Anuncia MAYL ‘carpeta guinda’ y amaga: ‘no nos doblarán, sabemos cobrar y les pasaremos la cuenta’


Banner-970-250

Miguel Ángel Yunes Linares, ex gobernador de Veracruz y actual candidato a senador suplente por la coalición PAN-PRI-PRD, calificó como “un cuento” la llamada “Carpeta Azul” a la que en distintas ocasiones se han referido sus adversarios –principalmente los líderes y gobernantes de Morena– para decir que es investigado penalmente.

Este lunes, en conferencia de prensa, el ex mandatario panista explicó que esa versión fue creada hace aproximadamente una década por Morena y que recientemente “la candidata de Zacatecas” la usó para agredirlo en un debate y posteriormente en una entrevista sin que viniera al caso.

Comentó que él no estaba “invitado a la fiesta” (intercambio de acusaciones o señalamientos en medio del proceso electoral) pero dijo que como ahora ve que sí lo está, “pues entonces a cantar y a bailar todos; también ella”.

Indicó que el tema de la carpeta azul tomó fuerza en el 2017 cuando un escándalo de corrupción afectó al hoy presidente Andrés Manuel López Obrador; “me refiero a los videos de Eva Cadena recibiendo recursos ilícitos para la campaña, Eva Cadena representante de Rocío Nahle, no se nos olvide”.

Tras mostrar 20 segundos del video en donde se ve a Eva Cadena recibiendo dinero sostuvo que a partir de ese momento en lugar de explicar la razón y origen del dinero ilícito iniciaron una estrategia de comunicación tratando de convertir la carpeta azul en una sentencia condenatoria.

“Es una compilación de denuncias sin sustento, afirmaciones sin ninguna prueba, ocurrencias y muchísimos recortes periodísticos de notas que ellos mismos mandaron publicar, dentro de quienes me denunciaron se encuentran personajes tan honorables como Javier Duarte, César del Ángel, ya fallecido, Manuel Espino, entre otros”.

Además, contiene denuncias de organismos “tan imparciales” como la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF); y la Procuraduría Fiscal que “solo investigan a adversarios de Morena”.

La carpeta referida se compone de 126 hojas “cuya lectura no recomiendo” porque se perderá “miserablemente” el tiempo, por lo que les sugirió a los reporteros presentes que mejor leyeran una novela de ficción.

Aseguró que, pese a que nunca ha sido citado por la Fiscalía, se puso a disposición de las autoridades y solicitó se determinara jurídicamente si era culpable por algún hecho ilícito y si lo era que procedieran como la ley lo dispone.

 “Y después de varios años de investigaciones, estudios, análisis, peritajes, valoración de pruebas y demás trámites llegó a una conclusión, la conclusión es que no existe ningún delito y por lo tanto se determinó el no ejercicio de la acción penal, esto significa que ni yo ni nadie cometimos ningún delito”.

Lo anterior, agregó, le fue notificado por la Fiscalía General de la República (FGR) desde el 12 de abril del 2023 mediante el oficio 3/103/2023 (lo muestra de forma digital) algo que no informó el año pasado porque el asunto le parece “tan estúpido” que no quiso perder el tiempo.

 Empero advirtió que “lo que viene ahora es la carpeta guinda con decenas de denuncias documentadas sobre enriquecimiento ilícito; operaciones con recursos de procedencia ilícita; uso de recursos públicos para apoyar a los candidatos de Morena, funcionarios millonarios del Bienestar; agresiones a mujeres; acoso sexual; carpeta guinda es lo que viene en el futuro”.

Al preguntarle contra quiénes son esas denuncias de la “Carpeta Guinda”, Yunes Linares respondió que se trata de querellas presentadas en contra de Rocío Nahle; las de acoso sexual son en contra de quien identificó como “Lord Fentanilo” y otras que se presentarán esta semana en contra de personas que trabajan en la Secretaría del Bienestar y que declararon ingresos en un año por 10 millones de pesos y otra por 30 millones de pesos cuando ganan 12 mil pesos al mes; unas más en contra del gobierno estatal por desviar recursos para apoyar la campaña de Rocío Nahle; y en contra del alcalde con licencia de Martínez de la Torre.

Por otra parte, se refirió a las acusaciones públicas que se han hecho en contra de él por adquirir cámaras de videovigilancia cuando gobernó la entidad veracruzana de 2016 a 2018, y responsabilizó directamente a su sucesor, el morenista Cuitláhuac García, de no haber procedido conforme a derecho para sancionar económicamente a la empresa contratada.

Detalló que, al concluir su gobierno, la compañía con la que se firmó un contrato no había podido conectar un “número pequeño de cámaras” por lo que le dieron un plazo a la compañía y se rescindió el contrato en la parte no ejecutada para que la nueva administración pudiera negociar la conclusión, algo que sucedió como lo ha informado el actual gobernador.

Explicó que en el contrato suscrito se estableció una sanción económica para la empresa por cada día transcurrido sin que se conectaran las cámaras restantes, por lo que hasta la fecha se hubieran podido recuperar más de 200 millones de pesos, pero el señaló que el gobierno de García Jiménez no lo ha hecho.

Finalmente puntualizó que ellos –él y sus hijos Miguel Ángel y Fernando Yunes Márquez, uno candidato propietario a senador y el otro a diputado local plurinominal– no tienen nada que ocultar, afirmó que no son “débiles” y que nunca se doblan ni se quiebran, pero que sobre todo saben “cobrar”, y si continúan con esas acusaciones llegará el momento en que “les pasaremos la cuenta”. Y aunque dijo que no confía en la Fiscalía General del Estado, sin embargo expresó que cree que las cosas pueden cambiar.

Con información de XEU NOTICIAS