Revelan que una de las periodistas asesinadas ayer en Cosoleacaque habría recibido amenazas de extorsión

Colegas y amigos de Yesenia Mollinedo Falconi, directora del portal El Veraz –quien este lunes fue asesinada en Cosoleacaque junto con Sheila Johana García Olivera, camarógrafa de ese medio digital–, revelaron a los diarios capitalinos EXCÉLSIOR y REFORMA que días antes de su muerte la periodista sureña se mostraba preocupada por presuntas amenazas de extorsión a su familia que se dedica al comercio.

No obstante, la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas solicitó a las autoridades que la actividad periodística de las ahora occisas sea la principal línea de investigación.

Mollinedo Falconi, de 45 años, y García Olivera, de 30, fueron atacadas por desconocidos antes de las 16:00 horas cuando, en un automóvil Ford Fiesta, se estacionaban frente a una tienda de conveniencia la calle Benito Juárez de la colonia Cerro Alto, en Cosoleacaque, en el sur de Veracruz.

Según testigos, dos sujetos armados a bordo de una motocicleta les dispararon a quemarropa en varias ocasiones; las comunicadoras quedaron recargadas una contra la otra en los asientos del piloto y el copiloto.

Yesenia murió al instante en el lugar del atentado y Sheila fue traslada al hospital local del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde pocos minutos después falleció. Según fuentes extraoficiales, ambas recibieron disparos en la cabeza.

Mollinedo Falconi tenía más de 15 años trabajando de reportera en la región; su hermano, Ramiro, también es periodista y representante del gremio en Cosoleacaque, gobernado por el priista Ponciano Vázquez Parissi, quien llegó al cargo postulado por la alianza PRI-PAN-PRD. En tanto, Sheila Johana se había incorporado al portal hacía apenas unos meses.

Aunque en la nota firmada por las corresponsales del diario LA JORNADA en Veracruz, Saida Chiñas y Eirinet Gómez, se asienta que “no hay antecedentes de que Yesenia hubiera recibido amenazas de muerte” y que en las publicaciones “de su portal daba cuenta, entre otros asuntos, de hechos de violencia que afectan la localidad y municipios de la zona serrana de Santa Marta, donde operan grupos de la delincuencia dedicados al robo de combustible”, otras versiones periodísticas aseguran lo contrario.

Por ejemplo, Lourdes López y Roxana Aguirre, corresponsales del diario EXCÉLSIOR en la entidad, publicaron que “de acuerdo con sus amigos cercanos, Yesenia esperaba con ilusión el 10 de mayo para festejarlo con su hija y con su madre, era un día especial y así lo comentó; sin embargo, también traía otra preocupación que sólo se la dijo a unos cuantos: había sido amenazada.”

“El objetivo era Yesenia, pero tocó que Sheila Johana, su compañera de batalla periodística, estaba también en el vehículo. Las balas que mataron a Yesenia también atravesaron e hirieron a Johana, quien todavía sobrevivió unos minutos, pero posteriormente murió cuando era atendida en un hospital.

“Alrededor de las 15 horas, ambas periodistas llegaron al estacionamiento de una tienda de conveniencia, estaban instaladas en el vehículo de Yesenia, un Ford Fiesta gris en el que se movían por la conurbación. Ambas cubrían información general.

“‘Nos pidió que le consiguiéramos los números del Batallón de Infantería. No dijo más, sí se le notaba preocupada. No quiso decirnos en ese momento de qué se trataba, sólo quedamos en ir a tomar un café para hablar sobre su preocupación, pero ya no pudimos vernos’, comentó uno de sus amigos”, refieren en su nota las reporteras de EXCÉLSIOR.

La misma versión da el diario REFORMA, cuyo reportero César Martínez cita que Yessenia Mollinedo Falconi, directora del portal informativo El Veraz, “había expresado a amigos temor por un tema de extorsión”.

Según la publicación de Grupo Reforma, el periodista Omar Vázquez, quien conocía a Mollinedo Falconi, refirió que semanas previas le había comentado que tenía miedo por dicha situación, sin dar más detalles.

 “En su familia son comerciantes; hace unos días a un compañero y a mí nos platicó (sobre la extorsión), a mí por llamada, quedamos de irnos a tomar un café porque no quería hablar el tema por teléfono”, comentó el comunicador veracruzano que fue entrevistado por el reportero de REFORMA.

“A grandes rasgos fue eso, que tenía un tema de inseguridad, el detalle es que los estaban amenazando, aquí es de los más común el derecho de piso, la extorsión; tengo entendido que venía por el tema del comercio”.

 El reportero Vázquez describió a su amiga Yesenia como una mujer aguerrida, ama de casa que dejó a una hija de más de 20 años de edad y a su madre, que dependía de ella económicamente.

 “Estamos desprotegidos, con temor, estamos a manos del hampa”, expresó el periodista veracruzano al reportero César Martínez, de REFORMA.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.