Verifica INE 61.52% de firmas para revocación de mandato; Veracruz y 4 estados más completarían 2.7 millones que exige la ley

Al continuar la revisión de las firmas de apoyo a la revocación de mandato presidencial prevista para el próximo 10 de abril, el Instituto Nacional Electoral (INE) reportó que ha encontrado en la lista nominal un millón 696 mil 830, número que representa el 61.52 por ciento del total requerido de 2 millones 758 mil 227 para llevarla a cabo.

El órgano electoral recibió 11 millones 103 mil 938 rúbricas de respaldo al ejercicio y durante la revisión ha encontrado 404 mil 43 de ellas con inconsistencias, como que no se encuentran en el padrón electoral, están duplicadas o corresponden a credenciales que perdieron vigencia.

Hasta ahora, los 12 estados que ya cumplieron con el 3% de las firmas de sus listados nominales que exige la ley, son Ciudad de México y Tabasco, que rebasaron por mucho el porcentaje mínimo, así como los de Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Colima, Hidalgo, Morelos, Nayarit, San Luis Potosí, Tlaxcala y Zacatecas. En el caso de Veracruz aún está pendiente que el INE verifique las firmas entregadas.

Para que el órgano electoral apruebe convocar la consulta popular de revocación de mandato, se deben reunir en al menos 17 de las 32 entidades federativas 2.7 millones de firmas, correspondientes al 3% del listado nominal de cadauno de los estados.

Por otra parte, la Junta General Ejecutiva del INE aprobó ayer modificaciones a sus proyectos a fin de atender las necesidades de la organización del proceso de revocación de mandato del Presidente de la República, entre las que destaca la reducción de 50 por ciento en los apoyos financieros a los consejeros locales y distritales.

En la sesión, Lorenzo Córdova, consejero presidente, resaltó que el ejercicio es semejante a una elección, pero en lugar de tener nueve meses para su preparación, se tienen apenas tres, lo que significa hacer lo que el INE sabe hacer, pero en un plazo inédito.

En sesión de la Junta General Ejecutiva, Córdova consideró natural que se modifique la planeación original del proceso y se tengan que tomar decisiones “como se dice coloquialmente, a matacaballo”.

Pero esto no es producto de una mala proyección, sino del diseño de una “nueva figura que sigue como si fuera una elección, pero que es distinta en muchos sentidos: para empezar, en los tiempos en los que se tiene que organizar”.

El secretario ejecutivo del INE, Edmundo Jacobo Molina, señaló que persiste la incertidumbre sobre la realización de la consulta de revocación de mandato, porque falta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronuncie sobre el fondo de la definición de los recursos con que contará el instituto. No obstante, se trabaja para ir cumpliendo con el plan y el calendario con los recursos con que cuenta el organismo.

Conforme se vaya dando certeza sobre cómo se operará, “seguramente algunos de estos proyectos van a necesitar inyección de nuevos recursos o bien cancelación de algunas actividades, pero por lo pronto, con el horizonte temporal que tenemos, es importante que este órgano (…) abra los proyectos y fondee por lo menos con los recursos que previsiblemente se van a utilizar en los próximos días y para que no retrasemos todo lo que estamos obligados a hacer en relación al ejercicio de revocación de mandato”, explicó.

La junta avaló modificaciones a proyectos específicos como la campaña anual intensa de actualización del padrón electoral, la emisión de la lista nominal de electores con fotografía para la revocación de mandato y la contratación del personal que apoyará en la verificación de las firmas de apoyo ciudadano, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.