Línea Caliente

Cuauhtémoc Velázquez, lava su imagen; pasa de acusado a víctima

Por Edgar Hernández*

 

Cuauhtémoc Velázquez Martínez, otrora líder juvenil, empresario y aspirante a la alcaldía de Xalapa, luego de enfrentar un largo proceso de disputa familiar ventilada en medios de parte de su pareja sentimental Armida Ramírez Corral, por orden de un juez, se determina su inocencia.

Tardía, pero la justicia se inclinó en su favor.

Armida Ramírez, actualmente presa en una cárcel del Morelos por la desaparición y muerte de Edgar Álvarez Flores en un escándalo que involucró a la titular de la CONADE, Ana Gabriela Guevara, mismo que le costó la gubernatura de Sonora, deberá enfrentar de manera simultánea, un nuevo proceso por violencia familiar.

De acuerdo al proceso penal 279/2018 y seguimiento jurídico, esta mañana se da conocer de parte de un juzgado de Pacho Viejo que el señalado pasa de acusado a víctima.

Se dicta, por tanto: “auto de vinculación a proceso en contra de Armida Adriana Ramírez Corral por la posibilidad de que haya intervenido en la comisión de violencia familiar en su modalidad patrimonial y daños dolosos en agravio de Cuauhtémoc Mauro Velázquez Martínez”.

Sin un ¡Usted disculpe! de por medio y luego de cinco años de pleito legal y acusaciones en su contra por presunto desapego y no cubrir gastos de pensión a sus hijos, amén de la guerra mediática desatada por su pareja por el solo hecho de pretender incursionar en la política, la ley se puso de su lado. 

La contraparte, Armida Ramírez, madre de sus hijos y ex presidenta municipal de Xalapa, quien el 27 de julio del 2020 quedó detenida y vinculada a  proceso por homicidio, deberá enfrentar un nuevo delito.

El primero, como se señala líneas arriba por su presunta responsabilidad en el delito de desaparición de persona en agravio de Edgar Álvarez, el segundo por el daño provocado a su ex esposo Cuauhtémoc Velázquez.

La de Armida en realidad es una historia de desencuentros familiares, pleitos políticos y acciones delictivas.

El 21 de mayo, hace dos años,  Ana Gabriela y Armida –en presunta relación sentimental- fueron denunciadas por extorsión, chantaje y amenazas que un empresario interpuso en la fiscalía de Veracruz.

En ese entonces, Armida –a nombre de Ana Gabriela- le ofreció al empresario Carlos Donaciano Solórzano Pineda ser proveedor de servicios de alimentación a deportistas con la condición que entregara 150 mil pesos para obtener un contrato, y después otorgar 15% de la licitación concedida.

La empresa sujeta a chantaje, denominada Cocinas Industriales Multifuncionales de Calidad S.A. de C.V. (CIMCSA), las acusa de posible asociación delictuosa, cohecho, simular licitaciones y falsificación de documentos, esto tras presuntamente exigir cobros por la adjudicación de un contrato por 16.9 millones de pesos.

En el fondo queda al descubierto que Ana Gabriela Guevara, a través de Armida, exsíndica suplente de Xalapa, habría sobornado a dicha empresa, para que se les asignara de manera directa el contrato de suministro de alimentos para los atletas y entrenadores, con vigencia de agosto a diciembre de 2019. 

La denuncia que posteriormente se ampliaría ante Fiscalía General de la República, salpicaría a 5  personas más, todos funcionarios de la  Conade, Sergio Monroy, subdirector general; Omar Hernández, subdirector de administración; Eric Delgado Blas, encargado de proveedores; Maricela de la Cruz, coordinadora del área jurídica y Filiberto Otero Salas, titular del Órgano de Control Interno.

La que pagaría los platos rotos sería Armida quien es llevada a presión y la propia Ana Gabriela, quien no solo pierde el escalón rumbo a sus aspiraciones a ser gobernadora de Sonora, sino quedaría marcada como un corrupta más del gobierno de López Obrador.

En el daño colateral de los atropellos múltiples de Armida quedaría Cuauhtémoc Velázquez Martínez, quien se vio afectado en su vida familiar y política al recibir las embestidas mediáticas que le impidieron avanzar en sus aspiraciones de conducir los destinos del municipio de Xalapa. 

Cuauhtémoc aguantó vara y el tiempo le daría la razón. 

La imagen del otrora joven político a quien tocaría la enorme responsabilidad de “Destapar” a don Fernando Gutiérrez Barrios como candidato al Senado de la República, ésta mañana quedó limpia de las acusaciones de la controvertida Armida.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo

 

*Premio Nacional de Periodismo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.