Acumulan pruebas que hunden a Genaro García Luna, titular de la SSP con el ex presidente Calderón

La Fiscalía de Nueva York informó que obtuvo documentos, correos electrónicos e incluso mensajes de WhatsApp de la computadora Mac de Genaro García Luna, quien se desempeñó como secretario de Seguridad Pública durante el sexenio del ex presidente Felipe Calderón y actualmente se encuentra preso en Nueva York acusado de narcotráfico.

El portal de Aristegui Noticias publicó este domingo que de acuerdo con un oficio que la Fiscalía envío a la Corte Federal de Distrito Este de Nueva York, donde se procesa judicialmente el caso del ex jefe policiaco calderonista, la evidencia con la que cuentan los fiscales incluye documentación aportada por el gobierno mexicano, así como por los bancos estadounidenses Bank of America, Citibank, Wells Fargo, el británico United Bank y el español Sabadell, de Cataluña, España.

Los fiscales solicitaron al juez Brian Cogan que mantenga en reserva el material, que hasta el momento acumula más de un millón de documentos y audios, en tanto no se desarrolle el juicio programado para el 24 de octubre de este año.

Según la versión periodística, en el escrito enviado al juzgado se da cuenta de 27 nuevas evidencias en el caso, entre las que destacan las comunicaciones personales de García Luna, así como documentos de bufetes de abogados, compañías hipotecarias e incluso de universidades.

La carta está firmada por el fiscal estadounidense Breon Peace, así como por los fiscales Ryan Harris, Saritha Komatirredy, Erin Reid, Philip Pilmar y Marietou Diouf.

Los hallazgos también se comunicaron el pasado viernes al abogado del exfuncionario, Cesar de Castro, a quien le solicitan además que entregue los archivos en su poder.

La próxima semana el juez Cogan realizará una vista con las partes, en la que preguntará por los avances del caso, con el fin de decidir si se mantiene la apertura de juicio en octubre o si se requiere otra fecha.

El juzgador también deberá decidir sobre la petición de los fiscales de guardar el anonimato de los miembros del jurado, con el fin de proteger su integridad, además de que se solicita para ellos vigilancia policial.

García Luna está acusado de haber utilizado su poder como funcionario público para exportar cocaína en complicidad con el Cártel de Sinaloa, a cambio de haber recibido sobornos multimillonarios.

El pasado 9 de febrero, el periodista Jesús Esquivel aseguró en Aristegui en Vivo que los fiscales del Departamento de Justicia de Estados Unidos están armando lo que parece ser la estrategia que aplicarán el próximo mes de octubre en el juicio de Genaro García Luna.

Señaló que el fiscal Harris, encargado del caso de Iván Reyes Arzate, uno de los aliados más importantes de García Luna durante el sexenio de Peña Nieto, le recomendó al juez Brian Cogan, que al expolicía federal mexicano lo sentencie a 10 años de prisión.