Hora cero

Hora cero 

Una historia de gorilas con placa  

Luis Alberto Romero

En Platón Sánchez, región Huasteca de Veracruz, hay un problema que amenaza con desestabilizar al municipio: los policías municipales detuvieron a un joven de 19 años, señalado por una falta administrativa menor.

El detenido, Claudio Alfonso N, murió presuntamente en su celda.

El caso ocurrió de la siguiente manera: por la noche, 21:30 horas aproximadamente, tras un supuesto llamado de auxilio, los policías municipales capturaron a Claudio Alfonso, quien fue trasladado a la comandancia a bordo de una patrulla.

Los familiares de la víctima acudieron al lugar, para intentar sacarlo de prisión, mediante el pago de la multa correspondiente; en la comandancia les indicaron que no podían entregar al joven detenido, dado que podría haber una denuncia como consecuencia de una riña.

Resignados, los familiares decidieron esperar afuera de las instalaciones de la Policía Municipal, pero al filo de la una de la mañana les indicaron que el detenido tuvo un problema de salud y que fue trasladado al hospital regional de Tantoyuca.

Más tarde se supo que Claudio Alfonso murió y sus familiares denuncian que el fatal desenlace se produjo debido a la golpiza de que habría víctima en la propia comandancia.

La policía municipal argumentó que se trataba de un suicidio, pero la familia no dio crédito a dicha explicación.

De inmediato, la población de esa cabecera municipal, enardecida, comprensiblemente indignada, salió a las calles para exigir castigo para los responsables de este hecho.

Bajo un sol inclemente, los manifestantes acudieron a Palacio Municipal, donde exigieron justicia para Claudio; dijeron que en Platón Sánchez temen más a la policía local que al hampa.

Guilebaldo Flores, alcalde morenista de ese lugar, fue entrevistado por la prensa local; se dijo “triste por ese acontecimiento sucedido en los separos de la Presidencia… la Policía acudió a un llamado con todos los protocolos necesarios; tristemente sucede este lamentable hecho que todos conocemos, pero ya estamos investigando… se lo dejamos a las autoridades competentes para que se abriera una carpeta de investigación… repruebo totalmente los actos violentos en contra de cualquier ciudadano… su existe algún culpable, que se actúe conforme a la ley y al derecho”.

El alcalde sostuvo que no se tapará a nadie y que si existe algún responsable por la muerte del joven Claudio N, será castigado.

En Platón Sánchez, los familiares de la persona fallecida claman justicia, porque están seguros que no fue suicidio, sino una muerte como consecuencia de la golpiza recibida en la comandancia de policía.

En este asunto, tanto el comandante como el alcalde Guilebaldo Flores deben responder, en el caso de que la necropsia practicada al cuerpo arroje como resultado no un suicidio, sino un asesinato en la cárcel municipal.

Lo evidente es que si se compruebe el señalamiento de los familiares de la víctima, la fiscalía estatal deberá proceder contra los responsables.

Es un caso, finalmente, que pone sobre la mesa y cuestiona la capacidad de algunos cuerpos policiales de los municipios veracruzanos, donde el abuso de autoridad, la violación a los derechos humanos y los atropellos son lamentablemente comunes.  @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.