en todas las regiones que conforman la universidad. Pero al mismo tiempo, a través de una adecuada gestión y vinculación con fundaciones y organizaciones con estos objetivos, es necesario promover a nuestros artistas y grupos para que se presenten en instituciones y foros nacionales y extranjeros”.

Apunta: “Son muchos los temas que atender en una universidad tan grande en prestigio, en tamaño y en diversidad. Lo aquí presentado son sólo algunos de los aspectos que considero más relevantes, de manera resumida y con propósitos de difusión. Pero en forma sintetizada comparto mi visión de una universidad honesta, transparente, con compromiso social; respetuosa de los derechos humanos; moderna en sistemas y servicios para estudiantes y académicos; con un modelo apropiado para dar certeza a todos y todas y enfatizo: como una universidad coadyuvante en el desarrollo de Veracruz y del país, mediante el cumplimiento de sus funciones sustantivas y la observancia de su normatividad. Esto será posible si aplicamos la ciencia en la administración universitaria, lo que llevará a la Universidad Veracruzana, a mayores logros y mayor altura”.

Menos política y más ciencia, pareciera ser la consigna del destacado académico. La moneda está en el aire y será la Junta de Gobierno de la Máxima Casa de Estudios la que tome esta decisión, por el bien de la comunidad universitaria. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.