Anuncian PAN y PRD suspensión temporal de la coalición legislativa y electoral con el PRI


Banner-970-250
  • Solicitan a priista si habrán de honrar la plataforma electoral común que suscribieron en 2021
  • La iniciativa presentada pone en riesgo la militarización del paìs

Arturo García Caudillo, Agencia Libertad ANI (México 07 septiembre).- Las dirigencias nacionales del PAN y el PRD anunciaron la suspensión temporal de la  coalición legislativa y electoral con el PRI, hasta en tanto, no defina con claridad si habrá de honrar la plataforma electoral común de la coalición Va por México firmada en 2021 y la moratoria constitucional que se suscribió en junio del presente año, ya que la iniciativa de extender hasta 2028 la militarización del país es una irresponsabilidad y aún más se corre el riesgo de que sigamos viviendo en la inconstitucionalidad.

Marko Cortés Mendoza y Jesús Zambrano Grijalba, expusieron que ambas son, además, completamente coincidentes con diversas organizaciones de derechos humanos, tanto nacionales como internacionales, que hoy han levantado la voz frente a la peligrosa militarización que se está dando en nuestro país.

Consideraron que ante la iniciativa de reforma constitucional presentada por la diputada priista Yolanda de la Torre, que prorroga hasta 2028 la militarización del país, “expresamos nuestra sorpresa y profunda inconformidad, y le solicitamos a la dirigencia nacional del PRI que re valore y honre la plataforma electoral común a la que se comprometió, así como el reciente compromiso suscrito de la moratoria constitucional.”

En un pronunciamiento conjunto, los Partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática advirtieron que prorrogar la militarización del país hasta el 2028 es también es prolongar la inconstitucionalidad de las leyes que los partidos de la coalición han votado en contra.

Advirtieron que esta propuesta difiere que se enfrente y resuelva de fondo el problema de la creciente inseguridad, con una auténtica policía civil no militar, que sí salvaguarde la seguridad pública. “Hemos insistido que en materia de seguridad pública, la intervención militar debe ser por tiempo limitado y únicamente en los casos en que las policías civiles se vean superadas”, aseveraron.

Por lo tanto, consideraron que prorrogar la militarización del país es una tremenda irresponsabilidad, ya que implica transferir a las fuerzas armadas responsabilidades que no les corresponden.

Reconocemos, expresaron, al igual que la mayoría del pueblo de México, sus aportaciones históricas al país y no queremos que sean culpadas por la ciudadanía ante el fracaso de la estrategia de seguridad del actual gobierno.

En relación con la iniciativa de reforma constitucional presentada por el PRI en el contexto de la militarización del país, dijeron que al inicio de este sexenio los partidos opositores aprobamos la reforma constitucional que creaba la Guardia Nacional con un mando civil y acompañamiento militar hasta por cinco años. Esto con el fin de fortalecer una policía civil con suficiente estructura, capacidad y cobertura territorial, añadieron.

A tres años y medio de creada, la Guardia Nacional, subrayaron, tiene un mando militar y también la gran mayoría de sus integrantes son militares, en una clara violación al mandato constitucional. Recordaron que en este tiempo se desmanteló a la anterior policía federal, en lugar de crear y fortalecer una policía nacional civil, bien pagada, equipada y organizada, como era el espíritu original.

Afirmaron que hoy México vive los más altos niveles de violencia, inseguridad y terror de los que se tenga memoria. Además, continuaron, las elecciones federales y estatales de 2021 fueron enormemente violentas y en ellas hubo una clara participación del crimen organizado.

En su mensaje mencionaron que esto se ha debido, entre otras cosas, a la desaparición de la policía federal y el debilitamiento de las policías estatales y municipales, así como a la fallida estrategia de los “abrazos”, promovida por este gobierno. La militarización de la Guardia Nacional no ha podido evitar la violencia desbordada que padece México.

Hacemos un respetuoso y responsable llamado a la dirigencia nacional del PRI y a sus legisladores para que, más allá de coyunturas políticas e incluso personales, asuman con total responsabilidad la difícil situación que estamos viviendo y privilegien el interés superior de la Nación, expresando con toda claridad su rotundo rechazo y votando en contra de que continúe la militarización del país.

Señalaron a los legisladores y dirigentes del PRI que la coalición legislativa Va por México tiene el mandato popular de millones de mexicanos y que no se debe poner en riesgo la posibilidad de una alternativa electoral rumbo al 2024, lo cual sería una enorme irresponsabilidad ante los ciudadanos y, más aún, ante las próximas generaciones.

Recordaron que desde la pasada legislatura los partidos opositores han presentado controversias y acciones de inconstitucionalidad, debido a la actuación fuera del marco legal de la Guardia Nacional.

En paralelo, y ante la exigencia de muchos grupos de la sociedad civil y con la convicción de que era necesario sumar esfuerzos para frenar al régimen autoritario que se está construyendo, externaron, los partidos opositores dejamos de lado nuestras claras diferencias y conformamos la coalición Va por México.

Cortés Mendoza y Zambrano Grijalva hicieron notar que en 2021 la coalición Va por México se comprometió y firmó frente a la sociedad civil una agenda electoral y legislativa clara para cuidar a nuestro país, la democracia, las instituciones, los equilibrios y el Instituto Nacional Electoral, así como evitar la militarización del país.

En junio pasado, abundaron, la coalición legislativa Va por México refrendó su compromiso de ponerle un alto a Morena y a la destrucción del país, y suscribió la moratoria constitucional, particularmente para cuidar al INE y evitar que continúe la militarización del país.

Ante la iniciativa de reforma constitucional presentada por la diputada priista Yolanda de la Torre, que prorroga hasta 2028 la militarización del país, “expresamos nuestra sorpresa y profunda inconformidad, y le solicitamos a la dirigencia nacional del PRI que re valore y honre la plataforma electoral común a la que se comprometió, así como el reciente compromiso suscrito de la moratoria constitucional.”

Prorrogar la militarización del país hasta el 2028, advirtieron, es también prolongar la inconstitucionalidad de las leyes que los partidos de la coalición han votado en contra.

Es diferir, comentaron, que se enfrente y resuelva de fondo el problema de la creciente inseguridad, con una auténtica policía civil no militar, que sí salvaguarde la seguridad pública. Siempre hemos insistido en que, en materia de seguridad pública, la intervención militar debe ser por tiempo limitado y únicamente en los casos en que las policías civiles se vean superadas, sostuvieron.

Por lo tanto, establecieron, que prorrogar la militarización del país es una tremenda irresponsabilidad, ya que implica transferir a las fuerzas armadas responsabilidades que no les corresponden. Nosotros reconocemos, añadieron, al igual que la mayoría del pueblo de México, sus aportaciones históricas al país y no queremos que sean culpadas por la ciudadanía ante el fracaso de la estrategia de seguridad del actual gobierno.