Prosa aprisa

Prosa aprisa

Termina para el cuitlahuismo una septimana horribilis

Arturo Reyes Isidoro

Este viernes concluye una verdadera septimana horribilis para el gobierno cuitlahuista, que estuvo marcada por la aparición de nueve cuerpos sin vida en la carretera Isla-San Andrés Tuxtla, el señalamiento contra el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, de estar involucrado con un grupo de la delincuencia organizada, la tácita aceptación de que se han cometido atropellos y detenciones ilegales usando como pretexto el delito de ultrajes a la autoridad, el acatamiento a las “recomendaciones” (sanciones) que hizo la Comisión Nacional de Derechos Humanos tanto al gobernador Cuitláhuac García Jiménez como a la fiscal general del estado Verónica Hernández Giadáns y, la estocada final, el reconocimiento al triunfo de Federico Salomón Molina, la noche del miércoles, como nuevo dirigente estatal del PAN, esto es, la derrota de Joaquín Guzmán Avilés, identificado como el candidato (para repetir en el cargo) del palacio de gobierno.

El cuitlahuismo, pues, ha pagado ya con creces la cuesta… política de enero, aunque todavía le falta. Ha empezado el año mal cargando la secuela del triunfo (apenas confirmado hace quince días) de Paty Lobeira como alcaldesa de Veracruz, esto es, del grupo político Yunes Linares-Márquez; sufrió ya la primera derrota en su enfrentamiento con el senador Ricardo Monreal; vive el resurgimiento y fortalecimiento de los Yunes panistas de cara a las elecciones de 2024; está enfrentado con la mayoría del Senado; no logra controlar la inseguridad ni la violencia, y el gobernador no tiene un operador político profesional, conciliador, negociador, eficaz, que lo ayude a restablecer el tejido social, a lograr y mantener la unidad, a involucrar a todos los veracruzanos en la solución de los problemas, todo lo anterior ya en el cuarto de año de gobierno, cuando están en declive rumbo al final del sexenio.

Ante tanto escándalo, el domingo anterior, en Córdoba, hubo un detalle que se perdió y que refleja la urgente necesidad de que alguien de adentro empiece a tender puentes con los medios informativos y que le explique al gobernador cómo funciona la relación prensa-gobierno.

Reprocha a los medios que le hacen el vacío

Durante la entrega de tarjetas de la pensión a adultos mayores, el gobernador se quejó del vacío que le hace la prensa a sus anuncios. Dijo: “Habíamos hecho ya una conferencia de prensa el representante aquí en el estado del presidente, el licenciado Manuel Huerta, y un servidor, donde dimos a conocer los datos históricos del gran apoyo que le da el presidente a Veracruz en programas de Bienestar, especialmente en este… ¿saben cuántos medios reprodujeron esta noticia en sus páginas titulares, casi ni uno”. Y fueron muchos, digo yo.

Lo que no dijo fue que ordenó, o alguien de su equipo, que al finalizar el acto a los reporteros los encerraran en un corralito en el que los habían ubicado para que no pudieran salir hasta que él se fuera, esto es, para que no lo pudieran entrevistar, con lo que coartaron el libre ejercicio periodístico y cometieron un verdadero atentado a la libertad de prensa. ¿Así quería el mejor trato en los espacios, que le aplaudieran?

Allá adentro debieran advertir que algo no funciona o preguntarse por qué no funciona, porque en cambio cuando el delegado Manuel Huerta convoca para informar o lo entrevistan y habla de los programas, la prensa le da cobertura y repercuten lo que dice, incluso le abren los micrófonos en noticieros radiofónicos y lo proyectan en noticiarios televisivos. No obstante que es poco proclive a los espacios mediáticos, mantiene buena relación con los periodistas, como lo demostró en diciembre pasado cuando recorrió las principales ciudades del estado donde hay más medios, para convivir con ellos y su convocatoria fue todo un éxito. Sin duda, tiene mucho que ver la buena relación y el acercamiento que mantiene. Además, cuando puede, visita a directores o propietarios de medios.

En el caso del Gobierno del Estado y del gobernador mismo, desde su inicio han mantenido distancia con los medios, limitaron mucho la contratación de publicidad a los minímos costos, no hay nadie de buen nivel que cabildee con ningún periodista en nombre del Ejecutivo y no tienen tampoco la menor atención con los reporteros.

El 30 de julio del año pasado invitaron a un pequeño grupo de reporteros a asistir a la puesta en servicio del catamarán “El Cuenqueño” en Tlacotalpan. Finalmente uno de ellos se animó a platicar que no les pusieron vehículo para trasladarlos, no les proporcionaron alimentos, los mantuvieron a distancia, de pronto se fueron casi todos y los dejaron solos y les agarró la noche. Hasta que alguien los vio y les ofreció conseguirles hotel para que pernoctaran. Al día siguiente cuando se despertaron ya no había nadie ni siquiera para invitarlos a desayunar. “Ni siquiera una botella de agua nos dieron”, comentó.

Quiere azul celeste, sin que le cueste

Pero, por otro lado, en el lenguaje de la relación prensa-gobierno existe una frase vigente: el que quiera azul celeste, que le cueste. Esto es, en el medio periodístico se dice que la noticia es como la carne, que si no se consume fresca se echa a perder. En su momento, el anuncio de los programas de Bienestar tuvo un gran impacto mediático por novedoso. Hoy para los medios ya no es noticia, información nueva, ya no es novedad. Es un servicio público, sí, informar cuándo y dónde se van a entregar apoyos, o tarjetas, o se va a vacunar, porque es de interés público, y la prensa ha actuado con mucha responsabilidad dándolo a conocer, pero hacerle propaganda o publicidad al gobierno o al presidente porque trabaja, lo que es su obligación, para exaltar su imagen, eso ya cae en el terreno publicitario.

Los medios son un servicio público pero también empresas y es legal su derecho a tener ingresos económicos, como cualquier otra empresa. El inolvidable maestro de periodistas Alfonso Valencia Ríos, de El Dictamen, decía que el periódico vendía espacios, no su línea ni su criterio editorial. Así que publicaba lo que creía que era de interés general, pero si alguien pretendía anunciarse o publicitarse con un claro interés político, entonces tenía que pagar, y para eso había una tarifa o un convenio. En el gobierno federal es público que a La Jornada se le pagan millones de pesos, al que más, y eso explica porqué resaltan todo lo que tenga que ver con AMLO.

Pero en el gobierno estatal no hay ni acercamiento, ni cabildeo, ni buen trato, ni publicidad. Así que el gobernador se va a cansar de esperar a que le den las ocho columnas o los espacios privilegiados para destacar sus lisonjas al presidente, para quedar bien con él, si no invierte. Es a él a quien le interesa. Tiene que pagar por ello. A los medios cada vez menos les va a ir interesando lo que haga o diga si casi ya sobrevivieron a su alejamiento.. Saben que pronto se irán y ya tienen competencia porque otros actores políticos, si no pagan publicidad al menos tienen buen trato con los comunicadores y están haciendo compromisos de que si llegan al poder habrá trato comercial.

No tener una buena relación con los medios ha sido, a mi juicio, uno de los peores errores del actual gobierno. Por inexperiencia no saben que una buena relación, en todos sentidos, les serviría de colchón para amortiguar su caída.

Federico Salomón, en la entrega-recepción

El nuevo dirigente estatal del PAN, Federico Salomón Molina, se alista para recibir las instalaciones del Comité Directivo Estatal, luego de que la noche del miércoles la Comisión Organizadora Electoral de su partido le confirmó su triunfo sobre Joaquín Guzmán Avilés.

Para poder competir, Joaquín pidió licencia y en forma interina lo sustituyó Guilebaldo García Zenil, quien prepara la entrega-recepción. Guzmán Avilés ya no regresó. Pero el nuevo dirigente entró en funciones, de inmediato.

Que Cisneros sí tiene familiares en el Gobierno

El miércoles, don Eric Patrocinio Cisneros Burgos, secretario de Gobierno, salió a deslindarse del señalamiento que le hicieron en un video de estar involucrado con un grupo de la delincuencia organizada. Afirmó que no tiene familiares “ni en la delincuencia organizada ni en el gobierno”.

“Al respecto –me escribieron personas dignas de todo crédito– los empleados del CRISVER, Centro de Rehabilitación e Integración Social de Veracruz, dependiente del sistema DIF Estatal Veracruz, le solicitamos su muy valiosa ayuda para publicar el siguiente dato, solo porque creemos que es por el bien de la verdad y de Veracruz: resulta que Angélica Burgos Balbuena, quien se desempeña actualmente como Subdirectora de Gestión y Control de Recursos, desde su incorporación ha sido una persona déspota al presumir que es la prima y familiar directo de Cisneros Burgos.

De ser una humilde empleada hoy conduce una camioneta nueva de más de medio millón de pesos aun cuando se supone que solo devenga un sueldo como los demás empleados.

Lejos de comportarse con humildad, se maneja con presunción de ser, ante todo, la prima del secretario de gobierno”.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.