El “terrorismo fiscal” aprobado por el Congreso pretende controlar con fines políticos: Iglesia católica

En un artículo que se publica este sábado en el Semanario Alégrate, órgano de difusión de la Arquidiócesis de Xalapa se señala que el paquete fiscal aprobado por el grupo legislativo mayoritario, afín al grupo en el poder, pretende imponer un “terrorismo fiscal” para “tener a todo el mundo controlado, a todo el mundo cautivo y tener un padrón para los fines políticos que el gobierno quiera”.

En el artículo titulado “Impuestos y el espíritu de Santa Anna”, signado por Alejandro Ortega Velázquez, la iglesia católica hace una comparación con la fallida propuesta hacendaria del gobierno de Antonio López de Santa Anna.

Indica el autor: “Los impuestos a puertas, ventanas, perros, carros y caballos del último mandato de Antonio López de Santa Anna son más que una anécdota de la historia de México. Entre 1853 y 1854, se establecieron acciones recaudatorias que hoy parecen risibles, pero que fueron el primer referente de una política fiscal del incipiente gobierno mexicano y que debido a su mala planificación y sentido común fracasaron. La urgencia de cobrar impuestos, llevaron, a una mala planeación dificultando la recaudación que en lugar de beneficiar perjudicó al erario. Fueron los funcionarios públicos y los comerciantes los principales críticos y opositores, obligando al gobierno a abolir las medidas en 1855”.

“Esta etapa de nuestra historia viene a colación a propósito de la intención del SAT de cobrar impuestos a la población joven de México, es decir; a partir de los 18 años”.

“Se ha propuesto que los jóvenes, al cumplir la mayoría de edad de edad se integren de forma obligatoria al régimen federal de contribuyentes. La pregunta es ¿Por qué van a contribuir a un régimen si en su gran mayoría no tienen actividad económica?”.

“En muchas familias es común abrir una tarjeta bancaria de débito donde los padres puedan depositar un modesto recurso para el pago de colegiaturas, renta, pasajes o comida. Ahora el Servicio de Administración Tributaria –SATpretende cobrar impuestos por esos depósitos familiares catalogados por la dependencia como “ingresos no reportados””.

“Es increíble que se les quiera incorporar al régimen fiscal, cuando tenemos miles de jóvenes que estudiantes sin actividad económica y muchos más jóvenes desempleados en el país que tratan de vivir al día y que sería más sano para ellos darles la oportunidad de emplearse antes que hacerlos sujetos fiscales en las peores condiciones de vida”.

“A estas acciones desde el gobierno, se le conoce como “terrorismo fiscal” y en días pasados ha sido motivo de confrontación y debate en la cámara de diputados federal, donde están los diputados que la ciudadanía eligió y que muchos de ellos están apoyando estas medidas, desatendiendo su obligación como representantes populares de explicar a los ciudadanos sus pretensiones.”

“Desafortunadamente el objetivo de este terrorismo fiscal ha sido aprobado por la mayoría parlamentaria y lo que pretende es tener a todo el mundo controlado, a todo el mundo cautivo y tener un padrón para los fines políticos que el gobierno quiera”, concluye el articulista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.