LOS JUEVES

ORFIS, en la mira de la ASF

Miguel Valera

Aunque la pandemia le cayó como anillo al dedo al Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz (ORFIS) para la revisión de las cuentas públicas 2018 y ahora 2019, la titular Delia González Cobos ya recibió una visita inesperada de un alto funcionario de la Auditoría Superior de la Federación, quien llegó con preocupación, mostrando una “alerta amarilla” que podría convertirse en roja.

Cauto, sigiloso, el enviado de David Colmenares Páramo pidió la cita y fue atendido por la abogada egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, quien nerviosa, escuchó al enviado, quien traía en su poder una lista de 180 municipios y entes fiscalizables con irregularidades en la cuenta pública 2019.

Sólo el Ayuntamiento de Minatitlán, que preside el morenista Nicolás Reyes Álvarez, presenta irregularidades por más de 250 millones de pesos, expuso el enviado. Entre los municipios, también destaca Xalapa, en donde su alcalde, Hipólito Rodríguez Herrero, ya ha siso calificado por la ciudadanía como el peor que haya tenido la ciudad.

—Oiga, pero el presidente Andrés Manuel López Obrador, intentó esgrimir como argumento la titular del ORFIS y el enviado fue tajante, contundente, al dar a entender que esta lista y las consecuencias legales tenían ya el visto buen y el aval del mandatario mexicano. —La instrucción es muy clara: o solventan o van a la cárcel, sea municipio, dependencia estatal u órgano autónomo.

Y además, nos cuentan, el enviado de la ASF fue muy claro: la responsable última, la que cargará con las consecuencias legales, si no se aplica la ley será una persona y esa persona se llama Delia González Cobos. La titular del ORFIS salió muy preocupada de la reunión y se puso a trabajar de inmediato. El problema, claro está, porque los tiempos están encima es que hasta dónde podrá tapar el hueco de la solventación fiscal o hasta donde podrá ayudar a los entes auditables para que no caiga la guadaña sobre su cabeza. Por lo demás, la funcionaria ya sabe que su cabeza va de por medio.

Hace algunos días, doña Delia González Cobos volvió a repetir a medios de comunicación que el ORFIS estaba trabajando a marchas forzadas, con recursos propios y sin contratar despachos contables. “Se nos vino la pandemia encima. Esto efectivamente ha generado una circunstancia especial que para todos es conocida. Hay riesgos en muchos lugares donde tienen que revisarse obra. Es mucho trabajo el que se nos vino encima. Afortunadamente el Congreso atendió nuestra petición y nos dio un plazo adicional, vamos a entregar a finales de enero, pero estaremos a tiempo. El trabajo es mucho, siempre ha sido así, pero tenemos ahora en contra la situación de la pandemia”, insistió.

Por lo que se ha visto en el panorama nacional, la Auditoría Superior de la Federación anda con la espada desenvainada en todo el país. En Tamaulipas, por ejemplo, el Congreso local convocó al titular de la Auditoría Superior del Estado, Jorge Espino Ascanio, para que comparezca a fin de aclarar los señalamientos que está haciendo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la cuenta pública del Estado correspondiente al 2019, así como otros a diversas cuentas recientemente aprobadas.

Esta visita de alerta de la ASF a Veracruz parece ser una llamada a tiempo. Ojalá así sea y no un mensaje de más alto, para poner una zancadilla a las instituciones veracruzanas.

Nos vemos los jueves.

valeramk@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.