Entra en vigor Ley de Lactancia Materna

Agencia SPI Veracruz

La Ley para el Fomento, Apoyo y protección de la Lactancia Materna en Veracruz (Ley 866), contempla sanciones administrativas y multas a instituciones públicas y privadas dedicadas a la salud que incumplan las nuevas disposiciones contenidas en la misma.

La Ley que entró en vigencia este miércoles, la cual es obligatoria y de observancia general en Veracruz, tiene por objeto fomentar, apoyar y proteger la lacta materna, así como las prácticas adecuadas de alimentación.

El titular del Poder Ejecutivo proveerá en el Presupuesto de Egresos de cada Ejercicio Fiscal, los recursos necesarios, procurando que éstos no sean menores al del año anterior, a fin de dar cumplimiento la presente Ley.

En un plazo de 120 días naturales, contados a partir de la entrada en vigor, el titular del Poder Ejecutivo tendrá que expedir el Reglamento correspondiente a efecto de dar cumplimiento a dicho ordenamiento.

Asimismo, las instituciones públicas y privadas prestadoras de servicios de salud que incluyan la atención materno-infantil, deberán iniciar el proceso de nominación de la Iniciativa “Hospital Amigo del Niño y de la Niña” en un plazo que no excederá de dos años, contados a partir de la entrada en vigor de la presente Ley y mantener vigente dicho programa.

Las instituciones públicas y privadas tanto del sector salud como de otros sectores deberán cumplir con las obligaciones contenidas en la presente Ley, en un plazo no mayor de dos años.

Será la Secretaría de Salud estatal quien vigile el cumplimiento de la Ley 866, por lo que deberá elaborar el programa estatal de Lactancia Materna, conformar el Comité Estatal de Lactancia Materna e impulsar el cumplimiento de la nominación de Hospital Amigo del Niño y de la Niña” en todas las unidades del sistema de salud.

La citada Ley prevé que, en situaciones de emergencia ambiental, sanitaria o de desastres naturales, deberá asegurarse la lactancia materna como medio idóneo para garantizar la vida, salud y desarrollo integral de las y los lactantes.

Para tal efecto, se podrán distribuir sucedáneos cuando la lactancia materna sea imposible y sea médicamente prescrito, para lo cual será necesaria la supervisión de la Secretaría y respetando el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna.

Iindependientemente del tipo de contratación y relación laboral pública o privada que tengan las trabajadoras, tendrán derecho durante el periodo de lactancia hasta por el término de máximo de seis meses, contar con dos reposos extraordinarios al día, de media hora cada no para amamantar a su hijo o, para realizar la extracción manual de leche en un lugar adecuado e higiénico.

O bien, cuando esto no sea posible, previo acuerdo con el patrón se reducirá en una hora su jornada de trabajo durante el periodo señalado.

Para gozar de los reposos y descansos extraordinarios posterior a los seis meses de lactancia, la trabajadora deberá acreditar la práctica de la lactancia materna efectiva, mediante certificado expedido por médico de institución pública y copia del acta de nacimiento del menor, que presentará a su centro de trabajo cada dos meses.

Igualmente, las instituciones públicas o privadas prestadoras de servicios de salud destinados a la atención materna infantil, además de capacitar y sensibilizar a su personal, deberán obtener la nominación de Hospital Amigo del Niño y de la Niña, establecer bancos de leche materna en éstos y lactarios hospitalarios.

Los servicios que prestan los bancos de leche materna y lactarios hospitalarios serán gratuitos y tendrán acceso a ellos la madre, el padre, el tutor o quienes ejerzan la patria potestad.

Además, evitarán el uso de sucedáneos de la leche materna con base en el Código de Sucedáneos y demás disposiciones jurídicas aplicables en unidades médicas públicas y privadas.

Las instituciones públicas y privadas prestadoras de servicio de salud que incumplan las disposiciones de la Ley 866, serán acreedoras a amonestaciones y multas administrativas.

Para la imposición de las sanciones, se tomará en cuenta el carácter intencional o no de la acción u omisión constitutiva de la infracción; la gravedad de la infracción; los daños que se hubieren producido o puedan producirse; la capacidad económica del infractor; y la reincidencia del infractor.

En todos los casos de reincidencia se duplicará la multa impuesta por la infracción cometida.

De 4 mil 481 pesos a 44 mil 810 pesos por incumplir con la capacitación del personal para orientar a las madres sobre la técnica de la lactancia materna, para que dicho proceso sea continuo hasta que el lactante cumpla mínimos dos años de edad.

Por no promover la lactancia materna como medio idóneo para la alimentación de las y los lactantes; establecer la técnica que propicie el contacto piel a piel de la madre con su hija o hijo, proveyendo el alojamiento conjunto.

O, por no fomentar y vigilar que la lactancia materna y la alimentación complementaria sean nutricionalmente adecuadas en términos de los estándares establecidos.

Con multa equivalente de 44 mil 810 pesos a 179 mil 240 pesos, quien no provea la ayuda alimentaria directa tendiente a mejorar el estado nutricional del grupo materno infantil, cuando existan condiciones que impidan la lactancia materna.

Quien no promueva la donación de leche materna para abastecer los bancos de leche; quien no incluya en los materiales informativos y educativos, relativos a la alimentación de los lactantes con leche materna y a la alimentación de los lactantes con formula infantil, fórmulas de seguimiento o cualquier otro alimento o bebida suministrada con cuchara o taza.

Con multa de 179 mil 240 pesos a 448 mil 100 pesos, quien incumpla con la obtención o estar en proceso de obtener la certificación de la iniciativa Hospital Amigo del Niño y de la Niña.

Por no acatar las disposiciones jurídicas aplicables a la comercialización de sucedáneos de la leche materna; por no establecer bancos de leche en los establecimientos de salud que cuenten con servicios neonatales.

Por no fomentar y vigilar que las y los profesionales de la salud cumplan con las disposiciones de la presente Ley; o por evitar que los materiales informativos y educativos, relacionados con la alimentación de las y los lactantes, inhiban la lactancia.

Las infracciones cometidas por las instituciones privadas serán de 44 mil 810 a 179 mil 240 pesos, por no establecer lactarios o salas de lactancia en los centros de trabajo; o no propiciar el establecimiento de guarderías en los centros de trabajo o cerca de ellos.

Y, de 179 mil 240 pesos a 448 mil 100 pesos por impedir el ejercicio de los derechos de las madres, establecidos en el artículo 9 de la presente Ley.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.