AMLO: EU no acepta investigación conjunta sobre maíz transgénico


Banner-970-250

Estados Unidos no ha aceptado llevar a cabo una investigación conjunta con México sobre el uso de maíz transgénico para consumo humano, declaró el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina.

“Les hemos planteado que de manera conjunta hagamos la investigación para que ni en México ni en Estados Unidos se consuma maíz extranjero y hasta ahora no lo han aceptado”, expresó López Obrador al ser cuestionado sobre la defensa de Estados Unidos en un panel de expertos, donde aseguró que el maíz transgénico no daña la salud.

El mandatario defendió la prohibición de maíz amarillo importado para consumo doméstico en México.

“Se estableció que no se puede utilizar maíz amarillo de importación para uso o consumo doméstico y eso es lo que se está aplicando en nuestro país para las tortillas, para los tamales, para todo lo que se hace con maíz”, aseguró.

“El maíz es la base de nuestra alimentación. Sin maíz no hay país. Es una planta bendita. Siempre maíz blanco. Además, somos autosuficientes en maíz blanco”, agregó.

López Obrador acusó que la medida disgusta a los importadores de maíz extranjero. Además, cuestionó los estudios de las empresas relacionadas con el tema y sugirió posibles conflictos de interés.

“Entonces ellos sí pueden hacer sus estudios, porque imagínense las empresas que están detrás de esto. Investiguen, porque en todo hay preferencias. Son empresas tan poderosas que llegan a incluir para la designación de los premios Nobel”.

Estados Unidos exhibe a México por prohibición al maíz transgénico

El gobierno de Estados Unidos denunció que México sigue sin demostrar que su prohibición al maíz transgénico tenga sustento científico.

En un recurso ante un panel del T-MEC, señaló que los argumentos de México se basan en dos artículos de revistas poco conocidas.

“México ignora los más de 200 tipos de maíz transgénico autorizados por reguladores y evaluaciones de seguridad que los respaldan”, advirtió Estados Unidos, acusando que las políticas mexicanas contra transgénicos violan el T-MEC al no tener sustento científico.

Incluso señaló errores en la respuesta previa de México ante el panel.

Estados Unidos enlistó señalamientos como que México no realizó una evaluación de riesgos válida, confunde transgénicos con alimentos ultraprocesados y no presenta evidencia de efectos adversos para la salud.

Con información de Reforma.