Al pie de la letra


Banner-970-250

ALPIE12MAYO2024

AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

* PEPE, 2 ENCUESTAS A FAVOR; NAHLE, 1

En el primer debate, Rocío Nahle cometió el error de dejar con la mano extendida al priista Pepe Yunes, su principal adversario, quien caballeroso había intentado saludarla cuando la candidata de Morena se dirigía a ocupar el podio que le habían asignado.

 

Su participación en ese primer episodio pasó a segundo término, pues la principal narrativa en las redes sociales y en los medios de comunicación no se centró en sus propuestas y respuestas a los aguijonazos que recibió del candidato del frente opositor, sino su descortesía hacia éste, lo que le acarreó abucheos y rechiflas de los reporteros y fotógrafos asistentes.

 

Ayer, de nueva cuenta, fue criticada pero ahora por no presentarse a la fotografía oficial ante la prensa veracruzana con los dos candidatos y consejeros del OPLE-Ver, lo que se consideró una falta de respeto, pues ya sabían que se encontraba en las instalaciones el World Trade Center (WTC) de Boca del Río, desde donde se hizo la transmisión televisiva del debate.

 

Según versiones de uno de sus operadores políticos más cercanos, Nahle llegó malhumorada al último encuentro con los abanderados del PRI-PAN-PRD y Movimiento Ciudadano, pues tres horas antes le habrían mostrado una encuesta de consumo interno que presuntamente la sitúa 6 puntos debajo de Yunes Zorrilla, a lo que se habría sumado también una fuerte discusión con su esposo José Luis Peña.

 

Sin embargo, durante el debate mostró entereza y en su última participación, aunque convocó a los veracruzanos a votar el próximo 2 de junio, presumió que su triunfo ya estaba asegurado porque “llevo más de 20 puntos de ventaja y después de este debate con seguridad llego a 30 puntos”, a lo que el priista le reviró en su oportunidad: “A ver quién es la preocupada por cómo están las encuestas después de esa afirmación (…) Veracruz no merece gobiernos corruptos y la candidata de Zacatecas representa la corrupción”.

 

En las encuestas que circularon anoche sobre quién presentó las mejores propuestas o fue el ganador del debate, Pepe Yunes salía arriba en la de Massive Caller con 52.7% y en la de Electoralia con 49%, contra 40.5 y 43% de Nahle.

 

Y en cuanto a la pregunta de quién cree que va a ganar la elección, el 52.5% de los entrevistados que vieron el debate dijeron a Massive Caller que el priista, y el 43.1% aseguró que la candidata de Morena.

 

Según el sondeo de esta encuestadora, 83.3% reafirmó la preferencia que tenía; 9.2% no había decidido, pero después de escucharlos se decidió por alguno de ellos, y 7.5% cambió por otro candidato.

 

El 53.0% de los que cambiaron el sentido de su voto y dijeron que vieron el debate, lo hicieron por Pepe Yunes, mientras que el 41.5% respondieron que por Nahle.

 

Según la encuesta de Electoralia, 78% confirmó su intención de voto y 22% lo cambió.

48% lo cambio a favor de Yunes Zorrilla y 43% de la morenista.

 

Sin embargo, la encuestadora Demotáctica dio como ganadora del debate a Nahle con 48.25% contra 33.84% de Pepe Yunes; el 54.70% de los entrevistados aseguraron que las mejores propuestas fueron de la candidata de Morena y al 31.50% les parecieron mejor las del político peroteño.

 

 

EL ‘TRANSFORMER’ DE CHONTLA

 

En junio de 2021, Néstor Sosa Peña cobró notoriedad porque fue uno de los pocos candidatos priistas que lograron ganar las elecciones en apenas 22 de los 212 municipios del estado. Además, a sus 26 años de edad, se perfilaba como el alcalde más joven de Veracruz.

 

Impuso como lema de su administración municipal “Hagámoslo diferente”, pero en menos de un año fue exhibido que era más de lo mismo.

 

El 12 de octubre de 2022, la síndica única Arlette Trinidad Chávez lo denunció ante el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEEV) por violencia política de género. Acusó actos y omisiones por parte del munícipe que obstaculizaban el ejercicio de su cargo.

 

“Por esta razón y considerando los innumerables actos de discriminación, violencia física, verbal y psicológica de los que he sido víctima durante meses, es que decido alzar la voz, porque antes de ser servidora pública soy mujer y, como tal, exijo reconocimiento, goce, ejercicio y protección de todos mis derechos, así como de las libertades consagradas por los instrumentos regionales e internacionales sobre derechos humanos”, argumentó.

 

Con número de expediente TEV-JDC-571/2022, el 13 de octubre de 2022, por unanimidad de votos, las Magistradas y el Magistrado integrantes del TEEV declararon procedentes las medidas de protección a favor de la síndica, ordenando y vinculando a las autoridades del Estado de Veracruz con la finalidad de salvaguardar sus derechos políticos electorales y proteger su integridad física.

 

Con este antecedente a cuestas, al año siguiente, en diciembre de 2023, Sosa Peña fue uno de los 800 priistas que renunciaron al partido tricolor encabezados por la diputada Anilú Ingram, quien paradójicamente desde el Congreso local había estado impulsando iniciativas de ley para erradicar la violencia en contra de las mujeres veracruzanas.

 

Y ahora ambos se han sumado a la candidatura de la morenista Rocío Nahle, quien en su campaña por la gubernatura se viene quejando casualmente de ser víctima también de violencia política por las denuncias que sus adversarios han venido desplegando en las redes sociales y medios de comunicación por su presunto enriquecimiento inexplicable durante su desempeño como secretaria de Energía en el presente sexenio.

 

En su carta de renuncia entregada el 19 de diciembre pasado al Comité Directivo Estatal del partido que lo llevó al poder, el edil del municipio del norte del estado resaltó que “me voy del PRI porque para seguir construyendo un mejor Chontla, un mejor Veracruz y un gran país, se necesita una oferta política sin simulación y sin decisiones cupulares de las que hemos sido víctima los propios servidores públicos emanados del partido”.

 

 

Sin embargo, tal parece que algunos vicios del priismo no los ha podido superar, pues la semana anterior se difundió en redes sociales un video en el que se observan a policías municipales descargar en una super bodega miles de despensas que bajan de un camión materialista, las cuales se presume que el edil neomorenista utilizará para la “compra del voto” a favor de los candidatos de su nuevo partido.

 

Además, sus malquerientes deducen que el alcalde de Chontla seguramente no teme ser sancionado por la autoridad electoral, pues coincidentemente su hermana Lud Irene Sosa Peña preside el Consejo Distrital 02 del OPLE, con sede en Tantoyuca.