Revelan más sobornos millonarios de Odebrecht; implican a Javier Duarte y a Cárdenas Batel, jefe de asesores de AMLO

Los sobornos que por 10.5 millones de dólares dio la constructora brasileña Odebrecht al ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, no fueron los únicos pagos ilegales que el consorcio carioca hizo en México, sino que una contabilidad secreta de esta misma empresa registró al menos otros 9.2 millones de dólares más que fueron transferidos por la firma sudamericana entre 2006 y 2011 para corromper a diversas personas relacionadas con proyectos mexicanos, según reveló Quinto Elemento Labcomo parte de la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas integrada por reporteros de diversos países latinoamericanos.

Esta información, que hasta hoy se desconocía, proviene del sistema contable del Departamento de Operaciones Estructuradas, la oficina secreta de Odebrecht que distribuía los sobornos a funcionarios de toda América Latina. En los formatos quedaron registradas 25 transacciones de pagos ilegales realizadas a favor de personas en México en esos años.

Estas operaciones ocurrieron antes de los pagos que Odebrecht hizo a Lozoya Austin, a quien como director de Pemex le transfirió 10.5 millones de dólares entre 2012 y 2014 a cambio de ayudarle a obtener contratos en la refinería en Tula y otros puntos. Revelan además que el alcance de las prácticas corruptas fue más extenso que el reconocido originalmente por los ex directivos cuando confesaron haber sobornado al ex funcionario del gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto y cuando más tarde admitieron pagos ilegales a campañas políticas, entre ellas la del priista Javier Duarte de Ochoa, en Veracruz.

La contabilidad secreta de Odebrecht evita mencionar el nombre de las personas o funcionarios que fueron sobornados y, en vez de eso, utiliza codinomes, que son seudónimos para referirse a quienes recibieron los pagos indebidos. Un alias puede referirse a una sola persona o a varias y una misma persona puede llegar a tener varios codinomes, según explicaron fuentes desde el interior de Odebrecht.

En los registros aparecen cinco nuevos codinomes vinculados a proyectos mexicanos, según los documentos a los que tuvo acceso Quinto Elemento Lab, como parte de la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas integrada por reporteros de diversos países latinoamericanos.

Entre abril y mayo del año 2006, el departamento de sobornos registró tres pagos ilegales a favor de Pérsico por 590 mil dólares. La obra era identificada como 225101-Supervisao México, pero no se precisa a qué proyecto de infraestructura corresponde este nombre.

En 2011, cinco años después, esta división de pagos ilegales reportó 22 sobornos por un total de 8.6 millones de dólares vinculados a la obra PH Michoacán, los cuales fueron canalizados a personajes que se escondían tras los alias de Océano, Xavier, Xavier 2” y Meninos.

PH Michoacán se refiere a la presa Francisco J. Múgica, de acuerdo con una investigación publicada en 2017 por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) que había revelado pagos ilegales por sólo 383 mil dólares. El contrato para la construcción de la presa fue asignado en 2006 a Odebrecht por el gobierno de Lázaro Cárdenas Batel, actual jefe de asesores del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Según la nueva información, la persona que se benefició con el mayor monto de sobornos correspondientes a la obra en Michoacán se esconde tras el alias Océano. Tan sólo entre enero y junio de 2011 este seudónimo recibió 19 aportaciones por un total de 8.1 millones de dólares; mientras que Xavier 2 recibió 250 mil dólares, Xavier obtuvo 215 mil dólares y Meninos consiguió 15 mil.

DUARTE: ¿BATMAN O ROBIN?

De acuerdo con lo publicado por la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas, liderada por la organización IDL-Reporteros, de Perú, y que integran reporteros de Brasil (Metrópoles), México (Quinto Elemento Lab), Venezuela (Armando.info), Uruguay (Sudestada), Panamá (La Prensa), Argentina (La Nación) y Ecuador (El Universo), en los registros que contienen los pagos realizados figuran las siglas LW, que identifican a Luis Alberto Meneses Weyll, exdirector de Odebrecht en México, como responsable de las transacciones vinculadas al proyecto en Michoacán.

Meneses Weyll ya había revelado en 2017 otros dos codinomes, cuando dijo que la constructora realizó una aportación de 500 mil dólares a la campaña de Javier Duarte en Veracruz. Los pagos fueron vinculados en la plataforma de sobornos a los alias Batman y Robin.

Los nuevos codinomes también son distintos a los dos que reveló MCCI en marzo de 2020, cuando publicó que el código Latino recibió sobornos relacionados con las obras de la refinería de Tula, Hidalgo, y que Salvador es una de las claves que tenía asignada Emilio Lozoya cuando estaba en curso la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

Estas nuevas informaciones contables de la firma Odebrecht, los registros y fechas de los pagos ilegales y los seudónimos de los beneficiarios, fueron obtenidos por la organización peruana IDL-Reporteros y compartidos con Quinto Elemento Lab.

Los formatos con la contabilidad secreta llegaron el mes pasado a la fiscalía de Perú a raíz de una solicitud hecha por el fiscal José Domingo Pérez en abril de 2018 a las autoridades brasileñas, sobre el registro de pagos de sobornos y el financiamiento de campañas políticas que Odebrecht hizo en el país andino.

Los documentos, que contienen más de 250 páginas de información, fueron enviados por los fiscales de Brasil y han abierto nuevas líneas de investigación en Perú: “Forman parte de la división de Operaciones Estructuradas, de la caja 2, que es la contabilidad paralela que tenía la empresa como destino de los pagos ilícitos referidos a obras públicas y campañas políticas”, dijo el fiscal anticorrupción peruano a Quinto Elemento Lab.

El paquete de información no sólo contiene los registros vinculados al caso de Perú, también incluye cientos de órdenes de pagos y transacciones ilegales que tuvieron lugar entre 2004 y 2011 en otros países de América Latina, como México, Argentina, Venezuela, República Dominicana, Ecuador y Panamá.

MÉXICO, EL PAÍS MÁS PASIVO

En Perú, donde las pesquisas alcanzaron a cuatro exPresidentes, los documentos filtrados incluyen 112 nuevos codinomes, por lo que el fiscal José Domingo Pérez adelantó que viajará el próximo mes a Brasil para que ex directivos de Odebrecht revelen la identidad de los funcionarios que recibieron los sobornos y se esconden tras esos más de 100 alias.

“La empresa está obligada a proceder a la identificación de todos los funcionarios que han intervenido en la trama de corrupción”, confió el fiscal.

En contraste con Perú, México no ha sido tan activo para solicitar ayuda de sus contrapartes brasileñas.

La justicia peruana ha enviado más de 170 solicitudes de información al Ministerio de Justicia de Brasil, en tanto que los fiscales mexicanos apenas han formulado 16 peticiones de colaboración al país amazónico.

La última solicitud fue girada hace ya un año, y nueve de las peticiones siguen en trámite.

Además de enviar solicitudes a Brasil y a otros países, José Domingo Pérez explicó que a principios de 2019 la fiscalía peruana firmó un acuerdo de colaboración con la empresa Odebrecht que le permitió acceder a información crucial para integrar los casos en contra de los últimos cuatro mandatarios: Alejandro Toledo, Alán García, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski.

La justicia peruana optó por este mecanismo de colaboración con la compañía para tener acceso a información detallada sobre el pago de sobornos. Además de Perú, existen al menos otras siete naciones que han firmado convenios con Odebrecht para avanzar con mayor velocidad en las investigaciones sobre las afectaciones de este entramado de corrupción en sus territorios.

“Hemos ido avanzando porque la propia empresa ha ido entregando información y ha develado codinomes que se fueron conociendo en el transcurso de estos años. Al llegar un paquete de información, de codinomes, de pagos, de rutas de dinero, la empresa va a tener que convocar a los funcionarios que participaron en esos actos de corrupción y brindar información de quiénes son los funcionarios que han intervenido en esos pagos, proyectos y obras”, explicó el fiscal José Domingo Pérez.

La nueva información que aportaron las autoridades brasileñas “confirma lo que ya había entregado e informado la empresa Odebrecht, pero también abre nuevos escenarios de investigación que de acuerdo al proceso de colaboración a la que está sometida la empresa está obligada a informar sobre esos nuevos pagos ilícitos”, añadió.

En México, la fiscalía sólo ha señalado a Lozoya Austin como receptor de los sobornos de Odebrecht, aunque el exdirector General de Pemex ha implicado a más exfuncionarios. Como no hay un acuerdo de colaboración firmado con la compañía brasileña, para los fiscales resulta más difícil conocer quiénes fueron los beneficiarios de los sobornos. Odebrecht ha ofrecido su colaboración en la investigación, pero las autoridades mexicanas se han negado a aceptarla.

Uno de los abogados de Odebrecht confirmó que la constructora no ha sido requerida por la fiscalía mexicana: “En otras jurisdicciones latinoamericanas sí han habido diligencias y cooperación, pero con las autoridades mexicanas ninguna relación”, dijo el ejecutivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.