Suspende Hacienda recursos a Refinería de Dos Bocas; obra de Rocío Nahle, con sobrecosto y retrasada

La Secretaría de Hacienda le impuso un tope en el flujo de gasto al proyecto de construcción de la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco, por lo que desde hace cinco meses los contratistas no han cobrado un solo quinto, lo que empieza a cocinar un grave conflicto en esta mega obra que está en cuenta regresiva para su entrega el dos de julio.

En su muy leída columna, el periodista Darío Celis, del prestigiado diario El Financiero, revela que la construcción de la planta refinadora de Dos Bocas entró en una fase crítica por la falta de recursos, luego de que la Secretaría a cargo de Rogelio Ramírez de la O le puso bola negra a la secretaria Energía, Rocío Nahle, por un sobregiro en las estimaciones de la obra a su cargo.

Darío Celis explica con datos puntuales que Hacienda ya etiquetó a Dos Bocas como una obra “Redimensionada”, lo cual llevó a que le fuera suspendido el flujo para pagar a los contratistas que llevan ya cinco meses sin cobrar.

De acuerdo con la versión del columnista de El Financiero, son cuatro principales contratistas de la obra:  ICA-Fluor que encabeza Guadalupe Phillips; Techint, de Paolo Rocca; Samsung, que lleva Gabriel Parker, y Proyecta, de Daniel Flores.

En Veracruz y Tabasco hay empresarios que prestan servicios en subcontratación y que tampoco han cobrado por el efecto dominó por la falta de pagos en la obra.

Celis asegura en su columna que ante esta situación que se podría tornar aún más crítica, Rocío Nahle y su equipo le han empezado a meter tijera al proyecto cancelando algunas obras como la suspensión de la construcción e instalación de las dos monoboyas desde donde los barcos harán la carga y descarga de petróleo y derivados, así como las terminales de almacenamiento y reparto.

También asegura el columnista que todo indica que se pospondrá la construcción de la planta de alquilación, “que sirve para darle mayor octanaje a la gasolina que se produzca ahí, lo que hace suponer que su calidad no será muy buena…”

Entre otros datos relevantes aportados por Darío Celis, señala que el escalamiento del gasto en la obra ha resultado muy desproporcionado y que finalmente en la obra a cargo de Nahle terminarán invirtiéndose más de 14 mil millones de dólares, casi un 50 por ciento arriba de lo que originalmente se presupuestó.

NERVIOSISMO EN LA SENER

Por otra parte, el columnista Néstor Ojeda, de El Universal, publica hoy que “cuentan ya muchos que en la Secretaría de Energía se respira nerviosismo” y plantea la siguiente interrogante: “¿Qué es lo que tiene muy alterada a Rocío Nahle en la víspera de la entrega el 2 de julio la refinería de Dos Bocas? Será porque en por lo menos en dos ocasiones el presidente López Obrador le ha soltado: ‘¿Verdad Rocío que sí va a quedar la refinería para julio?’”.

Según la versión del periodista Ojeda, “dicen que son los muchos problemas que tiene la mega obra lo que le está quitando el sueño a la secretaria de Energía y que, según lo afirman los que la conocen, ha vuelto más virulento su ya de por sí carácter intolerante y explosivo”.

En el resto de su texto, el columnista de EL UNIVERSAL expone lo siguiente:

“De entrada, el costo de la obra se ha disparado hasta en un 45 por ciento de su proyecto original, de tal forma que, de los 8 mil millones de dólares iniciales la obra ya va por los 13 mil millones y contando. Según los enterados todo parece indicar que para el cierre de la obra bien se podría duplicar lo que originalmente se proyectó como inversión.

“Podría argumentarse que el costo de los materiales de alta especialidad importados, principalmente las piezas e ingenierías a base de acero, tuvieron ajustes a la alza por tratarse de compras en el mercado exterior; pero lo cierto es que en la Secretaria de Hacienda tienen otros datos.

“En Hacienda comentan que, más bien los costos de construcción de la refinería se dispararon de manera desproporcionada por descomunales yerros en la planeación realizada por el equipo que encabeza la secretaria de Energía.

“Por ese motivo se granjeó varias enemistadas con altos directivos de Petróleos Mexicanos al tomar decisiones sin consultar ni mucho menos conciliar, además de ignorar groseramente al director general de la petrolera, Octavio Romero Oropeza. De plano ya es pública e inocultable la confrontación del titular de Pemex con la responsable del sector energía, por diferencias de criterios para manejar la mega obra pero más por los modos y los desplantes de Nahle.

“En el último tramo de construcción de la obra ya se perfilan graves señalamientos desde distintas entidades de gobierno empezando por la Secretaria de Hacienda a la que Nahle no ha podido comprobar muchos de los gastos extraordinarios por supuestas compras y estudios de los que no existen respaldos técnicos ni documentales.

“En síntesis, la secretaria zacatecana perdió el control de la administración de la obra, y también tiene conflicto en el frente interno pues mantiene un clima ríspido y de creciente confrontación entre su propio equipo al que culpa del desorden y el evidente desaseo en el manejo de los millonarios recursos.

“Así pues , parece que Nahle vivirá su Waterloo en 2 de Julio. Los enterados dentro de la 4T dicen además que a Nahle se le juntarán las facturas por las enemistades cultivadas con esmero en el proceso de construcción de Dos Bocas.

“Sobre esto, sólo se debe recordar que Nahle encabezó, desde el inicio del proyecto, una revuelta institucional para evadir el cumplimiento de normatividades, como el estudio de impacto ambiental que entre otras cosas determina la viabilidad de la obra en términos de factibilidad de suelo, de tal manera que iniciado  el proceso de refinación –no hay fecha definida, se habla de por lo menos un año- es un misterio cómo responderá la mega estructura refinadora en un terreno ganado al pantano de esa parte del edén tabasqueño.

“Por lo que se ve se avecinan días aciagos a Doña Rocío”, concluye el texto del columnista de EL UNIVERSAL.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.