Fallece el legendario periodista veracruzano Ángel Trinidad Ferreira

Este domingo 24 de octubre, a las 23:35 horas, falleció a los 90 años de edad el periodista Ángel Trinidad Ferreira, quien aunque nació en la Ciudad de México siempre se consideró veracruzano por sus raíces familiares en el puerto de Alvarado.

Trinidad Ferreira se inició en 1951 en el diario El Universal y posteriormente transitó en las redacciones de El Heraldo de México y Excélsior, donde permaneció hasta la salida de su compadre Julio Scherer García, quien en julio de 1976 dejó la dirección del rotativo por presiones del entonces presidente Luis Echeverría Álvarez, molesto por la línea crítica del periódico.

Unos meses después, recién iniciado el sexenio del expresidente José López Portillo (1976-1982), emparentado con Scherer García, Trinidad Ferreira fue incorporado a Imevisión (Canal 13), la televisora estatal que posteriormente sería privatizada en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, otorgándosele la concesión al empresario Ricardo Salinas Pliego, muy cercano al actual gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Como reportero de Excélsior, Ángel Trinidad Ferreira conmocionó a la clase política veracruzana con la memorable entrevista que realizó en 1974 a Jesús Reyes Heroles, a la sazón presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, quien en alusión al “destape” en Xalapa de Manuel Carbonell de la Hoz como precandidato a la gubernatura de Veracruz, el ideólogo priista originario de Tuxpan declaró que “yo, como veracruzano, no he votado por él”, echando abajo la virtual candidatura del entonces subsecretario de Gobierno que pretendía suceder al gobernador Rafael Murillo Vidal.

Hace cinco meses, en mayo de este año, su hijo Emilio Trinidad Zaldivar publicó el libro titulado “Charlando con mi padre”, en cuyo prólogo el periodista Marco Antonio García Granados reseña lo siguiente:

“Hablar de Ángel Trinidad Ferreira es remontarse al periodismo de fondo, de investigación auténtica, donde lo plasmado en el otrora muy influyente medio de comunicación impreso, era considerado la biblia de la información.

“Porque no existía rincón alguno del país en donde la palabra escrita por ese brillante y talentoso periodista –nacido en la Ciudad de México, pero que se adoptó veracruzano por la herencia de su sangre– traspasara las fronteras de la opinión pública que lo convirtieron de forma rápida, en un referente obligado de consulta y gran influencia del periodismo nacional.

“Iniciado en 1951 en el diarismo por recomendación de su hermano Carlos Trinidad Ferreira –médico de renombre, obtenido a través de su rico quehacer cotidiano– al también maestro del periodismo, Mario Huacuja Betancourt, que hizo a su vez época por su análisis político.

“Fue tanta la fama que alcanzó Ángel Trinidad en los primeros 10 años de los 14 en que fue inminente titular de la columna, que lo mismo políticos de renombre, gobernadores, diputados, senadores y hasta presidentes de México, lo consultaban para conocer de primera mano, el pulso y el sentimiento de la nación.

“Por ello, marcó toda una época del periodismo mexicano a través de las páginas de Excélsior, en las que estuvo por 24 años, que impactó en los ámbitos político y social, por su agudeza informativa.

“En este trascendente documento, ‘Charlando con mi Padre’, compilado y realizado con gran apego y mejor manufactura por Emilio Manuel Trinidad Zaldivar, también reconocido periodista y comunicador experimentado, ha plasmado con brillantez, las frescas anécdotas y vivencias de su padre, que son un cúmulo de extraordinarias experiencias, que lo convirtieron en uno de los tres columnistas más grandes de la historia de México.

“Hablar de Ángel Trinidad Ferreira en el contexto periodístico nacional es ser también parte importante de la historia moderna de México. No hay periodismo de fondo sin las trascendentes referencias de este singular columnista. Sus profundos análisis políticos y documentos informativos, influyeron en una parte vital de la historia de este país, que escribió con estricto apego a la verdad a través de 67 años. Se dice fácil. Pero muy difícil de concretar.”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.