Acusa Evo Morales al presidente Luis Arce de orquestar ‘autogolpe’ para ganar puntos políticos

El ex Presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó al mandatario actual Luis Arce de engañar al pueblo boliviano al orquestar un “autogolpe” esta semana, con el fin de ganar puntos políticos entre el electorado en medio de disputas en el partido de gobierno con miras a los próximos comicios.

“Lucho (Luis Arce) faltó el respeto a la verdad, nos engañó, mintió, no sólo al pueblo boliviano, sino al mundo entero”, indicó el ex gobernante (2006-2019) en su programa dominical difundido por la radio Kausachun Coca.

Morales estuvo inicialmente entre las voces más poderosas del país andino que dijeron que aproximadamente 200 miembros del ejército que marcharon hacia el Palacio de Gobierno de Bolivia junto con vehículos blindados el miércoles habían intentado un “golpe de Estado”.

Pero, este domingo, Morales se sumó a otros que creen que el propio Arce orquestó un “autogolpe” para ganarse la simpatía de los bolivianos en un momento en que su popularidad es extremadamente baja.

Sin embargo, el Presidente Arce rechazó las acusaciones de Evo en una publicación que hizo más tarde en la red social X, antes Twitter.

“Evo Morales, ¡no te equivoques una vez más! Claramente lo que ocurrió el 26 de junio fue un Golpe Militar Fallido en Bolivia. ¡No te pongas del lado del fascismo que niega lo ocurrido!”, escribió el Mandatario.

Los responsables que buscaron tomar el poder por las armas, están siendo procesados y serán juzgado, como fue el caso de los golpistas de 2019.

La movilización de los militares el miércoles de la semana anterior sumió al país en el caos político por varias horas, hasta que la cúpula fue destituida y reemplazada por nuevos mandos nombrados por el Mandatario boliviano.

El sábado, el General Juan José Zúñiga, el ex jefe militar que encabezó el fallido intento de golpe de Estado, dijo que “en algún momento se sabrá la verdad” sobre esos hechos cuando era trasladado a un penal de alta seguridad en las afueras de La Paz. En total, la policía detuvo a 21 personas en relación con esos acontecimientos.

El Ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, dijo en una entrevista en el canal estatal que “según Evo, si no hay muertos, no hay golpe de Estado”.

Morales tiene un fuerte apoyo de los cocaleros en el centro de Bolivia y de sindicatos campesinos. Arce, a su vez, recibió el apoyo de su entorno, pero también críticas desde la oposición que cuestiona el posible golpe fallido.

Las disputas entre los dos líderes del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) se agudizaron después de que Morales anunció su intención de postularse a las elecciones de 2025, en las que Arce podría buscar un segundo mandato. Inclusive, los analistas señalan que el gobernante ya está en campaña.

En una reciente entrevista con la agencia de noticias The Associated Press (AP), Arce reconoció que tiene “diferencias con el compañero Evo (Morales)”, a quien dijo que llamó el mismo miércoles para advertirle que se pusiera a buen recaudo.

“Nuestras diferencias tienen que ver sobre quiénes son dueños del instrumento político (MAS). Para nosotros son las organizaciones sociales, para Evo él es el dueño y por eso sus ataques” al Gobierno, señaló Arce.

Con información del diario REFORMA.