Al pie de la letra

ALPIE0328

ALPIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

 

* MORENA: DOMINGO NEGRO

 

Este domingo 27 hubo elecciones municipales extraordinarias en Veracruz y Oaxaca, donde contra todos los pronósticos y el desbordado optimismo de los líderes de Morena, los resultados fueron sorpresivamente adversos para los candidatos del partido obradorista en ambas entidades. 

 

Obviamente que en el estado vecino, donde Morena sólo ganó uno de los siete municipios en los que se repuso la elección de alcaldes, generó más preocupación entre los cuadros locales morenistas porque tienen en puerta los comicios de gobernador en junio próximo.

 

Morena solamente ganó en Santiago Laollaga, en la región del Istmo de Tehuantepec, cuyo candidato Felipe Benítez Domínguez arrasó con el 98.8 por ciento de los votos. Pero en los municipios de Chahuites, Reforma de Pineda, Santa María Xadani y Santa María Mixtequilla perdió ante el PVEM, en el de Santa Cruz Xoxocotlán fue derrotado por el frente opositor PRI-PAN-PRD-NA, y en el de San Pablo Villa de Mitla fue vencido por la coalición PAN-NA.

 
Al conocer estos resultados, el ex diputado local por el Partido del Trabajo (PT) y líder de la organización Comuna, Flavio Sosa Villavicencio, publicó en su cuenta de Twitter: “Esperamos que el Comité Ejecutivo Nacional de Morena, el Consejo Nacional, Bertha Luján y el Consejo Nacional de Honestidad y Justicia abran los ojos. No hay peor ciego que el que no quiere ver”.

Sosa Villavicencio aseguró que las imposiciones de candidatos y candidatas en las elecciones extraordinarias realizadas por el dirigente nacional Mario Delgado, así como su “nula operación política, nos derrotaron en varias elecciones extraordinarias”.

La ex diputada local de Morena, Magaly López Domínguez, calificó de alarmante, “por decir lo menos”, la derrota electoral en seis de los siete municipios que celebraron comicios en la jornada electoral de anteayer y cuestionó si el líder Mario Delgado tiene alguna explicación sobre lo sucedido. 

  

En Veracruz, de cuatro municipios en disputa, Morena solamente ganó Amatitlán, en el feudo cuenqueño del secretario de Gobierno, Eric Cisneros, oriundo de Otatitlán. Su candidata Esmeralda Clara Rodríguez, postulada en alianza con el PT, sumó 36.5 por ciento de los votos: 1,594.

Ahí, en la región de la Cuenca del Papaloapan, de donde es nativo el ex gobernador priista Fidel Herrera Beltrán, el PRI fue humillado al recibir solamente un voto, equivalente al 0.0229 por ciento del total, lo cual suena absurdo porque resulta difícil de creer que ni siquiera sus representantes de casilla y candidatos que integraron su planilla a la alcaldía y regidurías, tanto propietarios como sus respectivos suplentes, votaron por el partido que los postuló. 

Sin embargo, Morena perdió en Chiconamel, municipio de la Huasteca veracruzana, ante el casi desaparecido PRD; en Tlacotepec de Mejía, en la zona centro del estado, triunfó Podemos, partido político estatal que en los comicios locales de junio pasado no alcanzó el 3 por ciento de la votación total válida que como mínimo exige la ley electoral para mantener el registro, y en Jesús Carranza, en el sur de Veracruz, los resultados preliminares del Órgano Público Local Electoral (OPLE) dan como triunfador a Pasiano Rueda Canseco, del PT, quien decidió contender nuevamente por la alcaldía pese a que desde finales de octubre de 2021 se encuentra recluido en calidad de “preso político”, como aseguran él y su partido, al ser detenido por el recién derogado delito de ultrajes a la autoridad.

Ciertamente no son municipios de una alta densidad poblacional, pero el resultado adverso bien puede tomarse como una muestra indicadora de que la marca Morena ya no es garantía para que cualquier candidato triunfe en las urnas automáticamente. Y la misma lección va para las fuerzas opositoras como el PRI, el PAN y Movimiento Ciudadano, que no lograron ganar una sola de las cuatro elecciones extraordinarias.

¿Y el Partido Verde, por qué en Oaxaca ganó cuatro de los siete municipios en disputa mientras que en Veracruz, donde la franquicia partidista la regentea Javier Herrera Borunda, el hijo del ex gobernador Fidel Herrera Beltrán que actualmente ocupa la Secretaría de Organización del Comité Ejecutivo Nacional del PVEM, no pudo imponerse en una sola de las cuatro elecciones municipales? 

De los 21 mil 767 votos computados en los cuatro municipios –21 mil 349 válidos y 418 nulos–, el partido del tucán obtuvo solo 102 (0.4685%) en Amatitlán; 9 en Chiconamel (0.2385%); 75 en Jesús Carranza (0.6909%), y 12 en Tlacotepec de Mejía (0.4331%).

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.