A pesar del discurso, sigue uso de fracking en México

24 de abril de 2024 01:18
Luchas-medios-digitales-728x90-2-1

Agencia SPI Veracruz

Durante el presente año,  el Gobierno Federal asignó más de 15 mil millones de pesos para la extracción de hidrocarburos con la técnica de fracking o fractura hidráulica (en la región veracruzana), a pesar que los gobiernos de Morena prometieron erradicarla.

La Alianza Mexicana Contra el Fracking señaló que la Cámara de Diputados aprobó para este año 15 mil 2.12.6 millones de pesos, para los proyectos de Aceite y Gas en Lutitas y Aceite Terciario del Golfo (ATG- antes Paleocanal de Chicontepec), ambos proyectos abarcan territorio veracruzano.

Pemex incrementó en 219 por ciento el presupuesto para fracking este año, se trata de la mayor asignación de los últimos siete años. El presupuesto ejercido en el proyecto de lutitas en 2020 tuvo un crecimiento del 655 por ciento con respecto a 2017.

La organización señaló que este incremento contradijo el compromiso número 75 hecho por el presidente Andrés Manuel López Obrador al inicio de su administración.

“No usaremos métodos de extracción de materias primas que afecten la naturaleza y agoten las vertientes de agua como el fracking”, dijo un 27 de junio de 2019.

El proyecto Aceite y Gas en Lutitas recibirá este año 11 mil 657.3 millones de pesos, en contraste con los 2 millones 488.9 mil pesos asignados en 2021.

El proyecto dio inicio en 2013, cuyo objetivo es evaluar el potencial petrolero de hidrocarburos no convencionales y está previsto que concluya en diciembre de 2022.

Abarca parte de los estados de Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas y Veracruz, específicamente las provincias petroleras de Sabinas, Burro-Picachos, Burgos y Tampico-Misantla, donde se asientan comunidades indígenas, mestizas y campesinas.

En cuanto al Proyecto Aceite Terciario del Golfo, que inició el 1 de diciembre de 2002 y está previsto concluya el 31 de diciembre de 2031, se ubica en los estados de Puebla y Veracruz.

Incluye 29 campos productivos de aceite y gas asociado, y se divide en ocho sectores: Soledad-Coyotes, Aguafria Coapechaca, Tajin-Corralillo, Presidente Aleman-Furbero, Sitio-Tenexcuila, Amatitlán-Agua Nacida, Coyol Humapa y Miquetla-Miahuapan.

Este proyecto recibiría 3 mil 555.2 millones de pesos y por su geología, su explotación requiere del uso de fracking.

De los años 2020 a 2022 el Gobierno Federal ha asignado 31 mil 927.3 millones de pesos para fracking, esto es 83.6 por ciento más que lo asignado durante los tres años anteriores (2017, 2018 y 2019).

Alianza Mexicana Contra el fracking afirmó que es indispensable y apremiante que el Ejecutivo federal deje de proponer asignaciones presupuestarias para proyectos de fracking y que la Cámara de Diputados deje de aprobar presupuesto previsto para dichas actividades.

Además de que el Poder Legislativo se comprometa a prohibirlo legalmente, en línea con las más de ocho iniciativas de prohibición que fueron promovidas por diversos Grupos Parlamentarios (PRD, PT, MC, PAN y Morena) en ambas Cámaras durante la pasada LXIV Legislatura.