Se reunirá “Alito” Moreno con ex líderes del PRI; temen quedarse con una gubernatura en 2023

Ante la pérdida de 11 gubernaturas que ha resentido el priismo desde que en agosto de 2019 Alejandro Moreno Cárdenas asumió la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, el ex gobernador de Campeche confirmó ayer que el martes próximo entablará diálogo con sus antecesores líderes del partido tricolor, luego de que éstos le solicitaran una reunión para “reflexionar” sobre el futuro del Revolucionario Institucional.

El viernes pasado, 8 exdirigentes priistas le hicieron llegar a ‘Alito’ Moreno una carta en la que señalan que no es la primera ocasión que su partido atraviesa “situaciones complejas, e incluso, la adversidad”, pero puntualizando que actualmente el instituto político atraviesa un momento “especialmente delicado”.

“Es momento de sumar, de debatir y sobre todo de reflexionar por lo que en virtud de los últimos acontecimientos que atañen a nuestro instituto político y que sin exagerar pueden ser determinantes para su futuro (…) le solicitamos que a la brevedad podamos tener una reunión”, le exponen en la misiva firmada por Claudia Ruiz Massieu; Carolina Monroy del Mazo; Manlio Fabio Beltrones; César Camacho Quiroz; Pedro Joaquín Coldwell; Beatriz Paredes y Humberto Roque.

En la lista también figura el actual coordinador del grupo legislativo del PRI en el Senado, Miguel Ángel Osorio Chong. Y luego se adhirieron públicamente el tabasqueño Roberto Madrazo y la yucateca Dulce María Sauri.

En respuesta, a través de su cuenta de Twitter, ‘Alito’ Moreno confirmó que se reunirá en la sede nacional del PRI con sus antecesores el próximo martes 14 de junio, a las 10:00 horas.

Con ese motivo, en su mensaje en redes sociales, el líder nacional del tricolor afirmó que “nada es más importante que escuchar todas las voces y opiniones”, por lo que, dijo, “será grato reunirnos, como en otras ocasiones”.

Remarcó que el diálogo y la construcción de acuerdos es la premisa que guía a la actual dirigencia nacional del PRI.

En el PRI, reiteró, “se escucha a todas las voces, en un ánimo de construir la fortaleza del partido, a través de la unidad”.

La preocupación de los ex líderes priistas es que de las 14 gubernaturas que poseían hace tres años al inicio de la dirigencia del político campechano, luego de los comicios del pasado 5 de junio solamente se quedarán con tres –pues perdieron las de Hidalgo y Oaxaca, y ganaron Durango en alianza con el PAN y PRD–, pero el año próximo, en la antesala de la sucesión presidencial de 2024, estarán en riesgo las del Estado de México y Coahuila, dos entidades que Morena se apresta a ganar por primera vez, con las que el obradorismo sumaría 24 gobiernos estatales en total.

PEDIR PERDÓN A LOS MEXICANOS

Por su parte, la ex dirigente Dulce María Sauri dijo que “el PRI tiene que pedir perdón, tiene que ofrecerle un perdón a la sociedad mexicana, ofrecer una gran disculpa política por los errores cometidos”.

A su vez, la senadora Claudia Ruiz Massieu, también ex presidenta del Comité Ejecutivo Nacional, reconoció que el PRI está en una “situación muy difícil como partido y que nos obliga a tomar medidas más profundas”.

Ambas sugieren la renovación del liderazgo del partido y piden incluir en la alianza opositora a otros sectores de la sociedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.