Revelan que esposa del expresidente del TEPJF compró casa de 3 mdd en EU; ambos son investigados por red de empresas fachada

Magistrado José Luis Vargas.

Mónica Bauer Mengelberg López, investigada en la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por constituir una presunta red de empresas fachada junto a su esposo, el magistrado electoral José Luis Vargas Valdez, para triangular depósitos al extranjero, adquirió un nuevo inmueble valuado en 3 millones de dólares, ubicado en Connecticut, Estados Unidos, entidad a la que ella fue trasladada hace menos de un año por la compañía multinacional para la que labora.

Según publica este lunes EL UNIVERSAL, para adquirir esta propiedad, la esposa del expresidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) solicitó un préstamo superior a 2 millones de dólares al banco HSBC en ese país.

De acuerdo con documentos obtenidos por el diario capitalino, la fecha de contrato fue el 10 de septiembre de 2021 y HSBC USA es el banco que tiene la hipoteca del inmueble, que cuenta con un interés de 2.41%.

La casa tiene una superficie de 6 mil 445 pies cuadrados (598.76 metros cuadrados), cuenta con seis recámaras y cinco baños.

Fuentes familiares consultadas por EL UNIVERSAL aseguraron que el crédito para la adquisición del inmueble es completamente de Bauer Mengelberg y que no hay involucramiento alguno de su esposo José Luis Vargas Valdez.

Añadieron, además, que la licitud del recurso utilizado como enganche está comprobado ante la institución bancaria estadounidense, la cual hizo una investigación previa al otorgamiento del crédito.

Mengelberg López fue denunciada en 2021 por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ante la Fiscalía General de la República (FGR), por haberse encontrado que, junto a su esposo, el magistrado electoral Vargas Valdez, constituyeron una presunta red de empresas fantasma para triangular depósitos en el extranjero.

De acuerdo con el órgano de la Secretaría de Hacienda, Mengelberg López y el magistrado del TEPJF han tenido un estilo de vida que no es acorde con sus ingresos.

La UIF comenzó en 2020 la investigación contra el magistrado Vargas Valdez, por un presunto blanqueo superior a 30 millones de pesos, aparentemente obtenidos mediante actos de corrupción.

La denuncia se presentó en 2021 ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, por lavado de dinero, evasión fiscal y un esquema de empresas fachada para triangular recursos al extranjero.

Según la UIF, las cuentas en el extranjero estarían a nombre de Bauer Mengelberg, quien además adquirió propiedades en Miami, Estados Unidos; en Valle de Bravo, Estado de México, así como en Lomas de Chapultepec y Polanco, en la capital.

Asimismo, se detectaron depósitos de hasta 500 mil pesos en efectivo en cuentas del magistrado José Luis Vargas.

Sin embargo, la FGR decidió no ejercer acción penal y cerrar el caso, hecho ante el cual la UIF se inconformó e impugnó. Fue entonces que se presentó la denuncia en contra de Mengelberg López.

El magistrado Vargas Valdez defendió, en diciembre de 2020, que su patrimonio es compartido con su esposa, quien cuenta con un trabajo sólido y con mayores ingresos a los suyos.

EL UNIVERSAL pidió al magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación su postura acerca de la nueva adquisición inmobiliaria de su cónyuge.

Se le preguntó si este inmueble había sido incluido en su declaración patrimonial, a lo que respondió que la adquisición, a crédito y con garantía hipotecaria del bien inmueble, será oportunamente incluida en su declaración patrimonial, la cual se modificará en mayo próximo, en el rubro que corresponde a su esposa.

La declaración patrimonial del magistrado electoral está reservada a petición de él mismo, situación a la que tiene derecho por ley.

En su respuesta enviada a este diario, el magistrado Vargas señala que a mediados de 2021, con motivo del desarrollo profesional de su conyuge, en la empresa internacional para la cual trabaja desde hace 18 años, fue contratada para una función directiva a nivel global, cuya sede central está en Connecticut, Estados Unidos.

“Derivado de ese nuevo encargo, mi esposa, junto con mis hijos, tuvieron que cambiar su lugar de residencia al estado de Connecticut. Por esa razón, ella obtuvo un crédito hipotecario para adquirir una casa habitación, mismo que fue otorgado por una entidad bancaria de dicho país, con base en su actual nivel salarial”, explicó.

El total de las erogaciones que ha realizado con motivo del cambio de residencia, dijo, han sido sufragados con los recursos de ella, mismos que son lícitos y provenientes de las percepciones que como ejecutiva percibe.

“En consecuencia, no existe transacción financiera alguna que me vincule con la compra de dicho inmueble”, resaltó.

Además, José Luis Vargas puntualizó que la reubicación del domicilio de su esposa responde de manera exclusiva a la “exitosa carrera profesional de casi 18 años” en la empresa para la cual labora.

“Y no tiene relación alguna con mi actividad como magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”, aseveró el ex presidente del TEPJF.

El 19 de febrero de 2020 y el 22 de junio de 2021, la UIF, a cargo entonces de Santiago Nieto, presentó dos denuncias ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, de la FGR, contra Vargas Valdez por operaciones con recursos de procedencia ilícita relacionados con enriquecimiento ilícito y actos de corrupción.

La primera denuncia refiere operaciones irregulares por un monto de 36 millones 487 mil 433.59 pesos y la segunda por un monto de 106 millones 915 mil 904.38 pesos.

En el caso de la primera denuncia, el 15 de junio de 2021, el ministerio público dictó el no ejercicio de la acción penal; pero esta determinación fue revocada el 30 de julio por un juez de control que ordenó a la FGR abrir nuevamente la investigación contra Vargas.

En esta denuncia, la UIF indicó que las declaraciones patrimoniales de Vargas Valdez son inconsistentes con las operaciones financieras que realizó entre 2013 y 2018, periodo en el que desempeñó diversos cargos públicos.

En este periodo, el magistrado electoral declaró ingresos por 16 millones 744 mil 264 pesos, pero realizó gastos por 36 millones 487 mil 433.59 pesos; es decir, gastó 19 millones 743 mil 169.59 pesos más de lo que ganó como servidor público y esto, según la UIF, puede ser constitutivo del delito de enriquecimiento ilícito.

Luego de darse a conocer que el juez de control Marco Antonio Fuerte Tapia ordenó reabrir esta investigación en contra de Vargas, el magistrado del TEPJF afirmó que la licitud de su patrimonio está plenamente acreditada.

En agosto de 2021, fuentes consultadas por EL UNIVERSAL confirmaron que la segunda denuncia de la UIF contra Vargas estaba en etapa de revisión para determinar si la FGR cuenta con elementos suficientes para investigar y, eventualmente, proceder en contra del funcionario.

En este documento, la oficina que encabezaba todavía Santiago Nieto Castillo señaló a la FGR que analizó las finanzas de la esposa de Vargas Valdez y las empresas con las que tiene relación.

En el análisis se detectó que Mónica Bauer Mengelberg López, esposa del magistrado, recibió diversos depósitos que no corresponden con lo que declaró ante Hacienda y realizó transferencias al extranjero y constituyó personas morales cuya finalidad no se justifica porque estas únicamente recibieron dinero proveniente de empresas fachada para después quedar sin funcionalidad.

En consecuencia, la denuncia presentada en junio de 2021 no sólo señalaba al magistrado como probable responsable sino también a su cónyuge; a su cuñado Peter Bauer Mengelberg López; a Inmobiliaria Pasavaba, S. A. de C. V; a Inmobiliaria Schlafrau, S. A. de C. V; a NERIX, S. A. P. I. de C. V; a Consorcio de Litigio Estratégico, S. C; y Asesoría Estrategia Total, S. C.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.